La ABC admite daños en la carretera Quiquibey-Yucumo

La presidenta de la ABC informó que los daños -que se presentaron y evidenciaron en febrero- ya fueron subsanados luego de las intensas lluvias en la región.
jueves, 13 de abril de 2017 · 03:00
Manuel Filomeno /  La Paz

La presidenta de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Noemí Villegas, admitió ayer que la carretera Yucumo-Quiquibey, construida por la empresa española Corsán-Corviam, presentó daños a menos de cinco meses de su entrega, pero se ejecutaron las boletas de garantía.

 "Hemos entregado en noviembre la obra y tenemos auditorías internas y auditorías operacionales que exige el financiador. La obra ha sido recibida, pero no quiere decir que se haya cerrado el proyecto, tenemos cláusulas, por lo tanto, hace unos meses nos hemos percatado   que había ciertas fallas o defectos de obras, y no hemos devuelto la boleta de cumplimiento de contrato, y tenemos una boleta de buena ejecución de obras”, aseguró.

De acuerdo con la presidenta de ABC, debido a esto se ejecutaron las boletas de cumplimiento de contrato y de buena ejecución de obra, que ascienden a 2.159.973 dólares  y 477 mil dólares, respectivamente.

"Hace un par de meses, después de las lluvias de febrero, advertimos     ciertas fallas o defectos de obra en la carretera Yucumo-Quiquibey, por lo que activamos las cláusulas establecidas en el contrato”, explicó Villegas.

El martes, el senador opositor (UD) Yerko Núñez denunció que la carretera Yucumo-Quiquibey, construida por la empresa española Corsán-Corviam, presenta daños mayores y deterioro  después de cinco meses de ser inaugurada.

"La carretera Yucumo-Quiquibey, que fue construida por la empresa Corsán-Corviam, está en total deterioro. Son aproximadamente 40 kilómetros prácticamente destruidos y se han invertido para su construcción 35 millones de dólares;  por tanto, vemos que hay un posible daño económico al Estado”, advirtió.

 El senador añadió  que se  enviaron peticiones de informe tanto al Ministerio de Obras Públicas como a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) para conocer los detalles del proceso de contratación y del desarrollo de las obras.

Una de las preguntas incluidas en la petición de informe busca conocer si la empresa debía realizar el mantenimiento de la carretera una vez entregada.

Corsán Corviam es cuestionada por abandonar el país el 31 de marzo pasado y dejar  dos obras inconclusas, la carretera Ixiamas-San Buenaventura y el proyecto hidroeléctrico Miguillas, ambas al  norte de La Paz.

Villegas aclaró  que la empresa tiene plazo hasta la próxima semana para retomar las obras, de otra manera se evaluará la resolución de contrato y la ejecución de las garantías de esta vía.

 Gobierno pedirá información a la  embajada
  • Petición El Gobierno  solicitará información a la Embajada de España sobre la situación de la empresa Corsán Corviam, que abandonó desde el 1 de abril las obras de la carretera Ixiamas-San Buenaventura y la hidroeléctrica Miguillas, informó ayer el ministro de Obras Públicas, Milton Claros.
  • Abandono La empresa española Isolux Corsán, casa matriz de Corsán Corviam,  pasa por problemas financieros en España  y busca  una inyección de 400 millones de dólares y pagar a sus acreedores, quienes actualmente controlan más del 90% de las acciones de la compañía.

Corsán Corviam solicitó reunión para tratar el caso Miguillas 

 

El ministro de Energías, Rafael Alarcón, informó ayer  que representantes de la empresa española Corsán Corviam solicitaron una reunión con su cartera para  hablar sobre la situación de la planta hidroeléctrica de Miguillas, en La Paz. La misma se realizará  el 18 de abril. 

Según la autoridad, el encuentro  fue acordado luego de hacerse pública la intención del Gobierno de rescindir el contrato  por incumplimientos en la construcción de la hidroeléctrica. 

"Al Ministerio (de Energía) han hecho llegar una nota solicitando una reunión y ha sido calendarizada la misma. El día 18 (de abril) está prevista la reunión”, precisó. 

Alarcón manifestó que el encuentro "es seguramente para escuchar explicaciones” y no tiene nada que ver con el tema contractual o la intención de resolución de contrato, ya que ese tema debe abordarse directamente con la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE). 

La autoridad ratificó que si hasta la próxima semana Corsán Corviam no retoma las obras en Miguillas se rescindirá el contrato y se ejecutarán las boletas de garantía de la firma española a favor del Estado boliviano. 

 El contrato fue suscrito en octubre de 2014  entre ENDE Corporación con la empresa española Corsán-Corviam. 

Este proyecto se encuentra en la provincia Inquisivi, de La Paz, y consiste en la construcción de dos centrales en cascada ubicadas en Umapalca y Padillada, que tendrán una potencia total instalada de 200 megavatios y cuenta con financiamiento del Banco Central de Bolivia (BCB).


 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

62
13