ANH: la nueva gasolina ya se vende en 42 de 101 surtidores

La distribución llegará a la totalidad de las estaciones una vez que se haya agotado el combustible anterior y se cumpla con el mantenimiento de tanques.
jueves, 23 de mayo de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

El lunes comenzó en La Paz la comercialización de la gasolina especial de 87 octanos y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) informó ayer que el producto ya se vende en 42 de las 101 estaciones de servicio que atienden en la región.

La distribución empezó en 42  gasolineras, entre ellas Automóvil Club Boliviano, Estación de Servicio Cristo Rey, Lubrican, Uruguay YPFB, Motoreco y Cristo Autogas  SRL (ver listado).

“En La Paz hemos arrancado desde el lunes con la venta de la nueva gasolina plus (87 octanos). Inicialmente se empezó con 42 gasolineras y en el transcurso de estos días se sumarán otras 30, esto significa casi el 100% en La Paz”, afirmó el director de la ANH, Gary Medrano, en declaraciones a Patria Nueva.

El funcionario especificó que el nuevo carburante llegará a las ciudades de La Paz y El Alto, además de a las provincias del departamento, donde funcionan 101 estaciones de servicio que cubren una demanda diaria de 1,5 millones de litros de gasolina.

En la ANH  informaron a este medio que la venta en todos los surtidores será  gradual en el transcurso de estos días, hasta llegar al total de las gasolineras autorizadas, ya que los propietarios tienen que terminar el combustible que  tenían almacenado, además de realizar la limpieza y mantenimiento de sus tanques.

Página Siete realizó ayer un recorrido por cinco gasolineras del Centro y de la zona Sur de La Paz, donde se evidenció que en dos todavía no se vendía el producto.

Medrano apuntó que en el caso de Cochabamba, la especial de 87 octanos se vende en 83 negocios. El departamento demanda unos 600 mil  litros de ese combustible a diario, volumen que es cubierto en su totalidad por la gasolina de 87 octanos, también llamada gasolina especial plus.

La agencia de hidrocarburos anunció que en Santa Cruz la venta del nuevo combustible comenzará antes de fin de mes y en el resto del país estará disponible hasta mediados de año.

En toda Bolivia se requiere algo más de cinco millones de litros diarios de gasolina especial, de los cuales 3,5 millones de litros se consumen en el eje troncal y los otros 1,5 millones de litros van destinados al resto de los departamentos.

A principios de este mes, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció la venta de la gasolina especial de 87 octanos al precio de la vieja gasolina: 3,74 bolivianos por cada litro.

Las características

De acuerdo con la explicación de YPFB, la diferencia entre la gasolina de 85 octanos y la de 87 es que el octano es una variable que fija la calidad del combustible.

 Es decir que la de 87 octanos es una gasolina que permite un mejor funcionamiento del vehículo, que se puede verificar en la mayor potencia del motor, además de aprovechar de mejor manera la tecnología del motorizado.

Entre los beneficios que ofrece está que los periodos de mantenimiento del motor serán menos frecuentes, lo que incide en un ahorro directo para los propietarios de los motorizados.

 Por otra parte, la gasolina aditivada con alcohol anhidro, al ser un combustible más amigable con el medioambiente, reduce la emisión de monóxido de carbono y de combustible no quemado, factor que habitualmente se agrava con la altitud geográfica.

La petrolera estatal informó que ahora se prefiere el etanol porque el anterior aditivo, denominado MMT (metilciclopentadienil manganeso tricarbonilo) era más contaminante.

La producción local de alcohol anhidro permitirá generar un efecto multiplicador en el aparato productivo y hace que Bolivia sea menos dependiente de la importación de petróleo, lo que implica una reducción en la subvención a los combustibles importados como la gasolina y el diésel, según YPFB.

 

La ANH asegura que hizo todos los controles en las gasolineras

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) afirmó que realizó todos los controles a las estaciones de servicio, como la verificación del mantenimiento de los tanques y la calibración del dispénser.

“La ANH hizo todos los controles a los surtidores verificando el mantenimiento de sus tanques y la calibración de dispénser, para que se comience a vender la gasolina especial plus (GE+)”, declaró a este medio el director de Fiscalización y Comercialización de la ANH, Joel Callau.

También explicó que las licencias de operación son otorgadas previo cumplimiento en la normativa vigente y que su otorgación es inmediata.

 En el caso de los controles en la planta de YPFB,  sostuvo que se  verificó la operatividad a través de supervisiones a la operación, seguridad, calidad y volumen en la Planta de Almacenaje de Senkata, donde se verificó  los mantenimientos, pruebas hidráulicas, así como las calibraciones de sus contadores volumétricos.

 

 

Otras Noticias