A junio, la construcción creció 2,8% y alertan estancamiento

La cámara constructora de Santa Cruz reportó una baja en las autorizaciones de edificación; sugieren cinco medidas para reactivar la actividad del sector.
martes, 24 de diciembre de 2019 · 00:04

Página Siete /La Paz

Hasta junio de este año,  la construcción creció en 2,82%, un porcentaje que se sitúa por debajo de la tasa que registró el producto interno bruto (PIB), con 3,38%. Hasta fin de año se calcula cerrar con un 2%, según el análisis anual que hace la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz).

Asimismo, alertó que en caso de que no se asuman medidas, para  2020 se prevé un estancamiento del sector  en el 2%.

El gerente general de Cadecocruz, Javier Arze, explicó que durante la administración del anterior Gobierno, entre 2006 y noviembre de 2019, la construcción tuvo un comportamiento acumulado positivo, gracias a los niveles de inversión pública que tienen un “elevado componente de construcción”.

Por ejemplo, se ejecutaron 38.752 millones de dólares de inversión pública y la participación de la construcción en el PIB nacional pasó del 2% al 4%.

“Sin embargo, estos indicadores son relativos y la tasa de crecimiento no se refleja en la mayoría de las empresas constructoras, ya que buena parte de los recursos de inversión pública ejecutados beneficiaron a empresas extranjeras”, lamentó Arze.

Esta situación ocasionó la pérdida de oportunidades para fortalecer al sector y hacerlo más competitivo, manifestó.

Ante este panorama y en el caso de que no se adopten medidas, de acuerdo con el análisis y proyección del Centro de Estudios Económicos y Desarrollo (CEED), de la Cadecocruz, se prevé que la tasa de crecimiento de la construcción para el próximo años bordeará el 2%.

La agenda pendiente

La Cadecocruz comunicó que entre los temas pendientes para revertir la tendencia actual de desaceleración y para que se registren otra vez tasas  superiores al 10% está la ley que regula la participación de las constructoras extranjeras, que obligará que se presenten a las licitaciones en el país en asociación  con empresas bolivianas, que tengan una participación de al menos 30%.

También está la conversión de la planilla de avance de obra en un título valor, que sea transable en los bancos y así  se resuelvan los problemas de liquidez de las empresas constructoras.

La otra propuesta es la reorientación de la programación de los proyectos de inversión pública hacia los que sean intensivos en mano de obra, para que se conviertan en un multiplicador de la actividad económica nacional.

Además, la eliminación de la resolución normativa de directorio de Impuestos Nacionales, que establece una serie de exigencias “irracionales” a las pequeñas y medianas empresas, que no pueden darle cumplimiento.

Por último, la aprobación de una ley de contrataciones del Estado que derogue el Decreto Supremo  181, informó Arze.

Los  reportes

  • Economía Con base en el más reciente dato del producto interno bruto (PIB), al segundo trimestre de este año la construcción representa el 3,22% del total de la economía nacional, cifra similar al mismo período de 2018, cuando alcanzó un 3,19%. Esta tendencia  refleja una propensión a la desaceleración y estancamiento de la construcción en Bolivia, señaló Cadecocruz.
  • Permiso Los permisos de construcción otorgados en Santa Cruz, medidos en metros cuadrados, disminuyeron de 3.043.649 metros cuadrados (correspondiente a 2017), hasta 2.844.322 metros cuadrados en 2018. Esto supone que el año pasado  hubo una disminución del 6,55% en los permisos de construcción otorgados por los gobiernos municipales, precisó la institución cruceña.
     
2
4