Calculan reservas de gas en 6,21 TCF; 1,7 irán al mercado interno

Expertos en hidrocarburos afirman que del total, ya se tienen comprometidos 3,7 TCF para el mercado argentino, y 1,7 TCF serán despachados hasta Brasil.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 00:04

Lidia Mamani /La Paz

A Bolivia le quedan 6,21 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas en reservas, de los cuales 1,7 TCF deben abastecer el mercado interno y el resto será exportado para cumplir los contratos con Argentina y Brasil, coincidieron expertos.

“Hasta fines de 2018, se calcula que teníamos una reserva probada de gas de 6,75 TCF, pero, si le restamos el consumo que se hizo este año, nos quedan 6,21 TCF de gas, de acuerdo con las curvas de producción de YPFB”, explicó a Página Siete el exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos.

Ante la consulta de cuánto durará este volumen, el experto indicó que para estimar  el tiempo se requiere conocer las cantidades de los contratos que se firmen con Petrobras y otras empresas privadas en Brasil, al igual que con Ieasa, de Argentina.

“Hay tareas urgentes que se tienen que cumplir en este Gobierno transitorio, una es abastecer el mercado interno y la otra continuar con la negociación de los contratos con Argentina y con Brasil; en este caso se puede pedir  extender el contrato por un año más”, sugirió Ríos.

 Asimismo, remarcó que el mercado interno crece cada año, pero para las empresas petroleras y YPFB no es rentable producir sólo para la demanda local, por los bajos costos que paga el Estado, a diferencia del gas que es destinado a la exportación.

“Estamos en el limbo porque no se tienen contratos firmados para las reservas que tenemos”, advirtió la exautoridad.

 Este medio publicó ayer que un informe de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos revela que Bolivia sólo tenía 7,1 trillones de pies cúbicos (TCF) en reservas probadas de gas natural hasta el 31 de diciembre de 2017, y no los 10,7 TCF que certificó hasta esa fecha la empresa Sproule.

 Al respecto, el secretario de Energía e Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, Herlan Soliz, apuntó que esta cifra fue  alertada desde 2015.

“Desde hace cinco años se dijo que ya había  remanentes y alertamos que las reservas iban a estar en 7,11 TCF. Todo eso pasa cuando en un país no se tienen nuevos volúmenes de gas”, dijo Soliz.

Incluso mencionó que Santa Cruz nunca estuvo de acuerdo con  los 10,7 TCF que se aseguraba que había hasta 2017.

“Ahora la pregunta  es que de estos  7,11 TCF,  se tienen comprometidos 3,7 TCF con el mercado de Argentina  y con Brasil 1,7 TCF, es decir que 5,4 TCF son para cumplir  los contratos. Entonces ¿el remanente para el país es de 1,7 TCF?”, enfatizó el funcionario de la Gobernación cruceña.

 En criterio de Soliz,  los tiempos hidrocarburíferos de búsqueda y reposición son largos, más al tomar en cuenta que si se encuentran nuevos yacimientos y reservas,  se puede tardar más de 10 años para poner en marcha su explotación y percibir nuevos ingresos económicos.

Eso quiere decir que si se descubre un reservorio al siguiente año, recién en 2030  cambiará la situación del nivel de volumen de las reservas, pero hasta  ese año Bolivia habrá concluido en su totalidad los contratos que tiene con Brasil y Argentina.

Ante el “engaño” presentado por el exministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, anunció que pedirá a las autoridades de YPFB transparentar la información sobre las reservas reales de gas que tiene el país, ya que, según datos trabajados por su área, Bolivia sólo cuenta con 6,21 TCF y no con los 10,7 TCF que anunció la firma canadiense Sproule.

La demanda

En agosto de  2018, ejecutivos de la empresa extranjera, junto con el exministro Sánchez, presentaron la “actualización de las reservas” probadas con las que contaba el país hasta 2017.

En ese entonces, la exautoridad sostuvo que las reservas de gas certificadas por Sproule garantizan la demanda interna por 18 años, el cumplimiento de exportaciones a Brasil y Argentina por 14 años, además de existir un saldo disponible para negociar nuevos contratos comerciales.

“Estamos seguros de que hasta diciembre de 2019, Bolivia no tendrá 10,7 TCF, sino  que será superior a los 11 TCF”, manifestó Sánchez, en agosto de 2018.

 En cuanto al consumo, Ríos apuntó que el mercado interno y externo, hasta antes de 2018, alcanzaba un promedio anual de 0,8 TCF, pero desde el año pasado disminuyó a entre 0,45 y 0,54 TCF, debido a los menores volúmenes de gas entregados a los mercados de exportación.

Desde hace meses, la comercialización del energético boliviano se estancó en un promedio mensual de 45 millones de metros cúbicos día (MMmcd), de los cuales 15 MMmcd van a cubrir el mercado interno.

En el caso del externo, a Brasil se envió desde 2018 unos 15 MMmcd, cuando el máximo era 30,08 MMmcd, y para Argentina 15 MMmcd (antes 22 MMmcd).

 

 

2
8

Otras Noticias