La Asoban propone dejar sin efecto las tasas de interés fijas

Los bancos alcanzaron a noviembre 2018 el 60,5% de la meta de crédito productivo y vivienda, ahora confían en que se levanten restricciones a cupos e intereses.
miércoles, 09 de enero de 2019 · 00:04

Página Siete  / La Paz

Después de haber superado la meta de cartera productiva y de vivienda social fijada por  ley, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) espera que este año se levanten los cupos de préstamos a estos sectores y las tasas de interés fijas reguladas por ley.

El secretario ejecutivo de la Asociación, Nelson Villalobos, en respuesta a un cuestionario de Página Siete,  informó que hasta noviembre del año pasado se alcanzó al 60,5% de la meta y todos los bancos cumplieron  con el objetivo impuesto por la Ley de Servicios Financieros 393  promulgada en 2013.

Esa norma   fijó un plazo de cuatro  años para que las entidades alcancen este propósito. En el caso de los bancos PyMe debían alcanzar un 50% de préstamos a estos sectores.

“Cumplidos los niveles de cartera exigidos, se espera que se incentive la sana competencia, levantando las restricciones de tasas y cupos de cartera. Así se permitiría ampliar la atención a otros sectores rezagados en la atención crediticia,  que también contribuyen al crecimiento económico al ser parte de la cadena de pagos”, precisó Villalobos.

Por la Ley 393  y sus reglamentos, las tasas de crédito de vivienda social fueron fijadas en 5,5%, 6% y 6,5% como máximo en función al valor del inmueble. En el  crédito productivo rigen tasas fijas de 6% para empresas grandes y medianas; 7% para la pequeña empresa y 11,5% para microempresas.

Según Villalobos, el cumplimiento de las metas establecidas implicó importantes esfuerzos para sostener el crecimiento de la cartera y los depósitos, con tasas reguladas que afectaron los márgenes (ganancia) para una mayor capitalización de las entidades bancarias. 

 Sobre la base de los resultados alcanzados, destacó  que la banca se mantiene sólida y solvente, pero  se presentan desafíos que deben ser considerados en la revisión de esta normativa. 

  
Capitalización

La semana pasada la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI)  instruyó que los bancos capitalicen al menos 50% de su utilidad 2018 para fortalecimiento patrimonial.

 Villalobos sostuvo que en 2018  algunas entidades capitalizaron más del 50% de sus ganancias  y otras por lo menos ese 50% de las utilidades generadas  en 2017.

 Explicó que los bancos mantienen un nivel de Coeficiente de Adecuación Patrimonial (CAP), de acuerdo con lo establecido en las mejores prácticas y la normativa para el sector. De esta forma, acompañan el crecimiento de la cartera y depósitos y, por ende, de la economía.

Esta decisión, prevista dentro las políticas internas de las instituciones, permite fortalecer aún más sus patrimonios que son la base para sustentar el crecimiento de sus actividades. 

Para Asoban,   el fortalecimiento patrimonial de las entidades, cuya principal fuente es la generación de utilidades que son capitalizadas anualmente, tiene un mayor efecto positivo y multiplicador para el país. Esto porque aumenta la capacidad de generar un mayor volumen de préstamos y captar el ahorro nacional, en beneficio de toda la población y la economía.

 La  presión impositiva, que supera el 60% de las utilidades y otras medidas,  merma  la capacidad de capitalización de las entidades, añadió.

 

 

40
40

Otras Noticias