Samuel dice que tenía opción de transar en bolsa y evitar tributos

El líder de UN afirmó que en 2005 los mexicanos pidieron hacer la compra fuera de Bolivia, por eso se creó Akapana para hacer la venta en Panamá.
viernes, 29 de septiembre de 2017 · 03:00
Página Siete/ La Paz

El empresario y líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, aseguró que en 2005 tenía la opción de transar en bolsa la venta de acciones de Soboce al Grupo de Cementos   Chihuahua (GCC) y de esa manera evitar el pago de impuestos, pero -a pedido de los empresarios mexicanos- la operación se realizó fuera de Bolivia, en Panamá.

   Explicó que en el mercado de valores boliviano y en el mundo  la compra-venta de acciones está libre del pago de tributos.

"Planteamos que se haga por bolsa, pero los mexicanos no querían y  estaban dispuestos a pagar más y asumir costo impositivo siempre y cuando se venda desde una empresa de afuera”, precisó el empresario.

Por eso es que se realizan dos transacciones. En primera instancia  la Compañía  de Inversiones Mercantiles S.A. (CIMSA) -accionista mayoritaria de Soboce en esa época- vende el paquete accionario a Akapana, una sociedad creada en Panamá en alrededor de  300 millones de bolivianos y se cancela impuestos por 20 millones de bolivianos.

     Posteriormente esta firma se habilita para  realizar la venta a GCC en un valor de 500 millones de bolivianos en Panamá. 

"CIMSA le vende a Akapana en 300 millones de bolivianos y se paga impuestos de 20 millones de bolivianos, después se hace una transacción en el exterior y los mexicanos  pagan una suma superior equivalente a 500 millones de bolivianos y ahí  no hay  impuestos”, subrayó.

Posteriormente, en agosto de 2010, pese a que Soboce tenía la opción prioritaria, GCC vende el paquete accionario al Grupo Gloria de Perú.

  Según Doria Medina, para esa operación los mexicanos consultaron en 2011 al Servicio de  Impuestos Nacionales (SIN) si correspondía el pago de impuestos por esa operación  y la respuesta de la entidad fue  "no”.

Una carta remitida en noviembre de ese año  por el entonces presidente del SIN, Roberto Ugarte, al apoderado de GCC Latinoamérica  señala: "La operación de compra-venta de acciones ordinarias de una empresa boliviana (Soboce), realizada en el exterior y por empresas extranjeras que no cuenten con domicilio fiscal en el Estado boliviano, y cuya relación pudiera generar ganancia de capital, al no constituir ésta una renta de fuente boliviana, no se encuentra alcanzada por el Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas, por tanto, no está sujeta al pago del impuesto”.

   Doria Medina señaló que por esta razón es inaplicable que se quiera cobrar impuestos a la operación que se hizo en 2005.

Debido a que GCC no respetó un convenio para vender las acciones otra vez a Soboce, se le entabló un arbitraje que fue resuelto a favor de la parte boliviana.

El grupo mexicano incluso en abril de 2015 comunica a la Bolsa Mexicana de Valores que debe pagar 36,1 millones de dólares.

 Como se rehúsan a pagar con los intereses, esa suma ya supera los 40 millones de dólares y CIMSA ha logrado anotar los bienes de la firma en EEUU.

 

Los  hechos
  • Denuncia Doria Medina denunció que Iván Lima Magne, candidato al Tribunal Constitucional en las elecciones del 3 de diciembre, es abogado del Grupo de Cementos Chihuahua, que tiene pendiente una deuda  por un arbitraje que le ganó CIMSA, que era accionista de Soboce.
  •   Revelación Sergio Sainz, representante de Chihuahua, reveló a la comisión legislativa que investiga los Panamá Papers  que el monto de la compra de acciones en Soboce fue mayor al que declaró Doria Medina en 2005.
  •  Respuesta Según Doria Medina, los mexicanos buscan eludir el arbitraje que ganó y por eso ahora sale esta versión.
  •  SIN El caso fue remitido al SIN y a la UIF.

 

MAS dice que en la vía que siguió Soboce  está el delito

El presunto delito cometido por el empresario y líder de  Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, no está en haber creado una empresa offshore para la venta de acciones de Soboce, sino en la ruta que habría tomado para realizar la transacción, según la  senadora del MAS e integrante de la comisión mixta que investiga los Papeles de Panamá  Adriana Salvatierra.

    "El delito no está en haber conformado una empresa en un paraíso fiscal, está en la ruta que siguió y que en un día realice tres transacciones de compra   venta de acciones de Soboce a Akapana, que son la misma persona, a precios bajos, y de Akapana a Chihuahua, donde sube supuestamente el costo de las acciones”, afirmó, según una nota de la estatal Agencia Boliviana de Noticias.

   Según las investigaciones de la comisión, Akapana fue constituida en Panamá por la familia Doria Medina el 5 de agosto de 2005, empresa que el 21 de septiembre compró en Bolivia el 46,5% de las acciones de Soboce en 270 millones de bolivianos, de los que reportó una ganancia de 80 millones de bolivianos  y por los que pagó los impuestos de ley.

    Un día después, el 22 de septiembre, Akapana vendió las acciones a Chihuahua en 526 millones de bolivianos, de los que se habría evadido impuestos al Estado por un monto de alrededor de 300 millones de bolivianos.

Asimismo, Salvatierra dijo que el empresario Doria Medina mintió al afirmar  que fue Chihuahua que solicitó en 2005 crear Akapana  para realizar la transacción por la venta de Soboce. Otra  mentira, dijo, es que la transacción se haya hecho fuera del país.

Agregó que también fue citado por la comisión parlamentaria mediante una invitación enviada a su domicilio, pero no asistió.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

106
23