CEPAL: El crédito chino elevará la deuda a más del 50% del PIB

El organismo regional afirma que los $us 7.000 millones del préstamo asiático duplicará la deuda externa del país, que hasta 2015 equivalía a un 17% del PIB.
miércoles, 27 de julio de 2016 · 00:00
Página Siete/ La Paz

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) afirma que de utilizarse los 7.000 millones de dólares de un crédito chino el endeudamiento del país podría superar los niveles sostenibles de 50% del Producto Interno Bruto (PIB). La entidad mantiene su previsión de crecimiento  de 4,5% para Bolivia.
 
La institución presentó ayer el Estudio Económico de América Latina y el Caribe en el que actualiza sus proyecciones económicas para la región este año.  

En la parte del documento referida a Bolivia, la CEPAL señala que el  Gobierno anunció en octubre de 2015 que el país había recibido una línea de crédito de 7.000 millones de dólares –o 22,8% del PIB– por parte de China  para financiar la inversión en infraestructura y generación de energía hidroeléctrica en colaboración con empresas chinas.

 Sin embargo, "de utilizarse plenamente esta línea de crédito duplicaría con creces la deuda externa pública del país (17% del PIB en 2015), lo que a su vez implicaría que la deuda pública total del país podría sobrepasar los típicos benchmarks de endeudamiento sostenible (como 50% del PIB)”, precisa el análisis.

El documento referido a Bolivia aclara,  sin embargo,   que no ha sido sometido a una revisión editorial.

El indicador saldo de la deuda  con respecto al PIB  mide la relación entre el saldo de la deuda externa pública y el Producto Interno Bruto (PIB). 

Datos del Banco Central de Bolivia  al 31 de mayo de este año revelan que las obligaciones externas del país ascienden a 6.540,3 millones de dólares. 

"El saldo de la deuda en porcentaje del PIB alcanzó a 17,7%; el indicador es inferior al límite según el criterio CAN de 50% e implica un adecuado nivel de sostenibilidad de deuda”, remarca el reporte del BCB.

Crecimiento

Según las estimaciones de la CEPAL, en 2016 el crecimiento económico de Bolivia se moderará  y llegará al 4,5%. 

La demanda interna seguirá como el principal motor del crecimiento, apoyada principalmente por un alza programada en la inversión pública.

Además, la ralentización del consumo privado se suavizaría en la medida que una potencial desaceleración en el crecimiento de los salarios reales se vea compensado por un aumento en el crédito al sector privado, añade el informe.

Un alza en la inversión ejecutada reforzaría las importaciones en un momento cuando se prevé una reducción en el valor de las exportaciones por una caída adicional en los precios de materias primas.

Para 2016  se espera que los precios de los minerales y de los hidrocarburos continúen cayendo (de  enero a mayo, el precio del gas natural, principal producto de exportación, ha caído 30% con respecto a igual periodo del año anterior), por lo que las exportaciones del país podrían bajar nuevamente este año.

 En los primeros cuatro meses ya acumulan una caída de 30% con respecto a igual periodo de 2015, añade el informe.

De acuerdo con el reporte de la CEPAL, los países de América Latina y el Caribe mostrarán una contracción en su tasa de crecimiento de -0,8% en 2016, una caída mayor a la observada en 2015 (-0,5%), con un comportamiento muy heterogéneo entre países y subregiones.

 El organismo regional  recalca la urgencia de movilizar la inversión –tanto pública como privada- para promover la recuperación económica de la región y satisfacer los desafíos que impone la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La capacidad de los países para acelerar el crecimiento económico depende de los espacios para adoptar políticas que apoyen la inversión.

     Seis  países tendrán una  contracción

 Según el informe de la Comisión Económica Para America Latina y el Caribe (CEPAL), en 2016 se prevé que seis países muestren una contracción económica. 

Estos países serían Venezuela (-8,0%), Suriname (-4,0%), Brasil (-3,5%), Trinidad y Tobago (-2,5%), Ecuador (-2,5%) y Argentina (-1,5%).

El informe señala que  la desaceleración económica en estos países tendrá un impacto en la tasa de desempleo urbano, que en 2015 anotó 7,4% y se espera aumente hasta el 8,1% en 2016. 

Acerca de la inflación, el documento indica que ésta mantendría un comportamiento similar al del año pasado, observándose mayores presiones en las economías del sur. Por lo tanto, CEPAL urge a retomar la senda del crecimiento y movilizar los flujos financieros para el financiamiento del desarrollo. 

Según el organismo internacional se requiere cambiar las estructuras tributarias de los países para mejorar la recaudación y la progresividad, fortalecer el impuesto sobre la renta, tanto de personas como de empresas, y combatir la evasión y elusión fiscal, entre otras medidas.
7
2

Comentarios

Otras Noticias