Bloqueo de soyeros se agudiza y Evo les recuerda subvención

El Primer Mandatario indicó que el Gobierno paga para mantener el precio de la soya, al mantener bajos los precios del diésel que utilizan los agricultores.
viernes, 14 de junio de 2019 · 00:04

Página Siete /  La Paz

Las medidas de presión asumidas por los productores soyeros se intensifican con la convocatoria a un paro cívico indefinido por los pobladores de San Julián. Sobre el conflicto, el presidente Evo Morales les recordó a los agricultores que el Gobierno ya subvenciona de forma indirecta la producción de la oleaginosa, a través del precio bajo del diésel.

Las organizaciones productivas, cívicas y sociales del municipio cruceño de San Julián,  luego de una asamblea, resolvieron ayer convocar a paro cívico en la población y mantener el bloqueo de caminos para exigir a la agroindustria que pague 300 dólares por tonelada de grano.

“Declaramos paro cívico municipal en toda la jurisdicción, con el cierre y suspensión de todas las actividades públicas y privadas en respuesta a este trato tan prepotente ante el sector productivo”, se lee en la resolución de las organizaciones.

El documento también declara “movilización general” en toda la población y exhortan a los sectores sociales, transportistas y comerciantes, entre otros, a sumarse a los bloqueos instalados en diferentes puntos de la región.

De producirse alguna baja o atentado grave en contra de la población de San Julián, responsabilizarán al Ministerio de Gobierno, al Comandante de la Policía Boliviana y “fundamentalmente a la agroindustria”, a la que culpan del conflicto.

Con relación al conflicto del sector, el presidente Evo Morales recordó a los productores soyeros que el Estado subvenciona el diésel que usan los agricultores para producir alimentos.

“Algunos productores de soya nos están haciendo problemas, está claro que el precio de la soya depende del precio internacional. El Estado está subvencionando el precio de la soya mediante el combustible, estamos subvencionando el diésel y no (se) puede seguir subvencionando más”, indicó Morales.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, en la conferencia de prensa que dio en la tarde, condicionó el diálogo con el sector a la suspensión de los bloqueos.

Agregó que si bien el Gobierno no puede intervenir en la negociación por el precio del grano de soya -ya que es un problema de mercado externo y entre privados-  se tomaron medidas para beneficiar a los productores y aliviar la “asfixia económica” por la que pasan a raíz de la crisis. Pero aclaró que el Gobierno no subsidiará el grano.

“El Gobierno no va a subsidiar el precio de la soya ni va a instruir que la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) compre la soya, es un fenómeno de mercado que no podemos controlar. Como Gobierno hemos tomado  medidas como la de la subvención de los carburantes que baja los precios de la producción, además, se ha atendido la solicitud de liberación del 60% de la soya para que ellos puedan tener otras opciones de precio. Se ha atendido la demanda de incorporación de la biotecnología, aprobando nuevas semillas transgénicas. Además,  se ha  garantizado que el Gobierno adoptará las medidas necesarias de reprogramar los créditos de los compañeros soyeros y así eliminar la situación de asfixia económica por la que pasan”, manifestó la autoridad.

Romero agregó que la problemática del precio de la soya debe ser resuelta por los actores de la cadena productiva, los productores y las industrias oleaginosas, al tomar en cuenta las particularidades de ambos.

“Debemos ser claros en el sentido de que el Gobierno no puede fijar un precio, estamos frente a un conjunto de productores e industriales que nos son homogéneos, son heterogéneos. La negociación es una negociación que varía por empresas, sectores, actores y es una responsabilidad bilateral, como ellos mismos han aclarado”, afirmó el Ministro de Gobierno.

 

Soyeros se beneficiaron de varias medidas gubernamentales

El director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, indicó que el sector soyero se benefició de varias medidas gubernamentales desde hace varios años, como la aprobación del uso de semillas transgénicas, la suspensión de la Función Económica Social (FES)  y un “perdonazo” de multas por desmontes ilegales.

 “Más allá de la subvención al diésel, hay otras medidas que se han adoptado a favor del sector soyero. Por ejemplo,  el último acuerdo para la producción de biodiésel, la suspención de la FES y un perdonazo al desmonte ilegal de áreas forestales”, explicó.

Colque recordó que hace unos meses el Gobierno se comprometió  a comprar  soya para la elaboración de biodiésel a través de un  acuerdo para expandir la frontera agrícola con 250 mil hectáreas.

En el caso de la FES, el experto indicó que el Gobierno suspendió esta medida  que ordena la Ley de Tierras para verificar que la tierra se usa de manera sostenible y productivamente, en  relación con la seguridad y soberanía alimentaria.

“Esta suspensión de la FES les libera de obligaciones económicas y sociales que tiene que cumplir el sector soyero como medianos y grandes propietarios del país, eso esta suspendido y es una conquista de ese sector”, manifestó.

Además, Colque indicó que se “perdonó” los desmontes ilegales que hicieron los soyeros y también se legalizó lo desmontado en 12 años.

 

 

1
2