Fiscal cita a Marcos Iberkleid por enriquecimiento ilícito

El vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que el exdueño de Ametex tiene cuentas pendientes por deudas con el Estado y con empresarios privados.
jueves, 23 de junio de 2016 · 00:00
Página Siete /La Paz

El fiscal anticorrupción José Fernando Villarroel citó al exdueño de Ametex, Marcos Iberkleid, y familiares para que declaren en una investigación por enriquecimiento ilícito iniciada por el Ministerio Público.

 La orden, publicada mediante edicto el 17 de junio en  el diario gubernamental Cambio,  fue emitida por José Fernando Villarroel, fiscal de materia, asignado a la Fiscalía especializada en delitos de corrupción. El Ministerio de Trabajo también colgó en su página web la citación.

"El fiscal Dr. José Fernando Villarroel, Fiscal de Materia, asignado a la Fiscalía Especializada en Persecución de Delitos de Corrupción del Departamento de La Paz convoca, mediante orden de citación, a Marcos Iberkleid Ungerson, Wolf Iberkleid Ungerson, José Iberkleid Ungerson y Patricia Tova Salmón de Iberkleid, dentro del proceso penal que les sigue el Ministerio Público por la presunta comisión del delito de enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado (art. 28 de la Ley 004)”, precisa.

El proceso penal fue iniciado por la Fiscalía a denuncia de Germán   Prudencio Taboada Párraga, quien  figura como director de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Empresas, según su  página web.

 El fiscal Villarroel emitió cuatro citatorios contra cada una de las personas nombradas  para que  presenten su declaración informativa en calidad de sindicados en las investigaciones que efectúa el Ministerio Público por ilícitos denunciados en la Fiscalía de  La Paz.

En caso de  incumplimiento se expedirá una orden de aprehensión, de acuerdo con la previsión legal, señalan los citatorios.

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, dijo que Marcos Iberkleid tiene varias cuentas pendientes con la justicia por deudas con compañías privadas y con el Estado. 

 El empresario fundó  en  1996  la empresa América Textil (Ametex), que nació con el objetivo de exportar prendas textiles de calidad a EEUU. Sus   grandes compradores en EEUU eran  Tomy Hilfiger, Polo, Náutica y Lee.

Según una reseña publicada por la Fundación Milenio,  la crisis que desencadenó el atentado en las Torres Gemelas de Nueva York, en septiembre de 2001, fue un llamado de atención a los planes y programas de Ametex. Los compradores de los productos textiles decretaron un período de espera que  afectó a la textilera; ese gigantesco mercado era reacio a adquirir productos extranjeros luego del 11-S. 

El problema se agravó cuando en 2008 se suspendió el ATPDEA, lo cual implicó que los  textiles perdieran su ventaja competitiva. El pago obligado de aranceles para la exportación a EEUU eliminó la rentabilidad esperada por Ametex, señala Milenio en su análisis.

En diciembre de 2013, el Gobierno firmó  un decreto de fideicomiso por 104 millones de bolivianos para la compra de cinco fábricas de Ametex para Enatex.  

En una entrevista con Página Siete el  19 de junio de 2012,  Iberkleid  informó que el patrimonio de la empresa  llegaba a 52 millones de dólares y sus deudas ascendían a 43 millones. El valor en mercado de Ametex era de  13 millones de dólares. 
 
Crisis por el cierre del ATPDEA y atrasos en los Cedeim

La situación financiera de Ametex se agravó ante las limitaciones para exportar tras el cierre del ATPDEA y el atraso  de la devolución de los Certificados de Reintegro Arancelario (CRA) y el Certificado de Devolución de Impuestos (Cedeim), según un análisis de la Fundación Milenio en 2013.

 Estos documentos  son negociados y obtenidos con dificultad, debido a la burocracia estatal, señalaba la entidad.  "Ésa fue la situación de Ametex a partir de 2009, frente a un mercado que ya no le facilitaba el acceso gratuito de sus productos y de un Estado deudor que obligaba a la empresa a incumplir sus compromisos financieros frente a sus accionistas, entre los que se cuenta a las administradoras de fondos de pensiones”, sostiene el análisis.   

Esta situación llevó a la textilera  a obtener calificaciones internacionales de riesgo cada vez más preocupantes hasta que fue declarada como una empresa CCC  o sin capacidad de pago de capital e intereses en los plazos pactados, según la evaluadora Fitch Ratings.

En 2010, Ametex tenía una deuda de  411 millones de bolivianos  con un activo de 509 millones de bolivianos.

Entró en crisis, pese  al financiamiento, hasta diciembre de 2009, del 100%  de los aranceles mediante un crédito a 10 años de hasta 2,9 millones dispuesto por el Gobierno. La exportadora de textiles  contaba con 2.275 empleados y subcontrataba 17 talleres textiles.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

62
1

Comentarios