Alemania expresa su extrañeza por la cancelación unilateral de la empresa mixta para el litio

El 85% del litio boliviano debería ir a Alemania
jueves, 07 de noviembre de 2019 · 20:43

ANF

La República Federal de Alemania a través del Ministerio Federal de Economía expresó su incomprensión por la cancelación unilateral de la empresa conjunta germano-boliviana que se creó para la producción de baterías de litio para la industria automotriz.

Bolivia y Alemania suscribieron el 12 de diciembre en Berlín, la empresa mixta YLB y ACI Systems. El join venture fue para que el país disponga de la materia prima y la alemana la tecnología para la fabricación de baterías de litio.

La agencia alemana DPA cita que la noticia de la cancelación se observó con sorpresa y pesar, según el ministro Peter Altmaier (CDU). Y además: "El Gobierno Federal aún no conoce los motivos de esta decisión”. 

El Gobierno boliviano determinó por decreto supremo anular el contrato con la alemana, tras las protestas regionales en el departamento de Potosí y el paro cívico. Se estima que en el Salar de Uyuni se encuentra el yacimiento de litio más grande del mundo.

El jefe de ACISA, Wolfgang Schmutz, señaló que "ahora se están buscando y encontrando soluciones, y necesitamos el apoyo de la política".

Dirt dijo que escuchó en su "baño en las noticias de radio que el proyecto debería detenerse, así que al principio pensé que no estaba escuchando". No tenía una opinión oficial boliviana sobre la cancelación del proyecto. Existen contratos y acuerdos legalmente vinculantes.

El 85% del litio debería ir a Alemania

Entre otras cosas, el litio es necesario para la producción de baterías para automóviles eléctricos y tiene importancia creciente, especialmente para la industria automotriz. La empresa conjunta acordada en Berlín tenía como objetivo ganar la materia prima del lago salado de Uyuni. 

Se planificó a partir del año 2022 en una producción de 30.000 a 40.000 toneladas de hidróxido de litio por año, con inversiones de 300 a 400 millones de euros. Esto tendría cientos de miles de autos eléctricos equipados con baterías de litio. El 85 por ciento del litio debería ir a Alemania.

Sin embargo, en el departamento de Potosí, donde se encuentra el lago salado, hubo protestas contra el proyecto. Los críticos advirtieron contra el daño ambiental y se quejaron de que las regalías de la compañía eran demasiado bajas, reporta DPA.

El ministro de Energía, Rafael Alarcón fue uno de los que más defendió la constitución de la empresa mixta. 

“Las críticas siempre van a existir, lo importante es avanzar, construir un nuevo Estado, confiamos en la tecnología alemana que va a requerir las baterías de litio (…). Bolivia no juega con principiantes y ACI Systems ha demostrado tener la tecnología, esta alianza no solo entre dos empresas, sino de dos Estados”, dijo en diciembre del año pasado.

De la firma participaron, por la delegación de Bolivia, el ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary; el ministro Alarcón y el gerente Ejecutivo de YLB Juan Carlos Montenegro; por Alemania, firmaron la ministra de Economía, Trabajo y Vivienda del Estado de Baden-Wurtemberg, Nicole Hoffmeister-Kraut; el ministro Federal de Economía y Energía, Peter Altmaier y el representante de la empresa ACI Systems , Wolfgang Schmutz. 

Consultado de por qué se realiza el acuerdo cuando no se cuentan con estudios de impacto ambiental en el Salar de Uyuni, Alarcón salió al paso para señalar que actualmente se cuenta con una planta de cloruro de potasio, está en construcción una planta de carbonato de litio y que para instalar la planta de dióxido de litio para la fabricación de baterías de litio contará en su momento con su licencia.

El Salar de Uyuni tiene 10 mil kilómetros cuadrados y se preveía una intervención sobre 40 kilómetros. Para el Gobierno, eso es solo el 0,4% de la superficie, sin embargo, no se contaba con un estudio de impacto ambiental.

 

38
8