Desde 2014 se asignaron Bs 117 MM para el avión presidencial

Según expertos en aeronáutica, no es posible calcular de manera precisa los recursos que usa la aeronave ya que su itinerario está sujeto a la voluntad del Presidente.
domingo, 20 de enero de 2019 · 00:11

Manuel Filomeno  /  La Paz

 Desde 2014 hasta 2019, el Gobierno presupuestó  117.812.858 bolivianos para la gestión del avión presidencial, según se detalla en  los  datos del Sistema Integrado de Gestión Pública (SIGEP) del Ministerio de Economía y Finanzas y los presupuestos aprobados cada año.

En 2014 se asignaron 16 millones de bolivianos para   la aeronave y hasta 2018  el valor  se mantuvo  en 20.372.358 bolivianos cada año (ver gráfica).

En  el Presupuesto General del Estado (PGE) 2019 se consigna 20.332.858 bolivianos para la gestión del  avión Falcon 900 X del presidente Evo Morales.

Para el experto  Samuel Montaño, el presupuesto asignado a la aeronave desde 2014 es demasiado alto y es así por que se utiliza el avión para vuelos en muchos casos  innecesarios.

“Es un presupuesto  que no se ajusta a la realidad y se debe a que el Presidente usa ese avión para todos sus viajes, cuando sólo debería ser utilizado para vuelos internacionales”. precisó.

En su criterio es posible  incluso que el presupuesto real sea aún más alto, ya que no se pueden prever cuántos viajes realizará el mandatario en 2019, ya que es un año electoral.

“Es posible que la gestión del avión demande aún más recursos porque el presidente Morales va a realizar campaña este año y para eso va a usar más su avión”, puntualizó.

Por su parte, el exsuperintendente de Transportes, Wilson Villarroel indicó que los recursos asignados, si bien son elevados y no responden a la realidad del país y la región, se ajustan a   lo que cuesta mantener una aeronave de ese tipo.

 “El presupuesto que tiene asignado el avión es alto, pero esta enmarcado en los gastos que genera la operación de una aeronave de su tipo. Sin embargo, habría que analizar si es realmente necesario contar con esa nave, teniendo en cuenta que la tendencia de los mandatarios de la región es utilizar vuelos comerciales o de sus fuerzas aéreas”, indicó el experto en regulación.

En 2010 el Gobierno adquirió en forma directa  el avión  Dassault Falcon 900 EX Easy que le costó al Estado boliviano 38,7 millones de dólares.

Costos de operación

Montaño y Villarroel coinciden en señalar  que lo más costoso para la gestión del avión es el combustible que utiliza, seguido por el mantenimiento y la remuneración de los pilotos.

“El Falcon es un avión muy veloz y que consume mucho conbustible, además, en los viajes que realiza el Presidente se deben volver a llenar los tanques y para esto se paga el precio internacional del carburante”, explicó Montaño.

Villarroel añadió  que en el caso de la tripulación, esta debe ser fija y especializada para trabajar con el avión. Por esa razón  lo que se paga debe ser superior a la del resto de pilotos de la Fuerza Aérea.

“La tripulación del Falcon debe ser especializada y estar siempre lista para volar a la orden del presidente, y por eso deben cobrar más que el resto de los pilotos disponibles”, precisó.

A estos gastos deben sumarse los relacionados con el uso de terminales y hangares en otros países, tanto los de destino como los de escala.

“Si el presidente debe viajar a Cuba y hacer una escala de dos horas en Colombia, las autoridades de ese país deben dotar al presidente de un equipo de seguridad, así  como ciertas condiciones en la terminal, sin embargo, este trato tiene un costo que debe ser pagado por el Estado”, agregó el experto en aeronáutica.

Costos por hora

Según el portal de la empresa Liberty Jet que se dedica a la venta de aviones, el Falcon 900 EX consume 314 galones de combustible por hora, alcanza una velocidad máxima de 545 millas por hora y tiene autonomía de vuelo de 5.143 millas.

A mediados del año pasado se conoció en un medio español que el costo de la hora de vuelo de un avión similar que usa el Gobierno de ese país,  los Falcon 900B, supera los 5.600 euros (6.366 dólares).

 Este tiene mayor velocidad, menor consumo de combustible, pero también menor autonomía que el Falcon 900 EX.

Con el presupuesto que se asignó en 2017, de 20.372.358 bolivianos al avión, el costo por día ascendió a 55.814 bolivianos.

 Afirman que con los helicópteros el gasto es mayor

Además del avión presidencial, el presidente Evo Morales se transporta con frecuencia en los helicópteros de la Fuerza Aérea Boliviana, los cual eleva el presupuesto.

Para el  experto en seguridad y defensa Samuel Montaño  si se incluyeran los gastos generados por el uso de estas aeronaves a los recursos de gestión del avión presidencial, el monto asignado a transporte aéreo del presidente se multiplicaría.

“Los helicópteros son las aeronaves más caras de volar y usarlos para hacer viajes desde la residencia en San Jorge hasta la plaza Murillo o hasta el aeropueto de El Alto es un despropósito”, señaló.

Para el experto,  el Presidente debería utilizar los automóviles de la Presidencia para realizar viajes cortos, en lugar de generar gastos con los helicópteros.

“Hay un helicóptero de la Fuerza Aérea que sube y baja todos los días para llevar al Presidente y ha habido voces de protesta de la misma Fuerza Aérea de que no puede ser que se abuse así de un helicóptero, bajo el pretexto de que el Presidente no puede usar la autopista porque estaba en reparación y porque hay congestionamiento”, aseveró.

Para el diputado Gonzalo Barrientos, el uso del helicóptero es una muestra del despilfarro en el que incurre el actual Gobierno, ya que esos recursos  podrían ser destinados a otras actividades.

“No sólo es el avión presidencial, el presidente Morales utiliza los helicópteros de manera poco responsable y gastando una cantidad importante de  combustible en cada viaje de 10 minutos ”, manifestó.

Helicóptero  levanta vuelo  en  el nuevo Palacio.
Archivo / Página Siete

Defensa y críticas de legisladores

El diputado oficialista Víctor Borda, aseguró que el avión presidencial es una herramienta de trabajo los costos que conlleva su operación están   justificados.

Antes de 2005, dijo que los gobernantes gastaban más en alquiler de aeronaves y viáticos. “Hasta 2015 los gobernantes gastaban más en alquileres de aviones y viáticos. Ahora el presidente usa el avión para trabajar, es una necesidad para que el presidente pueda visitar otros países y conseguir financiamiento para el país y entregar obras dentro del territorio nacional”, precisó.

El diputado opositor Gonzalo Barrientos opinó que el presupuesto asignado al avión es un despilfarro de recursos. “Nunca en la historia de nuestro país se ha despilfarrado recursos de esta manera, usando el avión presidencial incluso para viajes cortos”, dijo.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

23
398

Otras Noticias