Gobierno pide que YPFB y ENDE transfieran Bs 700 MM al TGN

Analistas anticipan que la medida afectará en mayor medida a la estatal petrolera, que en estos años registró menores utilidades por la venta de gas natural.
jueves, 11 de julio de 2019 · 00:56

Lidia Mamani /La Paz

Con el proyecto de ley PL 345-19  de Modificaciones al Presupuesto General del Estado (PGE), el Gobierno pide que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) transfieran juntas 700 millones de bolivianos  al Tesoro General de la Nación (TGN), para financiar obras. Los expertos dicen que la medida se debe a problemas de liquidez.

“En el marco de la política de responsabilidad social corporativa, se autoriza a YPFB y a ENDE transferir de forma extraordinaria 350 millones de bolivianos por empresa al TGN, para financiar proyectos de inversión y/o programas de interés social”, se lee en el artículo 9 del proyecto.

La propuesta de norma fue enviada por el Ministerio de Economía a la Asamblea Legislativa Plurinacional y se prevé que sea tratada la siguiente semana.

René Martínez, investigador de la Fundación Jubileo,  afirmó que el TGN desde hace varias gestiones se encuentra en déficit y requiere de financiamiento para cubrir esa brecha y continuar la expansión del gasto por parte del nivel central.

“Habrá que analizar el efecto que esto tendrá en ENDE y YPFB. En este último caso,  la empresa por muchos años ha captado un excedente importante de los ingresos por hidrocarburos (más allá del IDH y regalías). No se conoce claramente el destino de esos recursos, pero se podría inferir que cuenta con un fondo que puede financiar este tipo de operaciones”, manifestó.

El integrante del directorio de la petrolera del Estado, Víctor Hugo Áñez, anticipó que este tipo de medidas afectará al flujo financiero de la compañía.

 “Son 350 millones de bolivianos que van a afectar directamente a las arcas del estado financiero y el resultado final de la gestión de YPFB, que no estaban previstos en el POA (Programa Operativo Anual ) de Yacimientos ni aprobado por el Directorio”, sostuvo Áñez.

Acotó que si bien se sabe que la Asamblea Legislativa Plurinacional cuenta con diferentes atribuciones, la redacción de esa propuesta de norma carece de un justificativo técnico.

El experto Hugo del Granado apuntó que el traspaso de recursos que se busca ejecutar tanto de YPFB como de ENDE es una “confiscación” porque no está respaldada por ninguna otra disposición reglamentaria o legal.

“(La norma) tiene el objeto de disminuir el creciente déficit fiscal. Incidirá negativamente en los menguados estados financieros de YPFB y de sus subsidiarias, que han sido afectados por la caída de las exportaciones”, advirtió Del Granado.

A manera de ejemplo, mencionó que el año pasado las subsidiarias como YPFB Chaco y Andina reportaron pérdidas por ocho y 46 millones de dólares, respectivamente, por lo que no le extrañaría que YPFB Corporación se encuentre en una situación financiera parecida.

Página Siete envió cuestionarios al Ministerio de Hidrocarburos y ENDE para saber su posición, pero no obtuvo respuesta.

Punto de vista
Víctor Hugo Áñez  Miembro del directorio YPFB


Toman a YPFB como caja chica

Hay tres cosas que nos llaman la atención respecto a esta transferencia de 350 millones de bolivianos: primero, que para la empresa estatal, cuando se trata de proyecto social, el mecanismo correcto es destinar recursos para las comunidades aledañas adonde YPFB está desarrollando sus actividades hidrocarburíferas.

Segundo: si fueran proyectos de responsabilidad social, debería ejecutarlos YPFB o en convenio con los municipios.   Aquí más parece que a las empresas estatales las están convirtiendo en caja chica para transferir dinero al Tesoro General de la Nación (TGN) y salvarlo.

 Estamos hablando de un precedente que no es positivo, porque es prácticamente como que están convirtiendo YPFB en la caja chica del Gobierno, porque tampoco hablan de proyectos y eso en el fondo nos puede hacer pensar que también puede ir a proyectos políticos, en vista  que estamos en año electoral.

Y el tercer elemento es la gran pregunta que uno se hace: ¿estamos con problemas económicos?, ¿el Gobierno Central está con falta de liquidez? Si no, por qué  echarle mano a las empresas públicas antes de que haya un cierre de los estados financieros de la presente gestión. 

Sería bueno conocer  la intención del Ministerio de Economía y saber dónde van a ser destinados estos 350 millones de bolivianos en el caso de YPFB.

Si se tienen problemas de liquidez es algo alarmante y el Gobierno tendrá que admitir que estamos en crisis económica.

 

4
196

Otras Noticias