Incremento y retroactivo, efectivos desde mayo

viernes, 03 de mayo de 2019 · 00:10

El viceministro de Presupuesto, Jaime Durán, informó ayer que el incremento salarial de 4% al haber básico se hará efectivo desde este mes para los trabajadores del sector público, es decir, que ya estará inscrito en las papeletas de junio.

“El incremento salarial es retroactivo a enero, con seguridad que en la planilla correspondiente a mayo, que se paga en junio, ya van a gozar nuestros servidores públicos del incremento salarial del 4%”, manifestó la autoridad a los periodistas, según la agencia estatal ABI.

El viceministro del área explicó que en el caso del sector privado, el Ministerio de Trabajo dispone de unas dos semanas para aprobar la reglamentación que establecerá las condiciones del pago del incremento salarial.

El miércoles, al celebrarse el Día del Trabajo, el presidente Evo Morales entregó al Legislativo dos anteproyectos de  ley y promulgó tres decretos supremos en favor de los trabajadores del país, entre ellos uno que establece el incremento salarial de 4% al haber básico y 3% el mínimo nacional para esta gestión.

La primera autoridad de Presupuesto manifestó que el incremento salarial de este año fue aprobado sobre la base de la inflación de 2018, que cerró en 1,51%, y el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 4,22% en la misma gestión, además de datos sobre la productividad laboral y de capital.

Asimismo, agregó que el incremento salarial de 4% al haber básico y 3% al mínimo nacional repone la “pérdida del poder adquisitivo” de los trabajadores, sin afectar la productividad de las empresas privadas.

El presidente Morales aclaró que el incremento salarial al haber básico no beneficiará a los funcionarios del sector público que perciban un sueldo superior a los 18.727 bolivianos.

Para establecer los porcentajes del incremento se usó como base el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el que se explica que la inflación anual de 2018 fue de 1,51%. Pero en febrero de este año se registró una inflación negativa de 0,15%, que se debió al decremento de los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas, y transportes.

 

 

Otras Noticias