“Habrá menor crecimiento y un alza de inflación este año”

La nueva autoridad estima que el crecimiento bordeará el 3,2% y asegura que no se moverá el tipo de cambio y se garantizarán proyectos de inversión.
domingo, 24 de noviembre de 2019 · 00:04

Marco Belmonte / La Paz

Asumió el cargo hace una semana, pero le toca reconducir la economía en la última parte del año y tratar de minimizar el impacto del reciente conflicto político y social. José Luis Parada, el nuevo ministro de Economía, garantiza la continuidad de los proyectos de inversión, la estabilidad del tipo de cambio,  pero advierte que no se podrá cumplir las metas de crecimiento económico y de inflación. 

El jueves, el exasesor de la Gobernación de Santa Cruz recibió a Página Siete para hacer un balance general de cómo está la economía.

¿Cómo encontró el ministerio y la   economía del país? 

Desde 2014,  la  caída de precios de materias primas no solo ha afectado al país, sino a Latinoamérica, venimos de un periodo de bonanza, cuando el precio internacional del petróleo se incrementó de 20 a 140 dólares el barril. Eso  permitió  un crecimiento muy alto  de ingresos, pasamos en el país de  40.000 millones  de bolivianos a 212 mil millones  de bolivianos  entre  2005 y  2012 en el  presupuesto, eso es cinco veces más dinero, pero  la gente no siente  que hubiese existido cinco veces más salud, educación, seguridad ciudadana y vivienda. Ahora hay problemas en la región con Argentina, Ecuador, incluso Chile. La guerra comercial entre Estados Unidos (EEUU) y China afecta los precios de materias primas  y por lo tanto a Bolivia. 

¿Qué se hará para enfrentar este panorama? 

Lo que  se está haciendo es buscar la manera de generar nuevos ingresos, pero  considerando las limitaciones que tenemos como Gobierno de transición. Se trabaja para liberar la economía un poco, pero precautelando y garantizando primero el mercado interno.  En Santa Cruz, con el 20% de la producción de soya se cubre el mercado interno, pero el 80% necesitaba cupo para exportarse  y por eso se perdieron, casi 380 millones de dólares por año. Entre 2008 y 2018 se perdieron más de 4.000 millones de dólares que se podría generar con las exportaciones.  

Cada departamento tiene potencial productivo, pero no hubo incentivos, tampoco búsqueda de mercados.

Sin embargo, la estabilidad económica en el país está garantizada y no enfrenta ningún problema. Hace 35 años que Bolivia viene creciendo y hay estabilidad económica, no hubo grandes cambios y hubo siete cambios de gobierno. La instrucción de la presidenta Jeanine Añez es buscar la manera de incentivar más la producción nacional. Por eso se va a dar continuidad a los proyectos para exportar carne a China, con el proyecto del  Mutún. La idea también es avanzar en un pacto fiscal y estamos garantizando el pago de bonos.

¿Qué pasa con el tipo de cambio y cuándo se liberarán las exportaciones?

Estamos trabajando ya en los incentivos y la liberación de las exportaciones, porque no hay problemas con el mercado interno. Vamos a mantener la estabilidad económica y el tipo de cambio no se va a mover. 

Los precios de las materias primas están con  perspectiva de estabilizarse y el próximo gobierno creemos que va a tener un  panorama  estable, pero hay que  ver y estar atentos a lo que ocurre con los países vecinos, tenemos productos de exportación competitivos y hay que darle  las condiciones.

¿Cómo está el crecimiento económico, se podrá cumplir con las metas o habrá una desaceleración a raíz de los conflictos sociales y políticos?

La  tendencia era hacia un decrecimiento de 4,5%, respecto a la meta del presupuesto que era de 4,7%.  A  junio el crecimiento interanual fue de  3,38%, es decir con una tendencia a la baja y por eso no se pagará el  segundo aguinaldo. Hay una perspectiva a la baja en el crecimiento no sólo en Bolivia, sino en toda la región. Creemos  que vamos a estar entre 3% a 3,2%, que fue la tendencia hasta junio. Puede afectar un poco este momento de crisis por la que atraviesa el país, pero  veremos las cifras hasta  diciembre. De todas maneras el crecimiento de Bolivia será el más  de la región. El INE trabaja con las cifras  para determinar  la proyección final. Con los   pagos que se van haciendo y la inversión  se tendrá una proyección  oficial. Debemos pacificar el país, normalizar el tránsito en las carreteras para recuperar el tiempo perdido y producir.

¿Con los problemas que se tienen de abastecimiento, hay especulación de precios, esto no influirá en una mayor inflación?

Puede que exista  un incremento de la tasa de inflación, porque  hay bloqueo de caminos y no existe un abastecimiento normal de productos en los mercados. Sin embargo, esto no  es por falta de capacidad productiva, sino por la irracionalidad de alguna gente que no deja circular la producción.

¿Tengo entendido que se reunió con Asoban, cuál es su evaluación del sistema financiero, existe un incremento de la mora?

Estamos esperando los datos finales y la evaluación con los bancos, vemos que la mora está manteniéndose controlada. Con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) se  han aprobado algunas medidas para flexibilizar las condiciones y la reprogramación de  deudas y así evitar un retraso en  el pago de cuotas de la gente que tiene deudas. Debemos tomar en cuenta que al no existir transitabilidad, los productores no generan ingresos. Pero en general no debería generarse mayor preocupación, el sistema financiero siempre ha sido sólido.

¿Ministro, no preocupa la pérdida acelerada de reservas internacionales netas (RIN) en los últimos meses? 

La  caída de las RIN  viene desde 2014 y ahora están sobre los 7.000  millones de dólares, aún es  buen nivel. Una vez que se normalicen las actividades, se puede esperar una recuperación, existe el potencial productivo.

¿La ejecución de la inversión no es muy baja?

En general la ejecución del presupuesto está en 55%, pero en los últimos años nunca se ejecutó más de 85%. Debemos mejorar la eficiencia, se han realizado  inversiones muy altas, como la  planta de úrea, sin seguir   criterios técnicos y alejada de mercados, ya que debería estar emplazada en Puerto Suárez.   Este tipo de inversiones elegidas con criterio político ya no pueden existir, ya  no hay  la bonanza como para despilfarrar recursos. Otra inversión en cemento y sin utilidad es la Casa del Pueblo.

¿El déficit fiscal no preocupa?

Vamos al sexto año de déficit fiscal, creemos que  se va mantener lo proyectado (7,8% del PIB). Vamos a tratar de frenar el deterioro y con  las medidas como la liberación de exportaciones se puede mejorar ingresos.

HOJA DE VIDA

  • Perfil José Luis Parada es licenciado en Ciencias Económicas.
  • Experiencia Economista agrícola en el Instituto Nacional Agrario en Honduras, asesor de la Gobernación de Santa Cruz; gerente de PIL Santa Cruz y otros cargos.
36
7