Los ropavejeros se sienten discriminados y amenazan

Los vendedores de prendería usada dicen que su actividad fue criminalizada. Anuncian medidas de presión a nivel nacional.
sábado, 15 de abril de 2017 · 02:00
Ivone Juárez /  La Paz

Discriminados y presionados, así se sienten los comercializadores de prendería usada y amenazan con medidas de presión a nivel nacional   si el Gobierno insiste en su decisión de transferir a las alcaldías el control, sanción y decomiso de los productos que comercializan. 

"Nosotros nos sentimos discriminados porque nuestra actividad ha sido criminalizada, como si fuera un delito, no    se puede permitir esta situación. Nos vamos a levantar en medidas de presión porque nos estarían cortando nuestra fuente laboral”, declaró  Humberto Colque, representante de los comercializadores de  ropa usada y exdirigente del sector, que agrupa a más de  250 mil   afiliados.

  Sin embargo, Colque admitió que aún no cuentan con información exacta sobre el anuncio del Gobierno y pidió un acercamiento con las autoridades e incluso con el mismo presidente Evo Morales. "Hasta ahora no contamos con la información exacta, no nos llegó ninguna nota ni tipo de documento. Queremos una reunión con las autoridades y el presidente Evo”, dijo.

El miércoles, el vicepresidente Álvaro García Linera  informó  que el  Poder Ejecutivo  remitió a la Asamblea Legislativa Plurinacional  el proyecto de ley que modifica la Ley de Autonomías y  otorga a los municipios la potestad de controlar, sancionar la comercialización de ropa usada y decomisarla.

La autoridad explicó que la medida busca reforzar  el control que el Gobierno  realiza a esta actividad en las fronteras, a través de la Aduana. La importación de ropa usada está prohibida en Bolivia  desde 2006, pero se la condicionó a una reconversión productiva de las personas que se dedican a esta  actividad, que hasta la fecha no avanzó. 

Humberto Colque responsabiliza al Ejecutivo. "Son ocho años que el Gobierno no cumple con el decreto (28761)  de reconversión. Tenía que habernos reconvertido a los que vendemos ropa a medio uso pero hasta ahora no cumplió.  Ni siquiera nos dieron una audiencia oficial con los ministros, sólo nos reciben los asesores que nos anotan”, sostuvo.

 El plan de reconversión  implicaba -dice Colque- en  convertir a los ropavejeros en  comerciantes de ropa nueva o en capacitarlos en  panadería, metal-mecánica o costura. "pero no se cumplió”.
   "De ese modo seguimos en nuestra actividad, muy discriminados y en el constante peligro de desaparecer porque no nos dejan vender libremente, pero no es nuestra culpa”, añadió.

Para Colque la comercialización de la ropa a medio uso permanece vigente por la demanda de la población, que busca esos productos porque son de "calidad”. "La costura nacional no alcanza el nivel de calidad de la ropa a medio uso y las prendas chinas que llegan al país no tienen buena elaboración y su material es pésimo”, insistió.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

84
10