Cooperativistas pierden cupos en el Directorio de la Comibol

La administración estatal estaba conformada por un representante del Ministerio de Minería, tres delegados de los mineros asalariados y dos de Fencomin.
sábado, 27 de agosto de 2016 · 01:45
Lidia Mamani /La Paz

A presión de los trabajadores mineros asalariados, los cooperativistas mineros perdieron los dos cargos que ocupaban dentro del directorio de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol), luego del asesinato del viceministro Rodolfo Illanes.

El presidente de la Comibol, Marcelino Quispe, informó  ayer que sólo se hizo cumplir la Ley 466 de Empresas Públicas y la  535 de Minería y Metalurgia. 

En esta última norma se señala que las cooperativas mineras ya no participarán del Directorio  de la estatal a partir de mayo de 2014, pese a ello continuaron.

"Lamentablemente el neoliberalismo  desmembró a la Comibol y esta situación de una u otra forma fue a satisfacer a las cooperativas mineras (...).  Sobre las oficinas en este momento (ayer por la mañana) vamos a sellarlas para que ellos ya no puedan ingresar. Federico Escóbar y Jorge Cuenca ya no son más directores”, precisó  Quispe.


  El titular de Comibol, acompañado por efectivos  de la Policía y un grupo de afiliados a la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), participó ayer de las intervenciones  a  las oficinas donde los dirigentes cooperativistas mineros desempeñaban sus funciones.

"¡Fuera los mank’a gastos. Comibol 100% de mineros asalariados, nada de cooperativistas!”, vitoreaban los mineros asalariados, luego de que ambos espacios, ubicados en el quinto piso  del edificio central de la Comibol, en la avenida Camacho, fueron precintados.

Los mineros asalariados instruyeron además la reversión de concesiones mineras y la recuperación del control sobre el oro y la plata. Este sector durante los últimos años estuvo en permanente  conflicto con los cuenta propistas  por el control de área mineras.

Participación 

Hasta la fecha el  Directorio de la Comibol estaba conformado por seis directores, de los cuales Federico Escóbar, presidente de la Fedecomin  La Paz, y Jorge Cuenca, dirigente de la Cooperativa Chorolque de Potosí, tenían participación como parte de Fencomin.

Además está el representante del Ministerio de Minería y tres espacios ocupados por delegados de la Federación de Mineros asalariados, haciendo un  total de seis miembros. La presidencia está ocupada por Comibol.

Quispe anticipó que las acefalías serán asignadas por el Consejo Superior Estratégico de las Empresas Públicas (COSEEP), que como máxima instancia define las políticas, estrategias y lineamientos generales para la gestión empresarial pública, dispuesta por la Ley 466.

"Obviamente la Comibol, a través de la Ley 466, depende de una organización superior que es el COSEEP y es quien designará a los nuevos directores para la Comibol”, anticipó.

Ante la consulta del ¿por qué los cooperativistas seguían como  directores,  pese a que la Ley de Minería fue promulgada en  2014?, Quispe justificó que se "los mantenía en el Directorio  porque todavía tenían relaciones contractuales, como el  arrendamiento de maquinarias, y porque los cooperativistas deben a Comibol alrededor de 30 millones de dólares por varias transferencias que se  realizó al sector”.

El artículo 65 de Ley de Minería sobre el Directorio de la Comibol, señala que las cooperativas mineras no participan  en el directorio de la Comibol (..).

  Ayer por la madrugada fue encontrado el cuerpo sin vida de Illanes, quien fue asesinado en la localidad Panduro por cooperativistas, quienes acataban un bloqueo de caminos en demanda de un pliego de diez puntos. 
 
El diálogo entre el Gobierno y la Fencomin quedó en suspenso
 
Página Siete y ABI /La Paz

El diálogo entre el Gobierno y las cooperativas mineras que debía reiniciarse ayer  quedó en suspenso tras el asesinato del exviceministro de Régimen Interior y Policía,  Rodolfo Illanes el jueves. 

"No sabemos ni donde están los  dirigentes,  no va haber diálogo. Es porque el crimen fue tan horrendo que no se atreven siquiera a venir y presentarse”, informó el ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso.

Según ABI, la ministra de Comunicación, Marianela Paco, sostuvo que el diálogo queda pendiente.

 "Bueno estamos en un momento de consternación y con mucho dolor y ese tema (el diálogo) pues todavía está siendo objeto de evaluación. Este tema está pendiente”, dijo en declaraciones a radio Panamericana.

Paco indicó que en este momento de dolor y luto nacional por la muerte de Illanes y dos cooperativistas mineros en los pasados días se debe acompañar a las familias afectadas. El jueves, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, afirmó que Illanes, "fue cobarde y brutalmente asesinado” en la región de Panduro, después de ser tomado de rehén por mineros privados y cuando intentaba promover el diálogo.

Autoridades y la dirigencia de la Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin), debían reunirse a las 16 horas del jueves en la Vicepresidencia del Estado.
Sin embargo, a pedido del sector en conflicto se había determinado reiniciar las negociaciones a las 8.00 de ayer.

  El acuerdo que lograron el Ejecutivo y los dirigentes de las cooperativas  no  frenó la violencia durante   la tercera jornada de bloqueos en la ruta La Paz Oruro y a Cochabamba.

El sector en conflicto rechaza la promulgación de la Ley 149 porque reconoce los sindicatos, además   exigen nuevas áreas de trabajo y la posibilidad de firmar contratos con empresas. El Gobierno descartó este pedido.  
 
Los mineros ganaron espacio tras la relocalización
 
Los cooperativistas mineros comenzaron a  ganar espacios dentro de la Comibol  luego de la relocalización dictada en 1985 mediante el Decreto Supremo 21060, que  dejó a más de 20.000 mineros sin fuentes de trabajo.

  El expresidente de la Comibol, Héctor Córdova, rememoró que como resultado de este proceso,  extrabajadores, que actualmente se desempeñan como cuentapropistas, quedaron desprotegidos y  por eso demandaron apoyo a la Comibol. La estatal les dotó de infraestructura, asesoramiento técnico, equipos y maquinarias, entre  otros.

La  caída del precio internacional de los  minerales provocó que  varias empresas deficitarias fueron cerradas para convertirse en cooperativas, que era una forma de generar ingresos propios.

 Pasada la década de los 90, ya había cerca de 500 cuentapropistas, aglutinados en federaciones departamentales, que eran parte de  la Federación Nacional de Cooperativas Mineras (Fencomin), fundada en diciembre de 1968. 

De  acuerdo con  la revisión de los diferentes decretos que fueron derogados y reemplazados en los últimos 10 años, oficialmente los cooperativistas llegaron a ser parte del directorio de la Comibol durante este Gobierno.

Esto  luego de que se eliminara la representación que tenían algunos  ministerios, como el de Medio Ambiente.  

 No sólo tenían poder de decisión en Comibol,  también mantienen  cupos en   el Viceministerio de Cooperativas Mineras dependiente del Ministerio de Minería y Metalurgia y en el  Viceministerio de Transportes que depende de Obras Públicas y en el Viceministerio  de Cooperativas en el Ministerio de Trabajo.




13
2

Comentarios