Pese a quiebra técnica, Easba da por hecho crédito de Bs 34 MM

El gerente de San Buenaventura confirmó el préstamo y agregó que en unos 11 meses la factoría procesará alcohol anhidro para producir biocombustibles.
jueves, 18 de julio de 2019 · 00:04

Página Siete / La Paz

Pese a que los estados financieros de la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba) dan cuenta de que está en quiebra técnica, al haber registrado pérdidas por un valor de 243,5 millones de bolivianos en ocho de los nueve años que funciona, la firma dio por hecho el crédito de 34 millones de bolivianos que solicitó para una planta de alcohol anhidro.

El gerente de la azucarera estatal, Ramiro Lizondo, confirmó que la dotación de los recursos fueron aprobados para que se construya una planta deshidratadora en el norte de La Paz.

“Desde el año pasado nosotros estábamos buscando el financiamiento adicional para construir la planta de alcohol anhidro y se ha oficializado en estos días un crédito para San Buenaventura de 34 millones de bolivianos, que nos va a permitir construir esta planta y La Paz por primera vez en su historia va a contribuir en la producción de alcohol anhidro, etanol”, sostuvo Lizondo al canal estatal Bolivia TV.

El 9 de julio, Página Siete informó que el Ministerio de Economía pidió al BCB un crédito extraordinario de 34 millones de bolivianos en favor de Easba.

La solicitud fue incluida en el proyecto de ley PL 345-19 sobre Modificaciones al Presupuesto General del Estado (PGE) 2019, que se revisó ayer en la Comisión de Planificación de la Asamblea Legislativa Plurinacional y especificaba que se exceptúen los artículos de la Ley 1103, que exigen demostrar que su flujo de caja futuro es positivo y que generará indicadores de liquidez y endeudamiento favorables.

La anterior semana, Lizondo, aseguró a este medio que el nuevo crédito podrá ser saldado por Easba en hasta cinco años, debido a que es un “monto pequeño” y que su flujo de caja futuro les permite cubrir sus gastos operativos y pagar sus deudas.

El gerente agregó ayer que con esta nueva inversión, La Paz se incorporará al programa de producción de etanol que impulsa el Gobierno y precisó que se prevé que la edificación, montaje y puesta en marcha de la planta deshidratadora dure 11 meses.

Quiebra técnica

En su edición del 10 de junio, Página Siete informó que desde 2012, los estados financieros de Easba muestran un patrimonio neto negativo que para finales del año pasado alcanzó los 275,7 millones de bolivianos, que colocan a la empresa estatal en una situación de quiebra técnica.

Al día siguiente de esa publicación, el Gobierno negó que la azucarera esté en quiebra técnica, al afirmar que tiene sus pagos al día con el Banco Central de Bolivia, pero tampoco aclaró las cifras rojas que presenta la firma.

Los datos de Economía indican que  Easba tuvo déficit en ocho de los nueve años en los que se encuentra en operaciones, de modo que sus pérdidas acumuladas llegan a 243,5 millones de bolivianos al cierre de 2018.

De acuerdo con la Rendición Pública de Cuentas Final 2018-Inicial 2019 de la empresa,  se sabe que Easba recibió 1.832,3 millones de bolivianos para la  construcción y puesta en marcha de la planta azucarera.

Para ello obtuvo  tres créditos del ente emisor, de los cuales la empresa pagó 10,6 millones de bolivianos  en 2018 y se espera que hasta finales de éste cancele 44 millones de bolivianos.

En la misma rendición de cuentas, la empresa demandó   495 millones de bolivianos adicionales  para  garantizar la zafra, ampliar la superficie cultivada  de caña de azúcar y diversificar su producción con la planta deshidratadora de  alcohol, proyecto para el cual se aprobó ayer los 34 millones de bolivianos.

La azucarera cuenta sólo con  el  30% de la caña sembrada requerida para operar a su máxima capacidad (12.490 hectáreas de caña sembradas). En la actualidad, apenas cuenta con 3.578 hectáreas disponibles para operar.

 

 

6
83

Otras Noticias