Tratado que beneficia a firmas chinas no cambia desde 1992

El CEDIB indica que el Tratado Recíproco de Protección de Inversiones ha servido de marco para otras normas que amplían operaciones de empresas chinas.
miércoles, 19 de julio de 2017 · 02:00
Manuel Filomeno /  La Paz

   Un tratado, suscrito en 1992 y actualmente en vigencia sin modificaciones, beneficia a las inversiones chinas en el país con condiciones especiales, de acuerdo con un análisis del director ejecutivo del Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), Marco Gandarillas.

"El Estado se ha encargado de mantener este tratado sin modificaciones, cuando otros de la misma naturaleza han sido observados y modificados con los años”, explicó el investigador en el  foro: Defensores de Derechos Humanos en contexto de Hegemonía  China.

El artículo 1 del Tratado de Protección Recíproca de Inversiones, que define los términos de inversiones e inversionistas, en su inciso e) indica que éstas podrán ser "concesiones otorgadas por ley, incluyendo concesiones para buscar o explotar recursos naturales”.

 Sin embargo, Gandarillas señala que desde 2009, a raíz de la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado (CPE), las concesiones desaparecieron y se convirtieron en contratos. "En el tratado con España, este término fue eliminado y substituido por otro, pero en el caso de China se ha mantenido hasta ahora”, precisó.

 Acerca de las condiciones especiales de este tratado,  observa que el mismo hace especial énfasis en el otorgamiento de visas y permisos de trabajo para los ciudadanos chinos, así como las condiciones en las cuales se puede dar una  expropiación, repatriación de beneficios y el régimen de solución de controversias.

"En el caso de expropiación, el documento establece que sólo en casos de fuerza mayor ésta se puede dar y, en cualquier caso, debe haber una compensación, mientras que para la resolución de controversias éstas se solucionarán con la participación de un tercero, en este caso, la Organización Mundial de Comercio (OMC)”, sostuvo el experto.

Además, el tratado ha servido de marco para otras normas.

Por ejemplo, el Decreto 2574, promulgado en 2015,  autoriza la contratación de bienes y servicios a empresas chinas  o con participación mayoritaria china con financiamiento del Banco de Exportaciones e Importaciones de la República Popular China (Eximbank), bajo procedimientos y condiciones especificas.

 De acuerdo con Gandarillas, con este decreto se hizo viable la contratación directa de empresas chinas por parte de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), la Empresa Siderurgica del Mutún (ESM) y el Ministerio de Obras Públicas, ignorando el reglamento de contrataciones en el extranjero.

El decreto además señala que las entidades que ejecuten procesos de contratación, podrán establecer otras condiciones adicionales mediante resolución expresa.

 

 

Presencia  externa
  • Montos De acuerdo con el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), entre el Banco de Exportaciones e Importaciones (Eximbank) y el Banco de Desarrollo de China (CDB) se han invertido en el país en los últimos 10 años más  de 1.617 millones de dólares.
  •  Empresas Entre las cerca de 100 empresas chinas que operan en el país, las más importantes son CAMC, Sinohydro, China Railway, BGP, Sinopec, Shenzen Vicstar, Linyi Cake Trade, Hardzone y CWE.
  • Problemas Algunas de estas empresas se han visto envueltas en los últimos años en problemas de corrupción, malos tratos laborales e incumplimiento de plazos y obras como en el caso de CAMC y Sinohydro y Hardzone.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

63
23