Importación de plaguicidas se disparó en 300% desde 2005

La investigación de los magísteres Roberto Bascopé y Ulrike Bickel señala que muchos de estos productos están en la lista de plaguicidas altamente tóxicos.
sábado, 14 de julio de 2018 · 00:04

Página Siete  / La Paz

La importación de plaguicidas entre 2005 y 2016 se disparó en 300%, de 10.000 a  40.000 toneladas internadas al país por año, según revela un estudio denominado Plaguicidas altamente tóxicos en Bolivia y elaborado por los investigadores Roberto Bascopé  y Ulrike Bickel.

 El primero es magíster en Ciencias Ambientales de la Universidad Mayor de San Simón y la segunda magíster en Agronomía Tropical de la Universidad de Rostock, Alemania, que elaboraron el documento dentro del marco del proyecto de investigación “Hacia la Sustentabilidad Alimentaria: reformando la coexistencia de diferentes sistemas alimentarios en América del Sur y África”.

En 2005 la importación anual de insecticidas, herbicidas y fungicidas era de 10.000 toneladas y subió a más de 40 mil toneladas en 2016 en promedio.

Este incremento, dice la investigación, coincide con la introducción de soya en 1997 y la legalización en 2005 bajo el Decreto Supremo 28225 de la soya genéticamente modificada.

Entre 2013 y 2017 la importación de plaguicidas alcanzó 1.136 millones de dólares por la compra de 212 mil toneladas. El pico más alto fue en 2014 con 242 millones de dólares. 

 En un solo año, 2016-2017, las compras del exterior aumentaron  en 24%. Los herbicidas más  importados, según el Senasag, son el glifosato, paraquat, atrazina y clethodim.

El estudio señala que todos estos, menos el clethodim, están presentes en la lista de “plaguicidas altamente tóxicos” elaborada por   la PAN (Red de Acción de Plaguicidas).

De acuerdo con el análisis, se estima que hasta un 30% y 35% ingresa al país de manera ilegal (contrabando) sin ser registrado. “Por esta razón la cantidad de plaguicidas que se usan es posiblemente aún más alto”, precisa el documento.

En otra investigación, citada por  el estudio, sobre sistemas alimentarios sustentables en Santa Cruz y otro en La Paz, Comarapa y Tarija utilizando la lista de la PAN, se encontraron 78 ingredientes activos de plaguicidas altamente peligrosos (PAP) por ser tóxicos y nocivos para la salud, presentes en casas comerciales y en el campo. 

Por otra parte, 105 de los 229 plaguicidas registrados en Bolivia son prohibidos en otros países. Además se comercializan libremente, es el caso del paraquat, 2.4 D, fipronil, cipermetrina, metamiphodos, endosulfan y monocrotophodos, los tres últimos prohibidos en Bolivia.

Daños y acciones

La investigación sugiere que se debería restringir el ingreso al país del Paraquat dichloride, Diquat bromide, Epoxiconazole, Chlorothalonil, Carbofuran, Methamidophos, Propiconazole, Tridemorph, Bifenthrin, Deltamethrin y Arseniato de cobre cromatado por causar daños neurológicos, cáncer, abortos, deformaciones, hipotiroidismo e incluso la muerte. 

Las  restricciones

  • Normativa En 2015, mediante la resolución administrativa 24 y 25 de Senasag se prohibió la importación, comercialización, distribución y uso de plaguicidas de uso agrícola 1) metamidofos (efectos en sistema nervioso), 2) endosulfan (malformaciones congénitas, hipotiroidismo y 3) monocrotophos (posible cancerígeno y abortivo).
  • Disposiciones El reglamento RA 055 para el registro y control de plaguicidas agrícolas, en su artículo 30, restringe, pero no prohíbe plaguicidas de la categoría muy tóxico.
  •   Compras  Las importaciones   vienen en su mayoría de China en un 34%, Argentina 22%, Brasil 9% y Uruguay 9%.

 


 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

68
10

Otras Noticias