La planta de amoniaco y úrea trabaja a una capacidad de 68%

El viceministro del área Humberto Salinas informó que la planta en 2018 llegó a producir 390 mil toneladas y este año se alcanzará las 520 mil toneladas.
lunes, 22 de abril de 2019 · 00:03

Página Siete / La Paz

Por tratarse de una factoría nueva,  el Gobierno aseguró ayer que la planta de amoniaco y úrea trabaja actualmente a una capacidad del 68%, aunque reconoció  que en el año el promedio baja a menos de 50%.

El viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas, en una entrevista con la red de medios estatales, indicó que la  planta emplazada en el municipio de Bulo Bulo en Cochabamba fue diseñada para producir durante 20 años.

“Cuando se llega a una capacidad de producción de 95% se debe comenzar a pensar en la construcción de una nueva planta.  Hoy nuestra planta está con una capacidad de 68%, pero si uno la ve a lo largo de todo el año este porcentaje  baja a menos de 50%”, admitió la autoridad.

La planta de amoniaco y úrea fue inaugurada el 14 de septiembre de 2017 y demandó  una  inversión de  953 millones.

En ese momento se informó que tiene una capacidad  de  producción de 700 mil toneladas por año de fertilizantes, cuyo mercado principalmente se encuentra en Brasil.

“Toda planta tiene un proceso de arranque, en 2018 se ha producido 390 mil toneladas, este año se prevé  alcanzar las 520 mil toneladas  e ir subiendo hasta llegara a tope que son de 650 mil a 680 mil toneladas”, precisó Salinas.

La autoridad indicó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) busca exportar a Rondonia en Brasil  100 mil toneladas de úrea por la hidrovía Ichilo-Mamoré.

“Se prevé que podríamos exportar alrededor de 100 mil toneladas hacia el Estado de Rondonia, pero se está haciendo esta prueba con estas 200 toneladas para ver cómo va el tema de usar esta hidrovía”, destacó.

Añadió que el mercado natural está en Brasil, que acaba de cerrar dos plantas de úrea. Rondonia, Mato Grosso y Mato Grosso del Sur) están lejos del mar y para esos estados  les es más conveniente importar de Bolivia.

Estos tres estados demandan  el 50,5 % de la úrea que se consume en Brasil, porque son regiones netamente dedicadas a la producción agrícola.

“Adicionalmente una empresa que puja por construir una planta de úrea en ese país quiere establecer una alianza estratégica con la estatal YPFB, para comercializar, juntos, la úrea en Brasil”, subrayó.

En todo caso, dijo que  Brasil planea construir una nueva planta de úrea y ponerla en marcha en 2022, pero la producción prevista de 3.000 toneladas día, no abastecerá toda la demanda del país vecino, que deberá seguir importando.

La planta fue construida por la firma surcoreana Samsung Engineering Co y  se dio paso a la industrialización del gas.

4
27