Educación y Salud rechazan la jubilación forzosa; COB evaluará

En un documento de 23 puntos, con varias demandas, trabajadores en Salud y Educación cuestionan el anuncio de Evo. Denuncian que la renta de vejez es baja.
jueves, 24 de enero de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

La  Confederación de Trabajadores de Educación Urbana de Bolivia (CTEUB) y la  Confederación Sindical de Trabajadores en Salud Pública de Bolivia, además de otros sectores sociales, rechazaron ayer el anuncio de la jubilación obligatoria. La COB afirmó que evaluará el tema.

Varias organizaciones sociales, entre ellas cocaleros de los Yungas y gremiales de El Alto, firmaron un documento de 23 puntos en alianza con los profesionales en salud denominado “Por la Salud y la Democracia”. 

 Por ejemplo, en el punto 11 los sectores  expresan: “rechazo a la jubilación obligatoria”. 

Quienes suscriben el documento  dan siete días a las autoridades de Gobierno para que atienda  las  demandas, de lo contrario asumirán medidas.

Entre otros puntos también se pide respeto a resultados del referéndum del 21 de febrero; abrogación de la Ley de la Coca;  rechazo al incremento de impuestos; renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral y la libertad de presos políticos.

El martes 22, el presidente Evo Morales, durante su discurso por los 13 años de gestión ante la Asamblea Legislativa, anunció   la  jubilación obligatoria para reducir el desempleo.

Para el  exejecutivo de la CTEUB  Wilfredo Siñani   el anuncio sólo es una   propaganda para prometer  empleo a los  jóvenes.
 
 “Tal como anticipamos en diferentes eventos orgánicos (congresos, conferencias y ampliados del magisterio urbano nacional), Evo Morales y su camarilla gobernante  sacrificarán a miles de trabajadores, obreros, maestros y profesionales,  echándolos  a las calles  con rentas  miserables que no les alcanza para satisfacer sus necesidades”, deploró.

 En su criterio, se debería generar empleo con recursos del Estado, no a  costa de los maestros.

 Por ejemplo, mencionó que un profesor con 35 años de servicio, categoría mérito, percibe un salario aproximado de 5.000 bolivianos,  que permite generar dos empleos. “Durante estos 13 años despilfarraron millones de dólares en palacios, museos, aviones, corrupción y viajes; por lo tanto, rechazamos la jubilación obligatoria y exigimos una renta con el 100% de salario, como el que percibe un trabajador activo. No permitiremos este  atropello, los trabajadores derrotaremos en la calles la jubilación obligatoria”, advirtió.

Para el  secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Guarachi, se trata de  un “simple” anuncio y que se debe respetar la ley.

“La Ley de Pensiones dice hasta los 58 años. Entonces se aplica la norma y se tiene que respetar. Nos vamos a reunir a discutir este tema y a partir de ahí vamos a pedir que se reactive la comisión de pensiones. Puede ser un anuncio y las normas están ahí y se respetan”, remarcó.

El exsecretario de finanzas de la COB  Óscar Tapia  afirmó que ante la incapacidad  de generar nuevas fuentes de empleo digno, se   plantea  jubilación obligatoria. “Los trabajadores  rechazamos la propuesta  porque la consideramos anticonstitucional. La Constitución  Política del Estado garantiza el derecho al trabajo y su estabilidad laboral  prohíbe los despidos injustificados”, cuestionó.

Además, dijo que  la jubilación significa  una renta miserable, entre un 20% y 30% del salario referencial, por lo que un trabajador preferirá seguir aportando con el salario que gana.

El nuevo ministro de Trabajo, Milton Gómez, admitió que hay varios factores que no permiten a los  trabajadores  jubilarse y que se evaluarán junto al Gabinete.

El ministro de Economía, Luis Arce, manifestó que este tema no es nuevo  y fue planteado por la propia COB en su momento.

Sobre las rentas bajas que cuestionan algunos sectores como óbice para pasar al sector pasivo, manifestó que este es un aspecto que tiene que ver con la falta de aprobación del reglamento de inversiones de la Ley 065.

A la COB se le envió hace algunos años un borrador del proyecto, pero hasta la fecha no dio su visto bueno y por eso la Ley de Pensiones está incompleta.

“Queda claro que para mejorar rentas debemos poner en vigencia el reglamento de inversiones y otros  que faltan, debemos  resolver esto”, puntualizó.

 
En 2017 el Gobierno remitió un proyecto de ley

A fines de noviembre de 2017, el Gobierno  remitió el proyecto de Ley Ejercicio del Derecho a las Prestaciones de Vejez y Solidaria de Vejez para Asegurados Dependientes no Mineros de 65 años o más y para asegurados dependientes del sector minero de 58 años y más. 

Tras el rechazo de diferentes sectores laborales, la propuesta ya no fue considerada durante la legislatura de 2018. Mientras que el Ministerio de Economía dijo que  socializaría la norma.

El proyecto de ley buscaba  la jubilación “obligatoria” de 152.120  trabajadores mayores de 65 años de edad, porque supuestamente   ya no  cumplen de manera  satisfactoria y eficiente  con las tareas asignadas en sus puestos laborales.

   “Se observa que el trabajador, por el proceso natural del envejecimiento ya no cumple de manera satisfactoria y eficiente con las tareas y funciones asignadas por el empleador poniendo en riesgo inclusive (...) su propia seguridad y la de su entorno”, se justificaba en la  exposición de motivos de la propuesta normativa.

De los 152.253 trabajadores que ya superaron la edad de jubilación, en el proyecto de ley se mencionaba que unos 15.253 empleados  estaban en el sector de educación y en la administración pública.

 

151
42