BM: La realidad del empleo urge a invertir en salud y educación

El mercado laboral pasó de ser “homogéneo” a “diverso”, por lo que se necesita que las generaciones que vienen se preparen para un nuevo paradigma, dijo.
sábado, 01 de junio de 2019 · 00:04

Manuel Filomeno /  La Paz

El paradigma del empleo en el mundo está cambiando debido a la irrupción de las nuevas tecnologías, por lo que se deben hacer reformas urgentes en las políticas públicas relacionadas con la salud y la educación de las personas, señaló el economista líder en Protección Social y Trabajo del Banco Mundial (BM), Truman Packard.

El Informe sobre el desarrollo mundial 2019: la naturaleza cambiante del trabajo, elaborado por el BM, fue presentado ayer en Bolivia.

El trabajo aborda el cambio de paradigma de un mundo laboral “homogéneo”, en el que la mayor parte de la población económicamente activa contaba o aspiraba a tener una fuente laboral estable, para pasar a un mercado laboral más bien “diverso”, en el que existe una mayor rotación en los puestos de trabajo y las ocupaciones se multiplicaron.

“Hay una nueva convergencia a un mundo de trabajo que es más diverso, más fluido, más informal. Eso reta y desafía  la relevancia de las políticas públicas, sobre todo a las relacionadas a la protección social, a la regulación del mercado laboral y los sistemas de educación y formación”, manifestó el experto.

De acuerdo con Packard, esta nueva situación obliga a los hacedores de políticas públicas a adaptarse a este nuevo paradigma, para invertir en la educación de la población y así pueda encajar en la realidad del empleo.

 “El reto que tienen los Estados es invertir para preparar a las nuevas generaciones, para competir y enseñarles las habilidades que necesitarán en el futuro: la capacidad de resolver problemas complejos, el trabajo en equipo y el razonamiento y la autoeficacia, entre otras”, indicó.

Asimismo, el experto señaló que quienes elaboran las políticas públicas deberán hacer mayores esfuerzos en la implementación de programas de seguridad social y salud, ya que el cambio en el mercado laboral implicará a más trabajadores independientes, los cuales no contarán con los beneficios de los trabajadores formales, a los cuales se debe dar cobertura.

“Al contar con trabajadores más diversos, el foco de la seguridad social debe pasar de uno que se basa en los aportes de las empresas a uno que dote de seguridad social y salud a los trabajadores que no estén afiliados”, acotó el profesional que trabaja para la organización.

Packard indicó que para lograr esto es necesario aumentar la recaudación tributaria, saneando  y eliminando redundancias en el sistema, reduciendo desequilibrios fiscales, incrementando la base de contribuyentes y creando nuevos impuestos a productos y prácticas perjudiciales a la salud pública y medioambiente.

“En esta categoría se podría crear impuestos a las emisiones de carbono, al alcohol, al tabaco y a los alimentos con alto contenido de azúcar, entre otros”.

 

 

6
1

Otras Noticias