Expertos: No hay normativa para gravar los negocios por internet

De acuerdo con los analistas, es necesario diferenciar los varios modelos de negocio digitales y sus alcances para poder elaborar normas que se ajusten a su realidad.
sábado, 30 de marzo de 2019 · 00:04

Página Siete /  La Paz

En Bolivia no existe normativa para cobrar impuestos a los negocios por internet, ya que el Código Tributario vigente está anclado en una economía tradicional y no reconoce los nuevos modelos de negocio, según  la opinión de dos expertos.

 En las pasadas semanas, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) expresó su interés en cobrar tributos a las personas que realizan ventas, alquilan viviendas para hospedaje o contratan servicios de streaming a través de plataformas como Facebook Marketplace, WhatsApp, Airbnb, Booking, Netflix o Spotify.

De acuerdo con el analista financiero Jaime Dunn, es evidente que las nuevas modalidades de negocio que se buscan regular y gravar generan hechos imponibles, pero el SIN se encuentra restringido de hacerlo por la falta de un marco normativo actualizado para ello.

 “Evidentemente hay hechos imponibles en estas actividades, pero nuestro Código Tributario está enfocado en una  economía tradicional y no reconoce las diferentes dinámicas que existen en estos modelos de negocio por internet”, explicó el experto.

Dunn indicó que es necesario diferenciar los  modelos de negocio que se dan en internet y sus particularidades si es que se pretende que éstos tributen.

“No podemos meter en la misma bolsa lo que sucede en el Marketplace, Netflix o Airbnb. Hay que establecer las diferencias entre los mismos si pretendemos regularlos y cobrarles impuestos”, agregó.

Diferentes modelos

Ismael Franco,  abogado especializado en regulación de negocios internacionales,   indicó que existen al menos tres tipos de modelos de economía digital que considerar. El primero, utilizado por ejemplo en plataformas de ventas emplea internet para conectar a las partes (vendedor y comprador) a través de una plataforma y bajo reglas de protección al consumidor.

“La economía tradicional usa la web sólo como un canal de comunicación, entonces se oferta una mercancía que se entregará al consumidor final. El comercio electrónico se realiza en plataformas como Amazon o eBay que conectan a productores con consumidores bajo ciertas reglas de protección al consumidor”.

Por otra parte, la economía compartida, el caso de Airbnb y Uber, conectan a una persona que cuenta con un capital inactivo o durmiente (vehículo, habitación) con los usuarios mediados por reglamentos. “Aquí,  estas plataformas reciben comisiones de las ganancias pero el negocio mismo está, en este caso, en Bolivia”. 

Por otra parte, plataformas como Netflix y Spotify ingresan a   una categoría de economía digital, completamente desmaterializada pues se trata de comerciar contenidos, patentes, licencias, derechos, información, datos o cursos (música,   películas). En este modelo los usuarios pagan por derecho a usar un contenido (película) y la plataforma paga a los creadores de ese producto. 

Franco indicó que en este último caso existe la dificultad de captar parte de esa renta generada por la empresa a nivel virtual y consumida en el territorio boliviano. 

El abogado opina que es importante entender estos otros modelos de negocios antes de pensar en su regulación. 

“Es fácil para el SIN encontrar al usuario de la plataforma (arrendador en caso de Airbnb), pero no es tan fácil obtener un impuesto sobre la transacción misma y la ganancia que la plataforma se está llevando”, dice Franco. 

Según el jurista, el problema adquiere importante dimensión si se considera que si bien las plataformas captan dinero del país, pero al mismo tiempo se genera una dinámica interna de pequeños negocios que mueven la economía local.

 

 

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

15
1