Quipus remató una parte de los celulares que no entregó a Entel

Los modelos Tinku y Heka debían venderse en Bs 1.323 y 1.079, respectivamente, pero salieron al mercado a Bs 870 y 700.
jueves, 03 de octubre de 2019 · 01:26

Fernando García T. / La Paz

 La Empresa Estatal Quipus remató una parte de los 38.000 celulares que ensambló para presentarse a la licitación de Entel, que perdió.

En un informe presentado en marzo de 2017  por las gerencias de la firma estatal al entonces gerente general de Quipus, Freddy M.R., se especifica que se tenían ensambladas 27.750 unidades del modelo de gama alta Tinku y otras 3.000 del Heka (media).

En ese reporte se detalla que el “rango de precios de venta mínimo-máximo” para esos dispositivos era 1.065-1.323 bolivianos para los Tinku, y 890-1.079 para los celulares modelo Heka.

Sin embargo, Quipus remató esos equipos a 870 bolivianos, en el caso de los Tinku, y 700 los Heka, como figura en un anuncio de la empresa pública  que cuenta con el membrete del Ministerio de Desarrollo Productivo (foto).

“El costo de ensamblaje de cada celular ascendía a más de 1.200 bolivianos, cuando en el mercado se puede comprar un equipo (de esas características) a 800”, aseguró el senador Amílcar Barral, quien desde mediados del año pasado solicitó que la ministra del área, Nélida Sifuentes, explique las denuncias de corrupción en Quipus.

Página Siete informó el lunes que cinco exejecutivos de la firma estatal en la actualidad son procesados por la justicia  por la adjudicación con irregularidades de un contrato de 40,8 millones de bolivianos, recursos destinados a la fabricación de los 40.000 celulares correspondientes a los modelos que fueron ensamblados y luego rematados.

Al final, de la cantidad proyectada, Quipus ensambló 38.000 dispositivos por problemas con el proveedor, en los que gastó 39,1 millones de bolivianos. Su idea era vender esos equipos a Entel, por medio de una licitación que perdió en primera fase.

No obstante, a pesar de que la propuesta fue inhabilitada de la convocatoria de la telefónica estatal, el proceso de contratación directa de Quipus para la compra de piezas prosiguió con la contratación directa de la empresa Rxart, que incumplió dos veces los plazos de entrega.

En consecuencia, se le aplicó una multa de 316 mil bolivianos, pero después de haberle desembolsado 39,1 millones de la moneda nacional, como consta en la denuncia penal presentada por el ministerio y el acta de recepción registrada por Quipus.

Barral acotó que de acuerdo con un informe de 2017, había más de 48.000 celulares y tabletas obsoletas almacenadas en los depósitos de la empresa.

El asambleísta hizo notar que ese stock supone una millonaria pérdida para el Estado, pues los dispositivos ya están obsoletos.

Los actos de corrupción que se investiga

  •   Orden El 15 de septiembre de 2015, el gerente de producción de Quipus, Edgar G.F.M., solicitó contratar a Rxart para la provisión de 40.000 kits de ensamblado de los celulares Tinku y Heka, por un valor de Bs 40,8 millones.
  • Sospechas El proveedor aplazó en dos ocasiones la entrega de los componentes y, al final, dejó a Quipus un faltante de 2.000 piezas. A pesar del incumplimiento, recibió 39,1 millones de bolivianos en pago por el servicio prestado.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

3
158

Otras Noticias