Gobierno y CEPB evalúan doble aguinaldo con un tope salarial

Trascendió que se puede fijar en Bs 7.000 o hasta en cuatro salarios mínimos el tope para el pago de este beneficio. Las negociaciones aún no terminaron.
viernes, 16 de noviembre de 2018 · 00:04

Página Siete / La Paz

El Gobierno y empresarios privados negocian un tope para el pago del  doble aguinaldo, sin embargo, el sector privado mantiene  la postura de que las empresas no están en condiciones de cumplir con ese pago  y evaluará la propuesta del Ministerio de Economía.

Trascendió que el beneficio puede alcanzar hasta sueldos que estén por debajo de los 7.000 bolivianos o máximo cuatro salarios mínimos nacionales (8.240 bolivianos), pero un acuerdo al respecto se definirá la próxima semana, cuando ambos sectores se vuelvan a reunir.

El Gobierno también planteó el miércoles  la opción de que el segundo aguinaldo se pague hasta marzo y que una parte se destine a la compra de productos de empresas nacionales.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, dijo ayer que en su generalidad  el sector no está en condiciones de pagar el segundo aguinaldo, pero mencionó que, por responsabilidad con sus afiliados y con el país, se ha abierto  la posibilidad de analizar las alternativas y propuestas paliativas   elaboradas por el Gobierno.


Nostas explicó que en la reunión del miércoles las representaciones de los empresarios de todo el país explicaron a las autoridades la gravedad de la situación regional y sectorial que empeora con este pago.

“El Presidente ha comprendido que se trata de un tema muy delicado para el sector y que nuestro reclamo no tiene que ver con la buena o mala voluntad, sino con las posibilidades materiales de los empresarios para enfrentar una mayor presión salarial”, afirmó.  

Según Nostas, a partir de esto, se abre la posibilidad de plantear qué se hará en el futuro con esta medida que se decidió cuando el país crecía a 6,8%  y la construcción al 10,6% y la industria manufacturera al 6,1% y el Impuesto a la Utilidad de las Empresas superaba los 11.200 millones de bolivianos y el salario mínimo era de 1.200 bolivianos. 

“El último año, crecimos al 4,22%, el IUE bajó a 9.600 millones de bolivianos, la construcción  crece a menos del 5% y la industria manufacturera apenas llega al 3,29% y el sueldo mínimo subió a 2.060 bolivianos”, dijo.

Para Nostas, hoy las  condiciones son diferentes y adversas y obligan a pensar seriamente el ajuste o la eliminación de esta medida.

“Cada una de las propuestas serán analizadas en estos días por nuestros sectores, tanto en su alcance como en sus consecuencias, y eventualmente pueden surgir contrapropuestas, por lo tanto, no puedo adelantar criterios mientras no tengamos la respuesta de nuestras cámaras, asociaciones y federaciones, que a su vez también deberán escuchar a sus bases”, explicó.

El presidente de la Cámara Departamental de Industrias, Ibo Blazicevic, advirtió que una negociación del doble aguinaldo en función a ingresos puede generar problemas en algunas empresas grandes.


“El tema de que sea negociable por ingresos me parece que está bien, pero en  las empresas grandes va a generar muchos problemas. Los que ganaban menos con  todos lo beneficios que han recibido,  han igualado a los técnicos y profesionales y ahora en algunos casos los pueden sobrepasar”, advirtió.

En su criterio se debe  evaluar con cuidado el tema para que no pase y afecte a las estructuras salariales y genere problemas internos dentro de las empresas.

Entre julio 2017 y junio de este año, la economía boliviana creció en 4,61%, tasa que garantiza el pago del segundo aguinaldo, informó en octubre  el presidente del Estado, Evo Morales.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Marco Antonio Salinas, en su cuenta de Twitter informó que la entidad no asistió a la reunión del miércoles con el Gobierno.

En ese sentido, ratificó su pedido de que se anule el Decreto Supremo que establece ese beneficio  porque no refleja la situación económica de varias empresas y regiones en el país.

 La Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco) manifestó que en la actual situación económica es imposible atender la disposición.

“Con esta medida se atenta  contra el empleo sostenible, el desarrollo productivo  y la estabilidad de las cuentas y economía nacional. Las propuestas del Gobierno no solucionan el problema de fondo”, señaló.

 

Utilidades de compañías bajaron tras el auge

Las utilidades de las empresas disminuyeron de 49.207 millones de bolivianos en 2015 a 38.600 millones  en 2017, según un análisis de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB).

Esto significa un nivel de ganancia inferior con relación a los años de auge  entre 2013 y 2015, cuando hubo mayor crecimiento económico. El análisis también señala que las utilidades de las empresas están concentradas en pocas. Los Grandes Contribuyentes (GRACO) y los Principales Contribuyentes (PRICO) representan el 1,1% del padrón de contribuyentes; sin embargo, son los  que aportan con el 80% de la recaudación que obtiene Impuestos Nacionales.

Para una empresa promedio con 10 trabajadores en el régimen general (sin GRACO ni Régimen Simplificado), el pago del segundo aguinaldo representa 118% de su utilidad; es decir, no le alcanza para pagar, subraya el análisis de la CEPB.

Más de dos tercios de lo recaudado por las IUE son generados por siete  sectores de 32 en la economía. Los principales son el comercio, con una participación de 18,8% en los ingresos de Impuestos Nacionales; servicios financieros, con 16,3%; minería, 7,7%; servicios a las empresas, 6,8%; bebidas, 6,7%; comunicaciones, 6,6%M; y petróleo crudo y gas natural, 6%. Además, la ganancia promedio, sin GRACO, bajó en un 30% este año con relación al pico de ganancias obtenido en 2015.

 

Empresas regionales sin posibilidades de cancelar

Empresarios de varios  departamentos del país advirtieron que no cuentan con los recursos para pagar el doble aguinaldo, aunque se defina un mayor plazo, topes o se pague en especia como sugiere Gobierno.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Tarija, Víctor Fernández, señaló que el departamento registró un decrecimiento de 3,66% y no es posible pagar el beneficio.

“La crisis de Argentina nos está bombardeando. No es que no queramos pagar, pero no tenemos  los billetes ni los bolsillos para pagar.  Ni con las flexibilizaciones, porque sólo beneficiará a los productos de contrabando. Tarija tiene tres fronteras que no están controladas”, remarcó Fernández.

Teresa Dalenz, titular de los empresarios de Chuquisaca, señaló que en la región el único sector que crece es la banca, el resto cayó y no puede pagar.

Añadió que un mayor plazo sólo es arrastrar deuda, y si se entrega en especie, ¿cómo podría ayudar eso en el caso de las empresas constructoras?

Javier Bellot, presidente de empresarios de Cochabamba, señaló que no se podrá cumplir, porque serán cinco sueldos que se deberán desembolsar entre noviembre y  enero.

 Germán Rioja, presidente de los empresarios de Oruro, también manifestó que las empresas no están en condiciones de entregar a su trabajadores un segundo aguinaldo. Ni siquiera postergando el plazo a marzo, porque igual es  una deuda.

 Añadió que Tarija, Oruro, Potosí, Beni, Cochabamba son las regiones más deprimidas.


 

47
73

Otras Noticias