Regiones no reciben ingresos por la úrea que vende YPFB

La estatal paga $us 1,31 el millón de BTU por el gas natural usado en la planta del fertilizante, una tarifa que los departamentos productores consideran baja.
jueves, 6 de junio de 2019 · 00:04

Lidia Mamani / La Paz

Las regiones productoras de hidrocarburos no reciben los ingresos por la venta interna y la exportación de úrea que hace Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“En el Consejo  se analizó que ni la planta de úrea (en Cochabamba) ni la de Gran Chaco (en Tarija) pagan renta petrolera. En este caso , todos los recursos generados por la venta de estas dos plantas se van directamente para YPFB”, dijo a Página Siete el titular del Consejo Departamentos de Productores de Hidrocarburos (Codephi), Herlan Soliz.

  Los integrantes del Codephi tienen dos razones para que los ingresos sean distribuidos entre todas las regiones del país: la primera, que para producir úrea se usa gas natural obtenido de suelo boliviano, pero YPFB sólo paga  a precio de mercado interno ($us 1,31 el millón de BTU), cuando la mayoría de la producción está destinada para la exportación.

Algo parecido sucede con la producción de Gas Licuado de Petróleo (GLP) en la Planta de Gran Chaco, apuntó Soliz.

 La otra razón de Codephi es que la Constitución Política del Estado señala que todas las utilidades que provengan de la explotación de los recursos naturales en la fase de industrialización deben ser repartidas entre los gobiernos regionales.

“Eso quiere decir que todas esas utilidades no deberían ser sólo para  YPFB y eso lo dice la Carta Magna, pero ellos aprobaron decretos  para invalidar esa disposición, no puede ser que los decretos estén por encima de la ley, eso nos preocupa”, afirmó.

De acuerdo con la estrategia de Codephi, desde la siguiente semana los representantes socializarán su posición en las regiones productoras: Tarija, Chuquisaca y Santa Cruz, con el fin de que la población se entere de que puede ser beneficiada de los ingresos que se generan por la venta de úrea al mercado exterior.

  Soliz apuntó que Codephi involucra a varios sectores como los comités cívicos, asambleístas y representantes de departamentos no productores, entre otros,  que cuestionan que los recursos de industrialización no lleguen a los bolivianos.

También observó que YPFB no sea transparente en la administración de esos recursos, porque se desconoce a dónde se destinan los millonarios ingresos.

El investigador de la Fundación Jubileo Raúl Velásquez manifestó que hace poco YPFB y el Ministerio de Hidrocarburos anunciaron  la suscripción de contratos con Brasil para la exportación de úrea.

“Eso merece dos consideraciones: los contratos de exportación no son públicos ni transparentes, se desconocen los términos en que YPFB los está negociando, y que los ingresos que genera la venta de úrea sólo benefician al nivel central porque es YPFB el que los vende. La venta no beneficia a las regiones de forma directa”, mencionó el experto de la fundación.

Agregó que el  gas natural destinado a la planta de úrea paga  un precio de mercado interno (costo subsidiado) y que ante ese panorama hay que darle mejor sentido a la industrialización. “Por eso se requiere una nueva Ley de Hidrocarburos”, enfatizó.
 

Critican los altos precios y la exigua capacidad de la planta

Los altos precios con los que se comercializa la úrea en el mercado  interno, la baja capacidad de producción de la planta y las pocas ventas al mercado exterior fueron temas cuestionados por el Consejo de Departamento de Productores de Energía e Hidrocarburos de Bolivia (Codephi).

“En la última reunión que tuvimos los de Codephi, en Tarija, se trató el tema de venta de úrea, principalmente a Brasil, donde evidenciamos que entre enero y abril de este año apenas llega a 60.698 toneladas métricas, lo que refleja que la planta sólo operó al 24% de su  capacidad instalada”, apuntó el titular del Codephi, Herlan Soliz.

El representante mencionó que en un periodo similar de 2018 la producción, si bien fue superior con 905.43 toneladas métricas, seguía por debajo de su capacidad con un 36% (ver infografía).

 La Planta de Amoniaco y Úrea fue inaugurada en septiembre de 2017 y es capaz de producir 700 mil  toneladas.

 Otro tema que fue observado fue el alto precio que YPFB  cobra a los productores del mercado interno, que en el primer cuatrimestre cobró en  promedio   363 dólares la tonelada; al exterior,  vendió a  217 dólares.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

72
7

Otras Noticias