Cierre de Minera Paitití deja sin trabajo a 220 personas

La empresa invertirá $us 12 millones para dedicarse a la recuperación de óxido. Sus obreros reciben unos Bs 16.000 de sueldo; los técnicos ganan hasta 95.000.
viernes, 29 de noviembre de 2019 · 00:04

Lidia Mamani / La Paz

 Con la suspensión de operaciones de la Empresa Minera Paitití (Emipa), 220 personas se quedarán sin trabajo, por lo que solicitaron una auditoría financiera y de operación  tanto al Ministerio de Trabajo como al de Minería .

Emipa anunció el miércoles su cierre temporal, de 18 meses, para hacer una inversión de 12 millones de dólares destinados a un nuevo proyecto de óxidos.

“Desde fines de 2019 se suspenderá temporalmente las operaciones mineras, para concentrarnos en el desarrollo, instalación y puesta en marcha del proyecto de recuperación de óxidos. Los yacimientos Cerro Félix y Las Tojas no han tenido un resultado favorable  debido a estructuras complejas, además de bajas leyes de oro y un alto movimiento de material estéril que dificultan el proceso metalúrgico y significan un alto costo”, informó a Página Siete el gerente de Emipa, Joaquín Zenteno.

Ante la consulta de qué pasará con los 220 trabajadores, entre técnicos y obreros, el ejecutivo afirmó que la empresa pagará todos los beneficios sociales para su desvinculación, debido a que mantener una planilla tan elevada sin operar entre 10 y 18 meses  es insostenible para Emipa.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Mineros Metalurgistas de Paitití, Jorge Zeballos, señaló ayer que  al recibir la carta de desvinculación por parte de la empresa  remitieron una solicitud de auditoría financiera y de operación al Ministerio de Trabajo y de Minería, para ver cuál es la verdadera situación de la compañía.

“Nos dijeron que la mina parará 18 meses debido a que se han agotado los recursos. Como sindicato tenemos convenios de estabilidad laboral hasta 2026, pero vemos que tomaron una decisión unilateral y esto es un tema que verificará el Ministerio de Trabajo y de Minería, mediante una auditoría, porque de la noche a la mañana no pueden cerrar una empresa y botar a la calle a tanta gente”, lamentó Zeballos.

En criterio del dirigente, el cierre temporal de Emipa se debe al alto costo laboral, en cuya planilla salarial un técnico gana hasta 95.000 bolivianos, mientras que los obreros tienen sueldos de hasta 16.000 bolivianos.

La corporación tiene interés de seguir en operaciones en Bolivia, por lo que invertirá 12 millones de dólares en el proyecto de óxidos, que consiste en el procesamiento metalúrgico del mineral quebrado de los depósitos.

Punto de vista
Héctor Córdova Exministro de Minería

La presión puede reventar el hilo

De las pocas empresas extranjeras que se animan a trabajar en el sector minero en Bolivia, una se va.  Al riesgo propio de la minería, se suma la presión externa que hace insostenible la operación.

Esto ocurre porque es nulo el valor agregado a la materia prima y, por lo tanto, el margen de utilidad es pequeño.

La situación sería distinta en caso de añadirse valor al mineral. Conforme avanza la extracción, disminuyen las reservas y se encarece la operación.

Ahora, el cierre de las actividades, temporal o definitivamente, deja  sin empleo a 200 trabajadores. Esto muestra que en el sector minero la presión puede reventar el hilo.

En todas las situaciones de tensión, el diálogo y los acuerdos conducen siempre a resultados más satisfactorios. 

Las operaciones de la Empresa Minera Paitití pueden centrarse en el retratamiento de sus colas, que contienen todavía apreciable riqueza.

12
3

Otras Noticias