Seminario: 55% de ingresos de trabajadores se van a impuestos

El director de Inaset señaló que la remuneración de los trabajadores como porcentaje del PIB se redujo de 36% a 25% hasta 2013.
jueves, 15 de junio de 2017 · 00:00
Manuel Filomeno /  La Paz

En los últimos años, los trabajadores destinaron  hasta el 55% de sus ingresos para pagar  impuestos, de acuerdo con un documento de trabajo presentado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA).

El análisis fue presentado en el seminario   "Presión tributaria SIN justicia”, llevado a cabo ayer y el martes en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

Según los datos analizados  a base de información del Ministerio de Economía y del Instituto Nacional de Estadística (INE),  desde 2006 hasta 2015, en promedio los trabajadores destinaron el 55% de sus ingresos brutos al pago de  tributos,  tanto impuestos nacionales, municipales y  aduaneros. 

Mientras que en el caso del sector privado, la  presión fue del 27% para  las empresas del sector hidrocarburos y del 16% en  el resto de las compañías.

De acuerdo con Enrique Velazco, director de la fundación Inaset,  esta desigualdad se ve confirmada al realizar un análisis de la estructura del Producto Interno Bruto (PIB) desde la perspectiva de la renta, compuesta por la remuneración a los trabajadores, el excedente bruto que retienen las empresas y los impuestos.

"Mientras que en términos de valor, la remuneración de los trabajadores ha crecido en casi 10 veces hasta 2013, en  porcentaje, este indicador ha caído de 36% a 25,1%, mientras que los impuestos han pasado de representar el 8,6% del PIB a llegar al 25,4%”, explicó.

 Velazco sostuvo  que este incremento en los impuestos como porcentaje del PIB se presenta  en desmedro de los ingresos de los trabajadores, ya que en el mismo periodo, el excedente bruto de las empresas se mantuvo estable, cercano al 50%.

"La lógica de la política tributaria es de recaudación, y a quien le van a caer más fácilmente es al  trabajador, porque es el que tiene menores posibilidades de defenderse”, subrayó.

Efectos sobre la demanda

Velazco identificó  que la lógica de recaudación que aplica el Gobierno viene desde la década de  los años 80 y tiene como consecuencia una reducción del consumo, que a su vez incide en la demanda interna, que al disminuir  genera una menor demanda de mano de obra y así de empleo.

"El Estado, al mantener esta situación, recauda más, pero a la larga, los trabajadores cuentan con menos recursos para el consumo, lo que desincentiva el consumo interno y el empleo, haciendo de una economía pequeña como la que tenemos, en una más pequeña y beneficiando a la importación y al contrabando, el cual suple los productos nacionales, menos competitivos en el mercado”, ejemplificó.
31
3

Otras Noticias