Moody's mantiene la calificación de Bolivia en Ba3

Destaca la modesta carga de la deuda del país y capacidad de pago de servicios.
miércoles, 11 de diciembre de 2019 · 01:41


ABI / La Paz

La calificadora de riesgo Moody’s Investors Service mantiene la calificación de Bolivia de Ba3 con perspectiva estable, que conserva desde 2012 a pesar de un contexto internacional adverso y de la disminución de precios de materias primas. La calificación estaría sujeta a una  revisión en virtud de los últimos eventos ocurridos en el país.

   Moody’s considera que el efecto adverso de los recientes eventos políticos  podrían significar una potencial erosión de los amortiguadores de reservas fiscales y de divisas, remarca en un boletín de prensa del Ministerio de Economía. 

    No obstante, la autoridad económica hizo notar a la calificadora que la incertidumbre política tuvo un efecto temporal y coyuntural, la que finalizó el 24 de noviembre de 2019 con la promulgación de la Ley de régimen excepcional y transitorio para la realización de nuevas  elecciones generales.

La instancia internacional toma en cuenta que la convocatoria para la selección de los nuevos miembros del Tribunal Supremo Electoral y departamentales  encamina a la población boliviana a decidir democráticamente a través de las urnas, sin violencia, ni conflictos sociales.

   Asimismo, el último reporte de calificación de Moody’s de octubre de 2018 reconocía que el perfil crediticio de Bolivia (estable Ba3) estaba respaldado por un gran espacio de reservas y políticas externas. Pese a las mismas disminuyeron lentamente, permitieron a las autoridades suavizar el impacto de la fuerte caída de los precios del petróleo, y que los amortiguadores externos y el crecimiento económico seguían siendo fuertes y superiores a los de sus pares con calificaciones similares.

También destaca la modesta carga de la deuda del país y la alta capacidad de pago del servicio de la deuda, indicando que la vulnerabilidad externa baja de Bolivia reflejaba un riesgo limitado en la deuda externa y un amortiguador de reservas adecuado.    

La situación económica actual d Bolivia continúa reflejando el escenario descrito anteriormente dado que el nivel de reservas, “a pesar de su disminución, aún cubre ampliamente las importaciones y el servicio de deuda externa”.

 

 

4
1