Puerto de Arica anuncia aplicación de nuevas tarifas al Gobierno boliviano

Si se concreta el incremento, la Caneb asegura que la ASP-B debe asumir los costos, debido a que el importador boliviano hace un importe costoso por mover su carga. La compañía estatal no se refirió al tema.
martes, 30 de julio de 2019 · 00:50

Lidia Mamani /La Paz

Terminal Puerto Arica (TPA) anunció que a partir del 5 de agosto aplicará el cobro de nuevas tarifas a las cargas bolivianas, debido a que las actuales afectan su competitividad. Para ello convocó a la  Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) a negociar y llegar a un acuerdo.

La Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb) anticipó ayer su rechazo a cualquier  incremento de tarifas que pueda hacer la ASP-B, que es el agente aduanero acreditado por el Gobierno en los puertos de Arica y Antofagasta, en Chile, para el tránsito de mercadería desde y hacia el territorio boliviano.

“A fines de 2013 venció el último acuerdo tarifario con la ASP-B y, desde esa fecha  no ha existido avance en esta materia. Esta situación anómala requiere de una normalización, ya que afecta la competitividad y el nivel de servicio que el terminal ha comprometido con sus clientes importadores bolivianos”, detalla el comunicado de TPA.

El documento además señala que  por esta razón  la Empresa Portuaria de Arica (EPA) instruyó a TPA “normalizar” las tarifas entre ambas entidades, conforme a lo que indica el Manual de Servicios del Puerto de Arica.

Para ello, hizo extensiva una invitación a la ASP-B, con el fin de  “informales e invitarles a solicitar descuentos” a las “tarifas públicas” que están vigentes.

“De no realizarse el encuentro propuesto por la  EPA, serán las tarifas públicas del operador portuario las que regirán a partir del lunes 5 de agosto de 2019. Esta normalización busca establecer un sistema tarifario justo y transparente, con criterios objetivos y no discriminatorios para todos los clientes que operan por el Puerto de Arica”, precisa el documento oficial.

Este medio remitió sus consultas a la ASP-B, instancia en la que informaron que el tema  se encuentra en pleno análisis de la empresa con las instancias correspondientes y que luego emitirá un pronunciamiento.

El gerente general de la Caneb, Javier Hinojosa, confirmó a Página Siete que el tratamiento del ajuste de tarifas que busca ejecutar la EPA es de larga data y que ante ello  esperan que la ASP-B asista a las reuniones, de modo que se acceda a descuentos.

“Como gremio vamos a resguardar los intereses de nuestros asociados y considerando, además, que un eventual ajuste en las tarifas no debería afectar de ninguna manera a los importadores, porque la ASP-B tiene un colchón para hacer frente a este ajuste anunciado”, afirmó.

El representante del sector sugirió que ante este panorama  la ASP-B, en representación de los comerciantes bolivianos y los intereses del país,  debe obtener   beneficios que deben llegar al importador final.

“Está muy claro que la tarifa que nos cobra la ASP-B resiste cualquier revisión que se haga, porque el importador no va a asumir (el incremento) porque de hecho está pagando tarifas elevadas”, enfatizó Hinojosa.

Los cobros

En una reciente publicación que hizo este medio, a  base de declaraciones de los importadores se informó  que la empresa que administra el puerto de Arica (TPA) cobra 31,24 dólares a la ASP-B por cargar o descargar un contenedor de 20 pies, que es la más usada en el rubro.

 Pero la administradora boliviana, por ese mismo cargamento, cobra a los empresarios bolivianos 119,92 dólares.

Para la carga o descarga de un contenedor de 40 pies, la concesionaria chilena  cobra 32,54 dólares, pero la ASP-B entrega el contenedor por 146,17 dólares.

 Fuentes cercanas a la TPA descartaron que  se quiera encarecer el costo al importador boliviano, sino que se busca “regularizar” sus  tarifas con la ASP-B.

 Sistema portuario

  • Burocracia En mayo pasado, el transporte pesado afirmó que los papeleos y  altos cobros que hace la Administradora de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) en el puerto de Arica, Chile, afectan a su sector y a las empresas exportadoras e importadoras que operan en el lugar.
  • Comercio De acuerdo con las estadísticas de movimiento de carga de contenedores de despacho de importación, en 2018 por Arica se contabilizó 41.072 carguíos, de los que los despachos directos (20 y 40 pies) sumaron 1.881, y los  indirectos superaron las 39.191 cargas.
  •  Labor La ASP-B tiene presencia en Arica y Antofagasta, en Chile; e Ilo y Matarani, en territorio peruano. También en Puerto Busch, Villeta, Rosario, Nueva Palmira y Montevideo.

 

12
81

Otras Noticias