Soyeros no llegan a acuerdo por precios y mantienen bloqueos

Al mediodía de ayer, los bloqueadores permitieron el paso por dos horas de los vehículos varados en la ruta, mientras se llevaban a cabo las negociaciones.
sábado, 8 de junio de 2019 · 00:04

Página Siete /  La Paz

Los productores de soya aún no llegan a un acuerdo con la industrias sobre el precio del grano de la oleaginosa y mantienen los bloqueos en la ruta que conecta a Santa Cruz con el departamento de Beni.

“Queremos que se nos paguen  300 dólares por tonelada de grano de soya, eso cubrirá todos los gastos que tenemos como productores, no es justo que nos ofrezcan migajas”, informó el representante del sector, Félix Martínez a la red Bolivisión.

Los productores del municipio de San Julián, que se constituye en una zona dedicada a la producción de soya, retomaron su medida de presión, a través del bloqueo de carreteras.

En ese sector se instalaron dos puntos, una cantidad similar en el municipio de Cuatro Cañadas, según un reporte de El Deber.  

El jueves se instaló una mesa de diálogo, pero los representantes de los sectores involucrados en el negocio no llegaron a un acuerdo. Las industrias oleaginosas ofrecieron como máximo 235 dólares por cada tonelada de soya, precio con el que los productores no están de acuerdo porque el precio internacional llegó hasta los 347 dólares.

Al mediodía, el punto de bloqueo de San Julián fue levantado por dos horas, para permitir el paso de los vehículos que se encontraban varados, mientras los productores, la industria y el Gobierno continuaban con el diálogo, instalado en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Hasta el cierre de esta edición, no había avances significativos en las negociaciones entre los productores y los industriales.

De acuerdo con datos de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), las condiciones climáticas adversas y el bajo precio internacional  generaron una pérdida en la campaña de verano 2018-2019 de cerca de 500 mil toneladas de soya, lo que se tradujo en una reducción de los ingresos del sector que superó los 300 millones de dólares.

 A raíz de esta situación, los productores solicitaron al Gobierno que se libere la exportación del grano de soya, con el fin de mejorar los precios que ofrece la industria local, sin embargo, a pesar de que se aprobó un decreto para autorizar las ventas al exterior del 60% de la soya producida en el país, los precios en el mercado interno se mantienen por debajo de los del exterior.

El jueves, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, llamó  a la calma a los productores de soya movilizados.

“Quiero llamar a la reflexión a los compañeros, sabemos que están tomando algunos silos, no es adecuado, los compañeros tienen que escuchar, no podemos agravar la situación”, afirmó.

Cocarico debía ser hoy interpelado por supuestas irregularidades en el INRA y denuncias de tráfico de tierras, pero los interpelantes pidieron suspensión.

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

60
3

Otras Noticias