Secuestran draga con la que se intentaba sacar oro en río Beni

La población de San Buenaventura y de Rurrenabaque advierten riesgos medioambientales y no permitirán la explotación de oro en esa región turística.
viernes, 21 de junio de 2019 · 00:04

ANF y Página Siete / La Paz

La Armada Boliviana, en presencia de los dirigentes cívicos de  Rurrenabaque y San Buenaventura, procedió a secuestrar y precintar una draga colombiana, que  ayer irrumpió en el río Beni, que dice tener las “concesiones y derechos preconstituidos” para la explotación de oro.

“Se ha realizado un secuestro de la draga a cargo de la Armada Boliviana. Se ha procedido a precintar para que no sea utilizada, toda vez que no tiene los permisos  ni los documentos, sólo alega que tiene 40 concesiones”, declaró a ANF la subgobernadora de la provincia Abel Iturralde, Paola Guerra.

De acuerdo con el reporte de Río Tv Red Amazónica, Carlos Castro Ferreira, que argumenta ser el  titular del derecho minero denominado “Mapajo de Oro I” contaría con un derecho “pre-constituido” sobre una supuesta concesión minera desde  2006, y tendría autorización del Gobierno. El área abarcaría la zona norte de San Buenaventura, la isla y la zona Los Sauces de Rurrenabaque.

“Toda la documentación está en regla y el Gobierno es Gobierno”, dijo Castro. 

Guerra informó que las organizaciones de ambos municipios también resolvieron dar un plazo para que la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) se presente en la zona para que explique la presencia de la draga, puesto que esta persona hace mucho tiempo ya intentó ingresar a la región pero fue expulsada.

De acuerdo con  un informe suscrito por el ministro de Minería, César Navarro, hasta la gestión 2017, la AJAM señaló que no se habían  otorgado concesiones durante las gestiones 2013-2016.

“Esa draga está dentro de la concesión Mapajo de Oro I, por ser preconstituida tiene la protección del Estado. Es para agregado y es también minera”, declaró Castro; sin embargo, no mostró ningún documento que avale sus afirmaciones.

La subgobernadora advirtió que no   permitirán que estas enormes estructuras incursionen en la zona turística de Rurrenabaque y San Buenaventura, por las innumerables consecuencias para el medioambiente y el turismo. “No estamos de acuerdo que se realicen movimientos o búsqueda de oro”.

Un ciudadano de Rurrenabaque advirtió que “no vamos a permitir una extracción de oro en nuestras narices”, de acuerdo con el informe de Río Tv Red Amazónica que también ha difundido expresiones de los pobladores que no están de acuerdo con que la maquinaria opere en la zona. 

Entre tanto, algunas personas del pueblo indígena esse-eja que se dedica a la pesca para su sustento, se acercaron a las orillas de río y manifestaron su preocupación y rechazo a la presencia de la draga en el Río Beni y se declararon en vigilia.

El presidente del Comité Cívico de San Buenaventura, Adalid Sea, dijo a Página Siete que junto a la draga se detectó a ocho ciudadanos colombianos que pretenden sacar oro de la zona.

 Añadió que Migración está evaluando el  estatus legal,  ya que no tienen ninguna documentación  y respaldo para operar porque ni siquiera se cursó alguna nota al gobierno municipal

Según el presidente del Comité Cívico, la zona es netamente turística  y nunca  se trabajó en la explotación de oro.

Por eso la población rechaza esa actividad y no permitirá  que la draga opere porque el impacto para el medioambiente sería grande. “Estamos dentro del parque Madidi y tenemos  la reserva de Pailón Lajas. Como pueblo no vamos a permitir que operen en este sector, el riesgo es muy grande”, advirtió.

 Explicó que en el lugar hay comunidades que viven de la pesca y otras al no tener agua potable consumen el agua de los ríos, por lo que el uso de mercurio para explotar oro tendrá un elevado impacto ambiental.

Según expertos,  el mercurio  es liberado directamente en el ambiente, contamina la atmósfera, los suelos y el medio acuático, lo cual expone a  mineros,  comunidades y los habitantes a graves riesgos de salud. Puede provocar cáncer y afecciones renales. 
 

 

44

Otras Noticias