Acusarán por prevaricato a los fiscales que liberaron a choferes

Los fiscales Samuel Lima, Ronald Chávez, Mario Germán Rea, Lupe Zabala y Willy Rojas firmaron el archivo de la denuncia.
lunes, 03 de junio de 2019 · 00:04

Página Siete /  La Paz 

 Los diputados Wilson Santamaría y Rafael Quispe anunciaron que esta semana presentarán una denuncia penal por supuesto prevaricato contra los cinco fiscales que rechazaron las denuncias contra los  dirigentes de  la Federación Departamental de Choferes 1ro de Mayo que recibieron en sus cuentas personales al menos 11,9 millones de  bolivianos provenientes de  la recaudación por  peaje en la autopista La Paz – El Alto. 

“Iniciaremos acciones en contra de los fiscales que manejaron este proceso, porque no valoraron la documentación presentada y hay una clara acción de prevaricato. Hay una parcialización para proteger a estos dirigentes de choferes. La lección del día es que si eres corrupto y amigo del Gobierno nada te pasará y todos te protegerán”, afirmó el diputado Santamaría  a Erbol.

El parlamentario precisó que la denuncia irá en contra de los fiscales Samuel Lima, Ronald Chávez, Mario Germán Rea, Lupe Zabala y Willy Rojas, quienes firmaron el memorial de rechazo a la denuncia contra los dirigentes de los choferes, planteada por los choferes de base. El legislador opositor expresó la certeza de que en el caso se muestra  una clara “protección y favoritismo para quienes desfalcaron y despilfarraron” los aportes de los transportistas.

“Impulsaremos las sanciones disciplinarias y las denuncias en contra de estos fiscales que manejaron este proceso, porque se evidenció una lógica de protección y de favoritismo para quienes desfalcaron y despilfarraron un fondo que fue concebido para mejorar la salud de los transportistas”, dijo a  Erbol.

En febrero  de este año, el diputado Wilson Santamaría denunció que Vías Bolivia  transfirió, entre 2008 y 2007, 11,9 millones de bolivianos a cuentas privadas de los dirigentes  de la Federación Departamental de Choferes 1ro de Mayo. El dinero provenía  de los una retención de 0,20 bolivianos del peaje (1,80 bolivianos) que los transportistas sindicalizados pagan en la autopista La Paz-El Alto. Los recursos tenían como destino un seguro  de salud para los conductores. 

Días después de las denuncia, el dirigente Rubén Sánchez, uno de los denunciados por los choferes de base, admitió que Vías Bolivia transfirió dinero a una cuenta mancomunada de los dirigentes porque el sindicato no tenía NIT.

Los dirigentes acusados son Ismael Fernández,  Mario Silva, Rubén Sánchez, Fortunato Sirpa, José Antonio Choque y Crisostomo Choque, contra quienes se presentó una denuncia ante la Fiscalía por apropiación indebida de bienes, malversación de fondos, contratos lesivos al Estado, incumplimiento de deberes y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

La Fiscalía rechazó la denuncias contra los mencionados argumentando que no encontró  “elementos constitutivos de los tipos penales endilgados por la parte denunciante y querellante que permitan fundar una eventual imputación”.  A la decisión siguió el archivo del caso.

 

 

51
1

Otras Noticias