Sugieren revisar tipo de cambio ante devaluación en Argentina

Empresarios plantean endurecer los aranceles de importación de alimentos y bebidas. Un expresidente del BCB dice que se debió devaluar durante la bonanza.
viernes, 31 de agosto de 2018 · 00:04

Página Siete/ La Paz

Ante una nueva devaluación del peso argentino frente al dólar, exportadores e industriales sugieren revisar el tipo de cambio del boliviano que se mantiene fijo desde 2011. Empresarios en Tarija recomiendan modificar los aranceles de importación para proteger la industria nacional.

Ayer, el peso argentino se llegó a ofrecer a 41,75 unidades por dólar en algunos bancos del vecino país, pero cerró en 39,87.

En un año (agosto 2017 y 2018) la moneda argentina experimentó una devaluación de 100%, según datos del Banco Central de la República Argentina.

El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (CANEB), Wilfredo Rojo, sostuvo que el tipo de cambio que se mantiene fijo en 6,96 por dólar, perjudicó la competitividad de las exportaciones bolivianas.

De esa manera se absorbieron las devaluaciones de Perú, Brasil Colombia y Chile al realizar intercambios comerciales y no actualizar la cotización oficial.

“Nosotros venimos solicitando modificar el tipo de cambio desde hace más de cinco años, porque afecta nuestra competitividad. Hemos venido diciendo que la bolivianización ha tenido un costo muy grande que hemos absorbido los que trabajamos con bienes transables”, añadió.

Explicó que el país importa cerca de 1.500 productos desde Argentina y que su devaluación genera una propensión a que los mercados sean invadidos por la producción del vecino país y fomente el contrabando.

Ante este panorama, el segundo vicepresidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Antonio Fernández, señaló que se debe analizar el tipo de cambio vigente. “Analizar el tipo de cambio es importante para nosotros porque no somos un mercado atractivo para exportar en este momento. Deberíamos ser más realistas con el mercado mundial para saber con qué valor podemos exportar”, recalcó.

Agregó que Bolivia necesita reducir su déficit fiscal para volverse un país más atractivo y generar confianza para inversiones y mejorar la competitividad.

Mientras tanto, la gerente general de la Federación de Empresarios Privados de Tarija (FEPT), Patricia Vargas, coincidió con Fernández en la necesidad de discutir el tipo de cambio. Pero también se debe endurecer el valor de los aranceles de importación de alimentos y bebidas.

“Nuestro país tiene un boliviano fuerte lo que nos lleva a tener un dólar barato. Eso alienta la importación y hace cuesta arriba la exportación, produciendo un fenómeno en sentido contrario donde las exportaciones caen, las importaciones suben y se registra un déficit en la balanza comercial”, remarcó.

Por su parte, el economista José Gabriel Espinoza aseguró que el tipo de cambio sin movimiento desde 2011 es difícil de sostener, en un contexto de déficit comercial y fiscal, como el que atraviesa Bolivia.

“Modificar el tipo de cambio es una solución a corto plazo, pero está sujeta a los movimientos de los países vecinos en la misma área. Si bien representa un respiro se va perdiendo en la medida en la que los vecinos entren en devaluación”, puntualizó.

En su criterio, la solución de mediano y largo plazo es fortalecer al aparato productivo.

Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB), indicó que se perdió la ocasión propicia para modificar el tipo de cambio, que tuvo que haberse realizado en la época de la bonanza de las exportaciones.

“Si ha de devaluarse la moneda nacional, eso tiene que hacerse con sumo cuidado porque es una operación equivalente a la que tendría un neurocirujano que tiene que operar el cerebro. No creo que el contexto político apoye una medida de ese tipo”, advirtió. Sin embargo, aclaró que una vez finalizadas las elecciones presidenciales de 2019 se podría iniciar la discusión.

El 1 de agosto, el presidente del BCB, Pablo Ramos, aseguró que no hay necesidad de devaluar la moneda en Bolivia, porque la relación cambiaria es adecuada, la producción avanza, la inflación es baja y eso garantiza que el tipo de cambio pueda mantenerse sin variación.

Depreciación del peso argentino afecta a municipios de frontera

Las constantes devaluaciones del peso argentino afectan principalmente las economías de los departamentos de Tarija y Potosí, que tienen como sustento el comercio.

La gerente general de la Federación de Empresarios Privados de Tarija (FEPT), Patricia Vargas, resaltó que los municipios de frontera reportaron este año una caída de hasta un 70% en el flujo de visitantes argentinos que se abastecían de productos locales.

“Ha bajado el nivel de ventas de los comerciantes, el contrabando hormiga de alimentos también ha impactado”, agregó la empresaria.

Los productores de vinos y textiles fueron los más perjudicados por la avalancha de productos argentinos que ingresan por la frontera.

Al respecto, la presidenta del Comité Cívico de Yacuiba, Nery Zurita, indicó que cerca de 1.500 gremiales padecen la devaluación del peso.

Explicó que algunos comerciantes optaron por abrir restaurantes y puestos de comida en las calles para afrontar las bajas ventas.

Indicó que actualmente el municipio recibe hasta tres buses con turistas argentinos frente a los 200 buses que se tenían en 2013.

Los visitantes cruzaban la frontera para abastecerse.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

108
21

Otras Noticias