Auríferos evaden regalías al declarar el oro como marginal

La Ley de Minería 535 dispone tres tipos de pagos: para el yacimiento marginal una alícuota del 2,5%; yacimiento sulfuroso, 5%; y oro en estado natural, 7%.
viernes, 31 de mayo de 2019 · 00:04

Lidia Mamani / La Paz

Para evadir el pago de las regalías mineras por la venta de oro, los productores auríferos  de La Paz (cooperativistas o empresas unipersonales) y las comercializadoras declaran el metal como si fuera marginal, que sólo tiene una alícuota del 2,5%, coincidieron expertos.

Este hecho hizo que el departamento de La Paz perciba menores recursos por regalías mineras, y Beni suba sus ingresos.

El exviceministro de Política Minera Héctor Córdova explicó que la Ley de Minería 535, de mayo de 2014, fija una alícuota diferenciada para las regalías del oro, que va desde 2,5%  para yacimientos marginales; 5% para yacimientos sulfurosos , y 7% para el metal en estado natural (amalgama o barra fundida).

“La raíz de la evasión de pagos está en la diferenciación de alícuotas para la regalía aurífera. De acuerdo con el análisis técnico que estableció la escala de alícuotas para los distintos metales, (por) el oro debía pagar(se) más que por todos los otros metales: 7%, pero la presión  y la necesidad de formalizar las operaciones clandestinas que se llevaban a cabo en la frontera con los países vecinos hizo que el Gobierno cree una escala interna para el oro”, indicó.

Bajo esa lógica, una empresa que opera en un yacimiento sulfuroso complejo sólo paga  el 5% del valor bruto de ventas como regalía, y los operadores que extraen oro de yacimientos marginales a pequeña escala, 2,5%.

“Desde que salió esta determinación,  todos los operadores declararon que su oro provenía de yacimientos marginales y que trabajaban a pequeña escala. Así, el oro que lógicamente debía pagar la regalía más alta, acabó pagando la más baja”, declaró Córdova.

No obstante, en 2017 el Ministerio de Minería aprobó la Resolución 165/2017, con el fin de  evitar que por los yacimientos explotados a gran escala se pague sólo el 2,5% de regalías.

En su artículo segundo, la norma señala que los comercializadores, empresas de manufactura y joyería retendrán la regalías mineras aplicando la alícuota fijada para el oro en estado natural, proveniente de yacimientos marginales, operados por minería de pequeña escala.

Asimismo, precisa que las  operaciones de una cooperativa que opera en un yacimiento marginal no podrá superar la venta de   20 kilos de oro fino al mes. En el caso de la empresa minera chica, el volumen no puede ser superior a los 10 kilos de oro fino por mes.

Si se trata de una persona natural y es titular del derecho minero, la venta no puede superar los dos kilogramos por mes, según la Resolución 165/2017.

En criterio de Córdova, el resultado  de la aplicación de la norma es que un tercio del oro extraído de La Paz fue registrado como  beniano. Por eso, la Gobernación de La Paz reclamó ante la disminución de la regalía departamental en un 22% en 2018.

El ministro de Minería, César Navarro, apuntó a  las comercializadoras de oro como responsables de este ilícito, por no verificar  la procedencia del metal, que debe registrarse en los formularios de comercialización.

“No se puede crear un instrumento de la noche a la mañana, entonces queda corregir la regalía diferenciada, pero esto puede provocar crisis en los operadores más pequeños, aquellos que de verdad necesitan una regalía baja. Entonces, la medida integral puede ser una regalía del 7% para todos, sin excepción, y compensar a aquellos operadores que se vean afectados”, sugirió.

El investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Alfredo Zaconeta, afirmó que hace unas semanas las cooperativas auríferas ofrecieron pagar un impuesto del 1% sobre la venta del oro. 

No obstante, resaltó que en la actualidad los cuentapropistas que se dedican a la explotación del metal pagan por concepto de regalía 2,5%, porque declaran que sus yacimientos son marginales y que extraen el oro con métodos artesanales (lo que establece la Ley 535, para acogerse a esa alícuota baja).

“En gran parte de los casos esto es falso. Los que fuimos por las zonas auríferas de La Paz hemos visto grandes maquinarias operando en la extracción del oro. Por esto, la propuesta del 1% está fuera de lugar. Legalmente todos deben pagar una alícuota del 7% sobre el valor bruto de ventas y eliminarse la escala variable para el oro”, manifestó Zaconeta.

Asimismo, consideró que  si  algún operador se ve perjudicado con esta medida, el Estado debe cooperar para definir otro trato o generar mejores condiciones.

 

Punto de vista
Dionisio Garzón  Exministro de Minería

 Se deben controlar   zonas alejadas

La procedencia del oro en  zonas  alejadas de La Paz es difícil de controlar sin la infraestructura adecuada, que a estas alturas debería estar constituida, pero no es así.

El movimiento económico generado por la comercialización de oro en  La Paz supera los  1.000 millones de dólares por año y la mayor parte se declara como producción artesanal. Esto hace que  la alícuota de regalía baje a su mínimo valor.

 La inquietud del Ministerio, de que las comercializadoras ratifiquen la información sobre la compra del metal, no cambiará las cosas porque éstas  se ajustan a disposiciones de las normas que les permite hacer eso,  pero que debería ser controlada por el Gobierno, para la apropiación adecuada de la procedencia del oro y el pago de las regalías.  

 

 

1
5

Otras Noticias