Policías denuncian tortura tras el enfrentamiento con mineros

Producto del desbloqueo de Mantecani, entre Oruro y La Paz ayer por la tarde, 38 policías quedaron heridos, seis de gravedad. Se reportaron 250 mineros heridos.
sábado, 13 de agosto de 2016 · 00:41
Manuel Filomeno  / La Paz

Policías que fueron tomados como rehenes por los cooperativistas durante los enfrentamientos ocurridos  el jueves  al atardecer en Mantecani (carretera La Paz-Oruro), denunciaron tortura por parte de sus captores.  Hay 38 efectivos heridos, seis de gravedad.

Indicaron que se los retuvo, vejó y golpeó y se les robó sus pertenencias.

Los cuentapropistas aclararon  que en su grupo también hay 250 heridos, ocho de ellos de gravedad. Incluso un grupo fue detenido   sin ropa el jueves.

Ayer, desde las 7:30 de la mañana comenzaron a arribar al hospital Universitario de La Paz más de una treintena de uniformados severamente golpeados y con contusiones en la cabeza, brazos y  piernas. Muchos estaban ensangrentados y con signos de hipotermia. 

Fueron tomados como rehenes por los cuentapropistas la tarde del jueves y retenidos hasta las  5:00 de ayer, cuando pudieron ser evacuados. Entre llanto y consternación  fueron recibidos por sus  familiares. 

Al lugar acudieron medios de comunicación, camaradas, altos mandos policiales y el ministro de Gobierno, Carlos Romero, para conocer la evaluación médica de los heridos y brindar su solidaridad a  sus familias.

Historias de terror

"Nos emboscaron, intentábamos replegarnos ante la intensidad de la lluvia de piedras. Fue cuando nos detuvimos  para recoger a los heridos,  cuando nos atraparon”, contó el sargento Tarqui, quien fue alcanzado por una piedra en la cabeza cuando ayudaba al comandante de su escuadra.

Según su testimonio, una vez atrapados fueron conducidos a un descampado, a cinco kilómetros de la carretera, donde los  despojaron de sus pertenencias.

"Nos torturaron, nos quitaron todo, desde las botas hasta los anillos de matrimonio. Perdimos celulares, dinero, documentos, equipos y dotación, al dejarnos ir no nos devolvieron ni el saludo”, relató

El mayor Hernán Lohse, otro de los heridos, añadió  que se los sentó en círculo,  mientras se hacia explotar dinamita a su alrededor.

 "Los mineros  nos atormentaban constantemente, nos insultaron y golpearon hasta que sus dirigentes  pidieron no hacerlo”, dijo.

De acuerdo con el mayor, los cooperativistas iban armados con palos forrados con metal, piedras y cartuchos de dinamita.

La esposa de otro oficial  expuso que a su cónyuge lo golpearon sin compasión en la cabeza hasta perder el conocimiento.

"A mi esposo lo golpearon con una roca en la cabeza  hasta que su casco se rompió, le destrozaron la cara, perdió seis dientes, para luego ser asaltado por los cooperativistas, quienes lo abandonaron descalzo y semidesnudo en el campo”, testimonió entre sollozos.

De no ser por alguien que pasaba por el lugar y le cubrió la cabeza   y los pies con unas bolsas, hubiese muerto de hipotermia. 

En la madrugada, Bomberos auxilió a todos los heridos.
 
Hospital colapsó por la cantidad de  heridos
 
El Hospital Universitario Nuestra Señora de La Paz fue rebasado en su capacidad luego de la llegada de los cerca de 40  policías heridos que permanecieron como  rehenes de los  cooperativistas en Mantecani.

 "Hasta la  madrugada del (jueves) habíamos recibido a 50 efectivos policiales heridos y esta mañana (ayer)  llegaron 40 más, por lo que ya hemos rebasado nuestra capacidad de atención médica”, informó el  doctor Álvaro Cabezas.

Para recibir a los efectivos, el nosocomio ubicado en la zona de Llojeta tuvo que reforzar su área de emergencias y enfermería. 

Cabezas señaló   que los especialistas realizaron  las valoraciones correspondientes a los pacientes hasta mediodía y  dieron de  alta a los que se encontraban más recuperados. 

"Muchos de los pacientes del jueves se encuentran completamente recuperados, eso nos permitirá tener algunas camas para los que puedan ir llegando con el paso de las horas”, sostuvo.

Sobre la gravedad de las lesiones de los policías, Cabezas indicó que se trata en su mayoría de policontusiones, además de algunas fracturas; sin embargo, subrayó que todos se encuentran fuera de peligro.

"Tenemos varias fracturas costales, personas que han sufrido traumas craneo-encefálicos, hay fracturas en brazos y piernas, narices y pómulos rotos”, explicó el galeno.

Seis de los casos revisten cierta gravedad, por lo que se encuentran en observación.

Cerca del mediodía, el comandante  de la Policía René Salazar y el ministro de Gobierno, Carlos Romero, visitaron a los policías internados en el hospital y les expresaron su solidaridad.   



Comentarios