En 5 años, Quipus acumuló Bs 38,6 millones en pérdidas

La empresa social se encuentra en quiebra técnica, al tener un patrimonio neto negativo de Bs 41,3 millones, superior al valor de la suma de sus posesiones.
viernes, 26 de julio de 2019 · 00:34

Página Siete  /  La Paz

En cinco años de operaciones (2013-2018), la empresa estatal Quipus acumuló pérdidas por 38,6 millones de bolivianos, de acuerdo con datos del Sistema de Gestión Pública (Sigep), del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Sobre la base de  esa información, se sabe que Quipus registró balances negativos (sus gastos fueron superiores a sus ingresos) en 2015, 2017 y 2018, hasta totalizar 38,6 millones de bolivianos.

“La pérdida del último cierre de gestión (2018) fue de 15,7 millones de bolivianos, llegando a sumar una pérdida acumulada entre 2013 y 2018 de 38,6 millones (5,5 millones de dólares)”, se lee en el boletín Mediaciones, del economista Julio Linares.

Los déficit registrados por la estatal en 2015, 2017 y 2018 coinciden con los años en que el Estado no compró sus computadoras para las escuelas (ver gráfico).

“Los déficit se deben a la irregularidad de la generación de ingresos, bastante dependiente de contratos estatales dirigidos, lo cual determinó que entre 2015 y 2018, años en los que no se vendieron productos al Estado, la venta haya caído estrepitosamente”, explicó el experto.

Página Siete envió un cuestionario a la unidad de comunicación del Ministerio de Desarrollo Productivo para conocer su posición respecto a estos datos, pero hasta el cierre de esta edición no recibió respuesta.

Patrimonio negativo

Los continuos déficit registrados por la empresa estatal propiciaron, además, que en el balance general de sus cinco años de operaciones, Quipus registre un patrimonio negativo de 41,3 millones de bolivianos, por lo que se encuentra en quiebra técnica.

“Estos resultados, implican que la empresa se encuentra en quiebra técnica desde hace varias gestiones y no puede superar esta situación, pues ni vendiendo todo lo que tiene podría pagar todo lo que debe. Para 2018, el balance general muestra un Patrimonio Institucional Negativo de más de 41 millones de bolivianos, que se traduce en la pérdida que causó hasta el día de hoy”, manifestó Linares.

Por otra parte, de acuerdo con la información disponible en el Sigep, se advierte que la inversión hecha por la empresa sólo alcanzó  a 84,7 millones de bolivianos, el 6,9% del préstamo recibido por parte del Banco Central de Bolivia (BCB), que en global asciende a 365,6 millones de bolivianos, mientras que 280 millones de la moneda nacional se usaron para gasto corriente (pago de salarios,  aguinaldos, servicios y compra de materiales).

“Quipus  ha gastado recursos que deberían dirigirse a inversión, en rubros que no tienen retorno y no volverán a recuperarse”, puntualizó el economista.

La Empresa Social Quipus fue constituida en octubre de 2013, mediante el Decreto Supremo 1759, y depende del Ministerio de Desarrollo Productivo.

La compañía tiene como principal actividad la producción, ensamblado y comercialización de productos que son parte del Complejo Productivo Tecnológico, según información disponible en su página web.

Los equipos que principalmente produce son las computadoras Kuaa, destinadas a su uso en las aulas, pero también ensambla las computadoras portátiles Siwi y Kuarahy, que se venden a través de planes de pago a profesores y personal castrense.

Otro de los productos que produjo la empresa fueron los celulares Tinku y Heka. En marzo de este año anunció que ensamblaría televisores para la marcas china Haier, y a inicio de esta semana confirmó que en su planta armaría equipos de televisión de la surcoreana Hyundai.
 

Tiene 20 millones de dólares en inventarios

Los datos del Sistema de Gestión Pública (Sigep), analizados por el economista Julio Linares, muestran que la empresa estatal Quipus tenía unos 20 millones de dólares en productos disponibles en inventario, los cuales superan por mucho los activos fijos de la empresa.

“Otros aspectos que muestra el Balance General de Quipus es el de Inventarios, pues refleja la existencia de inventarios de productos por más de 20 millones de dólares”, señaló el experto, a través del boletín Mediaciones.

De acuerdo con Linares, esta es una situación “problemática”, ya que el tipo de bienes que produce Quipus tienden a volverse obsoletos con rapidez y disminuyen sus posibilidades de ser colocados en el mercado.

Respecto a los activos fijos de la empresa (equipamiento, inmuebles, vehículos), los cuales no se deprecian con tanta facilidad, estos llegan a sumar cerca de la mitad de lo que existe en inventarios, de modo que apenas llegan a 12 millones de dólares.

Linares acotó que por el lado del pasivo, se observan Cuentas por Pagar, que se refiere principalmente a deudas a proveedores, que llegan a 17 millones de dólares, cinco millones más que todo el activo fijo que posee.

“Esto se traduce en que Quipus es una empresa sin rentabilidad en sus actuales condiciones”, sostuvo el economista.

Los nuevos contratos sólo cubren el 7% de las ventas

Los nuevos contratos que Quipus firmó para el ensamblado de televisores para las compañías asiáticas Haier (China) y Hyundai (Corea del Sur), rubricados en marzo y julio, sólo cubren el 7% de las ventas  programadas para 2019, de acuerdo con un análisis de los estados financieros de la empresa estatal.

Para 2019, la empresa presupuestó una venta de productos por 173 millones de bolivianos, sin embargo, las alianzas estratégicas firmadas por el Gobierno con las empresas Haier y Hyundai  generarían apenas 12 millones de la moneda nacional, lo que significa sólo 7% de las ventas proyectadas para este año.

La ministra  Sifuentes con una TV Hyundai, el lunes.
Foto: Archivo / Página Siete

En marzo pasado, Quipus y Haier firmaron  un convenio interinstitucional para ensamblar televisores Smart en Bolivia, de entre 32 y 65 pulgadas.

De acuerdo con la ministra de Desarrollo Productivo, Nélida Sifuentes,  el acuerdo tendrá una vigencia de dos años y establece el ensamblado de al menos 300 mil  televisores en ese periodo.

 El ingreso estimado de este trato, según Sifuentes, será de cuatro millones de bolivianos.

Asimismo, el pasado lunes, la Ministra dio a conocer un segundo acuerdo, por el cual Quipus ensamblará   6.180 televisores para la surcoreana Hyundai, para que éstos sean comercializados en el  mercado nacional a “precios competitivos”.

La autoridad  agregó que se calcula que este año se pueda obtener más de 1,2 millones de dólares (aproximadamente ocho millones de bolivianos) en ingresos por concepto de ensamblaje de los televisores que se producirán para la empresa asiática.

 

 

23
364