Dan ultimátum al Gobierno para liberar la exportación de soya

Anapo advirtió que si no atienden sus pedidos, habrá menos siembra y los productores de pollo, cerdo y lácteos se verán afectados.
sábado, 25 de mayo de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

 Los productores de soya decidieron ayer dar un ultimátum al Gobierno hasta el miércoles 29 para que libere las exportaciones del grano, según las resoluciones de la asamblea extraordinaria de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

“Se instruye al directorio de Anapo continuar con las gestiones con el Gobierno, hasta que se dé cumplimiento al compromiso del Presidente, de disponer la liberación total, inmediata y definitiva de la exportación del grano de soya, para lo cual todos los asociados se declaran en vigilia (...), hasta que dicho compromiso sea cumplido. Se esperará la emisión de la normativa respectiva hasta el miércoles 29 de mayo”, dice el pronunciamiento.

En el documento remarca que se esperará la aprobación de una normativa sobre el tema hasta el miércoles. Además, los soyeros exigen el pago de un “precio justo” para el grano que se entrega a las agroindustrias locales, de al menos 300 dólares la tonelada, en función al precio que se podía pagar al inicio de la cosecha de la campaña de verano 2018-2019.

El jueves, el presidente Evo Morales manifestó que estaba al tanto del problema por el que atraviesan los productores como consecuencia de la caída internacional del precio del grano y anunció que se aplicarán medidas para la exportación.

La venta al exterior de soya está restringida desde diciembre de 2010. A partir de entonces se entregaron cupos y permisos de exportación, que el sector calificó como una traba burocrática que desincentiva al sector.

Otra de las conclusiones de la asamblea es que se solicita la inmediata aprobación del reglamento previsto en el Decreto Supremo 3874, para que se viabilice la utilización de la biotecnología en el maíz y el algodón.

Los soyeros piden firmar un pacto productivo que tenga como base el acceso a la biotecnología, y la libre y definitiva exportación con el fin de aumentar la productividad y ampliar la frontera agrícola.

Advirtieron que en el caso de no tener respuestas a sus demandas, se corre el riesgo de disminuir la siembra de la soya en invierno, lo que afectará a los productores de pollo, cerdo y lácteos, entre otros.

También se refirieron a la reactivación financiera para aliviar las deudas de los productores y el acceso a la úrea a un “precio justo” para el mercado interno.

El presidente en ejercicio de Anapo, Fidel Flores, afirmó que esta situación se presenta luego de que se registró una disminución de la productividad debido a condiciones climáticas adversas, principalmente de extrema sequía en las tres anteriores campañas agrícolas de verano.

Ante el problema por el que atraviesan los productores de soya, el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, sugirió la creación de una bolsa de cotizaciones de los principales productos agropecuarios, con el fin de que el agricultor tome sus recaudos y no ocurra un problema como el que sufren los soyeros.

 

 

3
2