Dirigente: Se usó dinero para dietas, viajes y “alguna farra”

El dirigente nacional afirmó que administró más de dos millones de bolivianos de los recursos que les transfirió Vías Bolivia por el peaje durante su gestión.
miércoles, 20 de marzo de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Ismael Fernández, ex secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Transporte 1ro de Mayo, admitió que parte de la transferencia que recibió del cobro del peaje que se recauda para el fondo Pro Salud de los transportistas  fue gastado en viajes, dietas y hasta “algunas farras”.

“El 10% compañeros que sobró, se ha usado en la administración de la federación. No sé por qué dicen que se miente. ¿En qué se ha usado? En representación, en viajes, en dietas, en viáticos y en alguna farra”, reveló Fernández, según el audio al que accedió la Red Erbol.

La afirmación fue hecha en una reunión con su sector. Fernández, que actualmente  es el máximo dirigente de la Confederación de Choferes de Bolivia, informó que en su gestión manejó más de dos millones de bolivianos, de los que el 40% fue transferido a la Federación Andina de Choferes de El Alto.

Mientras que el otro 50% fue  distribuido de la siguiente manera: medio millón de bolivianos fue entregado al nuevo dirigente Rubén Sánchez y otro medio millón está en un banco, dinero que no pudieron retirar porque falleció el otro dirigente con el que tenían una cuenta compartida.

 Según el informe de Vías Bolivia, en un primer pago  Fernández recibió 1,3 millones de bolivianos entre mayo 2013 y marzo 2014 en una cuenta en conjunto con otro dirigente llamado José Antonio Choque, y posteriormente entre abril de 2014 y enero de 2015 recibió 1,2 millones en una cuenta que sólo está a su nombre. Es decir, un total de 2,5 millones de bolivianos.

Los recursos traspasados por la empresa estatal Vías Bolivia es por concepto de los 20 centavos retenidos  por el peaje de la autopista La Paz-El Alto. 

La entidad estatal deposita diariamente  a las cuentas particulares de los dirigentes de los choferes de la Federación 1ro de Mayo.

En criterio de Fernández, desde su gestión se transparentó el manejo de esos recursos que perciben por la  retención de los 20 centavos  que se hace en el peaje.

Mientras que los  exdirigentes Franklin Durán y René Vargas, según Fernández, nunca  hablaban sobre esos montos recibidos e incluso los manejaban como “secreto de Estado”.

  Este medio intentó  comunicarse con Fernández, pero no respondió su teléfono y en una entrevista realizada el sábado pasado dijo que los recursos que reciben los choferes son privados y que  no se los puede cuestionar. 

“Cuando dejé mi cargo hice la rendición de mi gestión de un año y ocho meses y la base aprobó la misma”, dijo Fernández.

 La investigación 

El lunes, la Fiscalía Departamental de La Paz admitió la denuncia interpuesta en contra de dirigentes de la Federación de Choferes 1ro de Mayo y Vías Bolivia por los presuntos delitos de malversación y contratos lesivos al Estado.

La denuncia fue promovida por los diputados opositores (UD) Rafael  Quispe  y Wilson  Santamaría en contra de Vías Bolivia, además de Ismael Fernández, Rubén Sánchez, Fortunato Sirpa, José Antonio Choque, Cristomo Quispe y Mario Silva.

Rubén Sánchez, hoy ejecutivo de la Federación Departamental 1ro de Mayo, afirmó que  desconoce el paradero del grueso de los 11,9 millones de bolivianos entregados por la recaudadora de peajes por concepto de la retención de 20 centavos de la tasa de rodaje que pagan los afiliados a la federación al pasar por la Autopista La Paz-El Alto.

Mediante medidas de presión, en 2003, los choferes de la Federación 1ro de Mayo lograron la rebaja  de 1,80 bolivianos a 1,60   en la tasa de rodaje en la Autopista La Paz-El Alto. Los 20 centavos rebajados fueron destinados supuestamente a un fondo Pro Salud de los choferes.
 

 

 

2
66