Adenda bajará el envío de gas a Brasil de 30 a 20 MMmcd

El Gobierno afirmó que el volumen negociado servirá para estabilizar las demandas máximas del mercado exterior y evitar multas, ya que dispone de 40 MMmcd.
miércoles, 18 de diciembre de 2019 · 00:04

Lidia Mamani / La Paz

Con la adenda al contrato de compra-venta de gas con Petrobras, el Gobierno prevé bajar los 30 millones de metros cúbicos/día (MMmcd) fijados en el acuerdo GSA,  a 20 MMmcd, para evitar las multas por incumplimiento del trato.

 Se prevé que el nuevo tipo de entrega del gas -que también tendrá una nueva fórmula en el precio- entre en vigencia desde marzo de 2020 y que se extienda por al menos cuatro años.

   “La obligación de entrega de YPFB  será  20 millones de metros cúbicos/día, y la obligación de retirar de Petrobras será  de 14. Entonces, de 14 a 20 MMmcd puede retirar Petrobras y para nosotros no habrá complicaciones de enviar esos volúmenes requeridos para evitar multas”, manifestó ayer el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora.

La autoridad indicó que en las negociaciones de la anterior semana con autoridades de Brasil se acordó con Petrobras trabajar en una adenda al contrato GSA, con el fin de entregar todo el gas contratado; se estima que en la actualidad hay un saldo de al menos un trillón de pies cúbicos de gas (TCF) y otro remanente mínimo del combustible que fue pagado, pero no retirado.

“Trabajaremos con Petrobras en la etapa inicial y en el epílogo de la relación contractual que tuvimos por más de 20 años por la venta-compra de gas, que concluye este fin de mes. El sinceramiento de la cantidad de reservas y  volúmenes posibles de comercialización nos ayudó mucho para  establecer mecanismos de nueva relación con el Gobierno de Brasil y principalmente con Petrobras”, apuntó Zamora.

Agregó que en el primer acuerdo se acordó que los volúmenes de exportación a Brasil, en esta nueva etapa, serán de 19,25  MMmcd,  con los cuales se atenderá los volúmenes comprometidos pagados aún no retirados (correspondientes al contrato de 20 años) y  volúmenes nuevos que permitan ingresos  para el país.

Se prevé que este acuerdo esté vigente a lo largo de 70 días, es decir, hasta el 10 de marzo.

El segundo punto consistió en establecer los volúmenes reales que se  comercializará a Brasil. Se tiene una capacidad limitada de entrega de hasta 20 MMmcd, al tomar en cuenta que en época de invierno el mercado argentino demanda hasta 18 MMmcd.

 En la actualidad y en los próximos meses Bolivia  está en la capacidad de producir un total 54 MMmcd, de los cuales 14 MMmcd son para el mercado interno y 40 MMmcd deben ser divididos entre Brasil y Argentina.

“La nominación estará alrededor de los 20 MMmcd, se van a bajar los límites en momentos de crisis,   principalmente en invierno,  que es  cuando demandan el máximo tanto  Brasil como Argentina, y así tener   estable la demanda brasileña, es decir, que no haya demanda exagerada y Bolivia pueda cumplir”, dijo.

Sobre la renegociación de los precios fijados con Brasil, ahora están indexados  a  los precios de los fuel oil (líquidos), lo que hace que la cotización del gas natural también se modifique. Por eso, el objetivo es que esté vinculado al precio del gas con gas.

 “Hemos pedido negociar el gas vinculado al precio del gas en el mundo y fue aceptado”, acotó.

Aseguran que YPFB tiene “buena salud”

Luego de que el expresidente de YPFB José Luis Rivero afirmó el pasado fin de semana que la petrolera estatal está en quiebra,  el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, enfatizó que “YPFB goza de buena salud” y que no amerita hacer más  comentarios al respecto.

“YPFB goza de buena salud, fue una mala declaración y malinterpretada. Creo que no amerita mayor comentario al respecto”, dijo la autoridad. 

Sobre la exploración y explotación, agregó que se continuará  con los procesos que tenían  contratados, además de que se tienen nuevas áreas que les dan posibilidades de incrementar las reservas.

El nuevo presidente de la empresa, Herland Soliz,  aclaró que su reciente posesión no se debe a las desafortunadas declaraciones de su antecesor, quien habló de la situación de quiebra de la  estatal.

 “Mi posesión se debe a  una propuesta de llevar adelante una nueva YPFB con información transparente, con el propósito de que la siguiente gestión gubernamental tenga el camino expedito para seguir avanzando”, manifestó.

Remarcó que entre  las prioridades de su gestión están el abastecimiento normal del mercado interno, llevar adelante negociaciones para consolidar la exportación de gas a Brasil y Argentina, y abrir nuevos mercados para los combustibles bolivianos.

Además, presentar un diagnóstico de la situación de una empresa que ya no se basará en “fantasías”, como ocurrió en la anterior gestión gubernamental, sino en información real y transparente. “Si los números son rojos, se mostrará números rojos”.

 Agregó que las funciones de YPFB tendrán más carácter operativo, bajo las directrices de política energética definidas por   Hidrocarburos, institución con la que habrá constante coordinación.

 

Otras Noticias