Ministerio identificó al menos 10 defectos en tractores de Cofadena

Según la denuncia, técnicos de mecanización de la cartera de Desarrollo Rural observaron falta de fuerza en la rastra y pala y fallas hidráulicas, entre otras.
jueves, 29 de noviembre de 2018 · 00:04

Página Siete/La Paz

Falta de fuerza en la rastra y pala hasta fallas en el sistema hidráulico  se encuentran entre los  defectos que encontraron los técnicos de mecanización del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras en los tractores ensamblados que la Corporación de Desarrollo de las Fuerzas Armadas (Cofadena) intentó vender a esa cartera de Estado.

De acuerdo con la denuncia que llegó a este medio, entre los meses de abril  y junio de 2010,  el gerente de entonces  de la entidad dependiente de las Fuerzas Armadas (R.C.V.) intentó entregar reiteradamente los vehículos de trabajo a ese Ministerio, sin lograr su objetivo.

Los técnicos de mecanización de esa dependencia estatal en su evaluación encontraron como defectos que la rastra no clavaba bien porque la parte superior del tractor tenía mayor pieza y los discos de la rastra penetraban la tierra sólo 30 centímetros y no los 90 centímetros. 

También detectaron fugas de fluidos hidráulicos en las abrazaderas durante el funcionamiento,  los arados no estaban bien nivelados, el tablero no contaba con tacómetros,  el radio de giro era muy corto y los vehículos presentaban deficiencias en la suspensión de los implementos.

Por otra parte, los tractores para su movilización  tenían necesidad de contar con un dispositivo de esfuerzo controlado en el sistema hidráulico.

Además  se identificó que el lugar donde se encuentra el asiento del operador junto a sus mandos requería de una tercera persona para que ayude al enganche de los implementos. 

Adicionalmente la pala o balde no terminaba de bajar y se detenía a la mitad y se presentó  un difícil enganche de las herramientas porque el tractor no ofrecía facilidad de ingreso rápido a los mandos y visibilidad del operador desde la cabina a las partes,  entre otros.

El daño económico por las fallas que presentaron los tractores ensamblados por la Empresa Nacional Automotriz (Enauto), dependiente de Cofadena, asciende a 25,9 millones de bolivianos, de acuerdo con informes oficiales.

Los vehículos de trabajo debían ser fabricados junto a la Empresa Nacional de Tractores D’Oliveira, con tecnología argentina y brasileña. 

Para este cometido se suscribió un contrato de riesgo compartido con Enauto, por el  cual Cofadena tenía que financiar el 100% del capital, mientras que la firma privada se comprometía a facilitar la tecnología para la fabricación de las partes y piezas.

A su vez la firma  estaba obligada a prestar sus instalaciones, maquinaria y equipos y establecer la línea de ensamblaje en Santa Cruz y Cochabamba.

Los tractores debían ser armados originalmente con motores argentinos y sistemas de tracción brasileños;  sin embargo, por problemas no aclarados, estos últimos componentes tuvieron que ser reemplazados por repuestos provenientes de China.

Una auditoría de Berthin Amengual & Asociados concluyó que éstos  presentaban problemas de incompatibilidad de piezas y partes, sobre todo con el motor marca DEUTZ de fabricación argentina.

Cofadena en un comunicado informó que hubo incumplimiento de contrato de parte de la empresa D’Oliveira y en 2014 se interpuso una denuncia contra Ernesto Oliveira y el  exgerente de la Corporación.
 

Oposición solicitará un informe a Cofadena

El senador de oposición Yerko Núñez solicitará un informe a la Corporación de Desarrollo de las Fuerzas Armadas (Cofadena) sobre las fallas presentadas por los tractores ensamblados y las acciones asumidas contra los responsables.

“En el transcurso de los próximos días pediré un informe para que esa entidad haga conocer las acciones adoptadas por sus responsables para recuperar los recursos económicos del Estado y sancionar a quienes se apropiaron de estos fondos”, precisó.

   Según el legislador, los 55 tractores que debían ser ensamblados por Cofadena y que concluyó con un daño económico al Estado de 25,9 millones de bolivianos, es sólo una pequeña nuestra de los  millones que pierde el Estado en obras mal ejecutadas, abandonadas y/o  con sobreprecios, sean carreteras o infraestructuras de  cualquier índole.

Añadió que en cumplimiento de su rol fiscalizador, los últimos años su tarea ha sido denunciar el uso discrecional que se realiza de los fondos públicos y la corrupción de autoridades y funcionarios estatales.

Se conoció que cuatro de los 55 tractores armados por Cofadena fueron vendidos a empresas que forman parte de la entidad como la Unidad de Producción Agrícola Bermejo (UPAB) pero presentaron fallas en el sistema hidráulico, brazos de la pala y otras.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

62
64