Fitch Ratings rebaja nota de riesgo del país a BB- estable

La compañía alerta sobre la caída de los precios del gas natural y afirma que el déficit fiscal crecerá hasta 6% hasta 2018; también subirá la deuda pública.
jueves, 14 de julio de 2016 · 00:00
Página Siete/ La Paz

Fitch Ratings rebajó la calificación de riesgo crediticio de Bolivia de BB a BB- Estable, en un  informe emitido ayer en Nueva York.

A su vez, el reporte señala que  las calificaciones de emisión de los bonos extranjeros y locales senior no garantizados de Bolivia también han sido degradadas a BB- desde BB. 

El techo país ha sido degradado a BB- desde BB y la calificación en  moneda extranjera a corto plazo  se afirma en B, según las evaluaciones publicadas por la compañía especializada. 

Fundamentos

Fitch Ratings sostiene que la rebaja de la calificación de Bolivia refleja  factores clave de ponderación. 

En primer lugar,  un escenario con  perspectivas de precios del gas más débil y porque "la respuesta política del Gobierno ha dado lugar a grandes ‘déficits gemelos’ en Bolivia”. 

En economía, se denomina así a la aparición simultánea de los déficits fiscal (la diferencia negativa entre ingresos y gastos públicos) y comercial (más importaciones que exportaciones). 

Según la Calificadora de Riesgo, los  amortiguadores fiscales y externos  ofrecen flexibilidad política para acomodar el choque externo, pero es probable que sigan disminuyendo a un ritmo rápido.


También observa que las  finanzas públicas se enfrentan a un choque de ingresos, ya que los precios del gas han caído por debajo de los niveles esperados hace un año. 

El déficit del sector público no financiero aumentó a 6,9% del PIB en 2015 desde el 3,4% en 2014, por encima de la previsión oficial de mitad de año del 4,1%. 

La brecha fiscal de las administraciones públicas se incrementó hasta el 4,5% del PIB en 2015, por encima de las estimaciones previas de Fitch. 

El gasto corriente también aumentó (impulsado por los salarios), pero fue parcialmente compensado por un  gasto de capital inferior. 

En línea con las proyecciones oficiales, Fitch espera que "el déficit público (fiscal) va a seguir subiendo a un promedio de 6% del PIB entre 2016 y 2018, muy por encima de la mediana BB del 3,8%, ya que el gasto de capital en proyectos de desarrollo y las  presiones de gasto corriente persisten”.

Fitch espera que la brecha fiscal sea financiada en parte por la reducción de las tenencias de depósitos considerables, como se observó en 2015 (recursos en caja y bancos)

Sin embargo,  proyecta  necesidades de endeudamiento más altas. La  deuda pública podría pasar de 35% del PIB en 2015 a 46% del PIB en 2018, que "converge con la BB mediana y alrededor de 10 puntos  más que el pronóstico del año pasado. Estas proyecciones incluyen las garantías del Gobierno de los préstamos a las empresas de propiedad estatal, que ascendieron a 4,7% del PIB a finales de 2015”.

El año pasado

En julio del año pasado, Fitch subió la calificación de riesgo de Bolivia a BB desde BB-, tan sólo dos peldaños por debajo del grado de inversión, a pesar de la caída de los precios de las materias primas, la crisis de deuda en Europa y la desaceleración económica, informó entonces el  ministerio de Economía, Luis Arce. 

 "Fitch Ratings sube la calificación de riesgo país a BB, demostrando así que Bolivia se encuentra encaminada a obtener una calificación como país grado de inversión, corroborando una vez más el reconocimiento internacional a los logros económicos y sociales obtenidos en los últimos años  gracias a la implementación del Modelo Económico Social Comunitario Productivo en nuestro país”, dijo Arce. 

  Fitch Ratings sostiene que optimizó   la nota de riesgo del país la mejora en la sostenibilidad de la producción de hidrocarburos del país, que atribuye a la política de exploración aplicada por el Gobierno.
 
Más del reporte

Macroeconomía Según Fitch, la estabilidad económica se ha conservado en el contexto de las políticas de estímulo. La inflación se ha mantenido en torno al 3% y 5% desde principios de 2015.

Financiamiento  El crecimiento del crédito se ha mantenido alto,  por las políticas monetarias expansivas.

   Cotización  Entre julio y septiembre de este año, Brasil pagará a Bolivia, por la exportación de gas, $us 2,9 por millón de BTU y Argentina, $us 3,1. En un año los precios han bajado casi a la mitad.

38
4

Comentarios

Otras Noticias