Municipios pagan 8 beneficios sociales creados por el Gobierno

“El aumento de las obligaciones ediles no vino con un incremento de los recursos”, señaló el secretario municipal de Planificación de Desarrollo de La Paz.
lunes, 13 de febrero de 2017 · 02:00
Leny Chuquimia /  La Paz 

Bajo la partida de "Gastos Dispuestos por Ley”, las alcaldías  deben destinar distintos  porcentajes de sus ingresos por el Impuesto Directo a Hidrocarburos (IDH) y  la Coparticipación Tributaria (CT) al pago de al menos ocho beneficios creados por el Gobierno.  Representantes municipales coinciden en que  es imposible cumplir más obligaciones nacionales  si no  se incrementan sus  recursos.  

El 19 y 20 de enero el Gobierno central socializó   el proyecto de ley 296/16 que  propone una renta mensual de 250 bolivianos para las personas con discapacidad, que debe ser pagada por las alcaldías con sus recursos del IDH. Los beneficiarios mostraron preocupación pues temen que  el Gobierno quiera deslindar y transferir su responsabilidad.

Las autoridades ediles coincidieron en  que  los municipios no están en condiciones  de hacerse cargo del pago de otro  beneficio. Aclararon que actualmente  financian varias políticas que son de atribución nacional.

"El Gobierno nacional ha estado transfiriendo muchas responsabilidades a las alcaldías sin un presupuesto para que las encaremos. Actualmente, gran parte de los recursos se van en el financiamiento de  beneficios nacionales, como los del adulto mayor  que abarcan  desde la renta hasta el suplemento alimenticio Carmelo”, explicó el miembro  del Directorio de la   Asociación de Gobiernos Municipales del Departamento de La Paz (Agamdepaz) Isaac Fernández.

El pago  de la renta mensual de vejez de 250 bolivianos  representa para las comunas  el 30% del total de sus ingresos por concepto del  IDH. Las gobernaciones, el Fondo Indígena y el Tesoro General de la Nación aportan a este fondo  el mismo porcentaje.

El presidente de Agandepaz, Veimar Montero, señaló que  los municipios que más sufren con estas obligaciones son los más pequeños. "Tenemos el municipio de Nasacara que apenas cuenta con un presupuesto anual de 600 mil bolivianos, a ellos no les alcanza”, aseveró.

Los municipios grandes también se ven afectados  por estas obligaciones. Marcelo  Arroyo, secretario edil de Planificación de Desarrollo del Gobierno Municipal de La Paz,   explicó que la gran concentración de personas, procedentes de todo el país, que recibe  La Paz genera asimetría en los recursos.    

"Es de conocimiento público  que algunas de las competencias que deberían ser asumidas por el Gobierno  están saliendo de los recursos ediles a través de los  gastos dispuestos por ley.
 
Por ejemplo, el  Fondo de Fomento a la Educación Cívico Patriótico, el Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, o el fondo para la Ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, que salen del IDH”, señaló.

Sólo en estos tres ítems se destina el 20,20 % del IDH.   En el caso de la Alcaldía paceña el gasto más significativo es el que significa  la Ley de Prestaciones de Servicios de Salud Integral (SIS).
 

En su Artículo 8, la norma detalla que  ese financiamiento se realizará  a través de fondos y recursos del TGN, la cuenta especial Dialogo 2000, de la CT  y del IDH. El artículo 10 establece que las alcaldías deben disponer del 15,5%  de la CT. 

"Este monto debe estar destinado  para las prestaciones  en los tres niveles de atención médica en todo el municipio, sin discriminar si la población es habitante  o no del municipio. Son gastos impuestos que nos han sido asignados sin  recursos necesarios”, dijo Arroyo.

Aclaró  que  el gasto en atención médica especializada está al margen de las  inversiones ediles en infraestructura y personal de salud. "Fácilmente son otros 15%  adicionales en infraestructura y personal. Los  ítems son parte de la  competencia nacional  pero al no haber la asignación la Alcaldía la asume”, aseguro.

 Montero sostuvo: "En presupuesto todo viene por ley que debemos cumplir y por lo mismo se  nos va de las manos y ya no alcanza para  obras”.

 

 

 
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

68
25