Cinco empresas estratégicas le deben Bs 35 mil millones al BCB

Al 31 de diciembre de 2018, la petrolera estatal tiene un saldo de crédito de 11.993 millones de bolivianos, y la de electricidad adeuda 17.065 millones de bolivianos.
domingo, 23 de junio de 2019 · 00:04

Página Siete  /  La Paz

Al 31 de diciembre de 2018, las cinco Empresas Públicas Nacionales Estratégicas (EPNE) le deben 35.036 millones de bolivianos al Banco Central de Bolivia (BCB), de 44.095 millones de bolivianos que desembolsó en siete años.

Expertos advierten un “riesgo crediticio” y afirman que estas deudas incrementan el déficit fiscal y el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

“Se han usado recursos de las Reservas Internacionales Netas (RIN) para financiar proyectos mediante créditos otorgados por el BCB, que se pagarán a largos plazos, por lo menos en 30 años y que tienen bajas tasas de interés. En algunos casos no sabemos cómo se van a recuperar, como Enatex, empresa que se cerró”, aseguró el experto en Descentralización, Julio Linares.

De acuerdo con el Informe de Política Monetaria del ente emisor, correspondiente a enero de 2019, y citado por el boletín Mediaciones, el saldo de cuenta de créditos otorgados  a las estatales en los siete años anteriores, hasta diciembre de 2018, alcanzó 44.095 millones de bolivianos.

De esa suma, la mayor parte fue otorgada a las EPNE; Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) son las firmas que más adeudan.

En el primer caso, al último día de 2018, la petrolera estatal tenía un saldo de crédito  de 11.993 millones de bolivianos, y la de electricidad tenía una deuda de 17.065 millones (ver infografía).

Datos actualizados por  la Gerencia de Operaciones Monetarias del BCB muestran que desde octubre de 2010 al 31 de mayo de 2019, a las empresas estratégicas les fueron desembolsados 37.863 millones de bolivianos. De esa suma, para la petrolera del Estado se gestionaron 13.434 millones de bolivianos, y para    ENDE, 18.405 millones de bolivianos.

La lista la completan la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH), Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba).

Los otros créditos

Otro de los financiamientos otorgados a las estatales se ejecuta mediante el Fondo para la Revolución Industrial Productiva (Finpro), que se nutre de las RIN y registran un saldo de 5.262 millones de bolivianos, también al 31 de diciembre de 2018.

Los recursos de este fondo, concedidos desde 2013, fueron destinados a proyectos aprobados  mediante decretos.

Con estos recursos se beneficiaron empresas como Quipus, Ecebol, Huanuni, la Empresa Eléctrica Corani, Vinto y la desaparecida Enatex, entre otras.

Desde 2009, se autorizó al BCB otorgar créditos extraordinarios concesionales a firmas estratégicas para impulsar “la diversificación de la matriz productiva”. El BCB pasó a ser el financiador de proyectos de inversión estatal.

“Parecería que de esta forma, el BCB implementó un sistema financiero exclusivo para el Gobierno Central, que coadyuvó a corto plazo a generar las tasas de crecimiento registradas, pero que también se prevé será insostenible en el mediano y largo plazo”, manifestó Linares.

En la lista de deudores también figuran empresas como Enatex, que fue cerrada hace más de dos años por pérdidas, de manera que el Gobierno tendrá que asumir la deuda de esa firma.

Puede correr la misma suerte la empresa Quipus, que de acuerdo con sus estados financieros registra pérdidas consecutivas en su estado de resultados, en el que también se menciona que debe al menos 285 millones de bolivianos al BCB.

Otra es la minera Huanuni, que tiene un crédito financiado con las RIN de 300 millones de bolivianos; cerró 2018 con déficit.

Linares cuestionó que el financiamiento  del BCB  para las empresas estatales tenga  tasas de interés que, en algunos casos, están por debajo del  1%, con plazos de hasta 30 años y periodos de gracia de entre tres y cinco años, cuando las inversiones en el exterior puede ser más rentables.

Para el expresidente del ente emisor, Juan Antonio Morales, los créditos otorgados a las empresas públicas aumentan el déficit fiscal y el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, que se financian en gran medida con reservas internacionales.

Recordó que la Ley 1670,  del 31 de octubre de 1995,  en su artículo 22 prohíbe al Banco Central otorgar créditos al sector público, salvo casos excepcionales.

Con los créditos a las firmas públicas, opinó que el BCB cambia su naturaleza y pasa de ser un banco central a uno de desarrollo, en detrimento de sus funciones de autoridad monetaria. De esta forma no sólo  pierde independencia, sino que desvía su atención hacia tareas para las que no está equipado, opinó.

Otro factor cuestionable es que la subordinación de la política monetaria a la política fiscal “hace perder credibilidad al BCB, cuando podría necesitarla para tomar decisiones difíciles, dada la coyuntura”, advirtió.

BCB: Las estatales pagan con regularidad

El Banco Central de Bolivia (BCB) informó que las que las Empresas Públicas Nacionales Estratégicas (EPNE) cumplen con el pago de sus  deudas.

 “Hasta el 31 de mayo se cancelaron 3.577 millones de bolivianos”, manifestó Gabriel Herbas, el 7 de junio, mientras fungía como presidente interino del BCB.

Mencionó que en mayo, la  Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB)  pagaron 198 millones de bolivianos por concepto de amortización de capital e intereses de los créditos otorgados.

Por lo tanto, ambas ya cancelaron 2.496 millones de bolivianos;  Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) , 74 millones de la moneda nacional, y la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), 34 millones de bolivianos.

En una nota de prensa, el BCB también señaló que  la Empresa Boliviana de Industrialización de Hidrocarburos (EBIH) tiene en periodo de gracia y que sus desembolsos comenzarán a realizarlas “próximamente”.

“Desde 2009, mediante leyes financiales, se autoriza al BCB  la  otorgación de estos créditos extraordinarios concesionales para coadyuvar en la diversificación de la matriz productiva, seguridad energética y soberanía alimentaria”, indicó Herbas.

La Gerencia de Operaciones Monetarias del BCB informó que de octubre de 2010 al 31 de mayo de 2019 fueron desembolsados 37.863 millones de bolivianos.

Las EPNE beneficiadas  son YPFB (Bs 13.434 millones), ENDE (Bs 18.405 millones), YLB (Bs 4.100 millones), Easba (Bs 1.832 millones), y  EBIH (Bs 91 millones).

Las  condiciones

  • Medida En septiembre de 2018, el Ministerio de Economía dispuso que  las firmas estatales deben demostrar que su flujo de caja futuro sea positivo y demostrar que generarán indicadores de liquidez y endeudamiento favorables como requisitos indispensables para contraer deudas.
  • Procedimiento Antes de la tramitación de la autorización para la  contratación de deuda interna o externa, las empresas públicas deben enviar al Viceministerio del Tesoro información para verificar el cumplimiento de la normativa.
12
388

Otras Noticias