Cepal: Bolivia creció 4% a marzo y tiene baja producción de gas

La comisión señaló que el país arrastra una caída en el sector de los hidrocarburos desde 2014, que se acentuó el último trimestre de 2018 y no es revertido.
jueves, 01 de agosto de 2019 · 01:00

Lidia Mamani / La Paz

 La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó ayer que al primer trimestre de este año, Bolivia registró un crecimiento económico del 4%, no obstante, advirtió una caída en la producción de gas natural, que se repite desde 2014.

“Durante el primer trimestre de 2019, República Dominicana y el Estado Plurinacional de Bolivia fueron las economías que mayor crecimiento registraron dentro de la región, un 5,7% y en torno al 4,0%, respectivamente”, comunicó la Cepal en su informe Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019, que fue publicado ayer por el organismo.

En la lista siguen Panamá, con 3,1%; Guatemala, con 3%, y Colombia, que llegó al 2,8%.

A diferencia de los anteriores, la Cepal apunta que cinco economías se contrajeron entre enero y marzo de este 2019: Argentina, Nicaragua, Paraguay, Uruguay y Venezuela. Mientras que Brasil se desaceleró en 0,46%.

Situación de los hidrocarburos

  Por otro lado, el informe también menciona que hay una contracción del volumen exportado del grupo de países exportadores de hidrocarburos, que obedece principalmente al colapso de las exportaciones de petróleo crudo que hace Venezuela, y al descenso de las exportaciones de gas natural de Bolivia.

“En el caso de las exportaciones de gas natural boliviano, se observa una tendencia a la disminución de la producción de este hidrocarburo a partir de 2014, que se acentuó en el último trimestre de 2018 con una baja del 24% respecto del mismo  período del año anterior y que no se ha logrado revertir en los primeros tres meses de 2019”, detalla el trabajo elaborado por la Cepal.

A fines del mes pasado, el ministro de Economía, Luis Arce, afirmó que los indicadores económicos en Bolivia gozan de “muy buena salud”, ya que crecen por encima del 4%, excepto los de la exportación de gas natural a Argentina y Brasil.

“La única excepción es el tema de la exportación de volúmenes de gas a Argentina y Brasil, el gas, el sector hidrocarburos que tiene problemas, pero el resto de los sectores tienen una tasa de crecimiento por encima del 4%, hasta el momento”, señaló en junio.

A estas declaraciones se suma que el lunes reconoció la caída de ingresos del sector de los hidrocarburos e  instó  a las alcaldías y gobernaciones a generar sus ingresos y no depender del gas.

Con base en datos del Ministerio de Hidrocarburos, este medio informó que en 2018 la producción de gas natural cerró con 51,5 millones de metros cúbicos día (MMmcd), uno de los más bajos volúmenes desde 2014, cuando registró su pico máximo con  61,3 MMmcd, es decir, al menos 10 MMmcd menos.

Hasta marzo de la presente gestión, el nivel continuó a la baja, ya que el promedio diario que se registró fue de 35,6 MMmcd.

El martes, el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, afirmó que la producción de gas actual en el país se encuentra en 58 MMmcd y que en las próximas semanas se prevé la incorporación de otros 3 MMmcd.

El Banco Central mantiene su previsión del PIB por encima del 4%

El Banco Central de Bolivia (BCB) afirmó ayer que mantiene la previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia por encima del 4% para esta gestión. En febrero pasado, el Gobierno calculó que la tasa cerrará con 4,5%.

El presidente del ente emisor, Pablo Ramos, apuntó que la demanda interna impulsará otra vez el crecimiento económico.

“Existe la plena confianza de que en el segundo semestre la dinamización de la economía, especialmente en lo que se refiere a la inversión, permitirá superar el 4% de crecimiento, que es una meta muy alta, tomando en cuenta lo que sucede en América Latina”, señaló Ramos, según un comunicado de prensa.

La autoridad recordó que Bolivia fijó en la Decisión de Ejecución del Programa Fiscal Financiero, documento suscrito cada año con el Ministerio de Economía, una meta de crecimiento de 4,5%, pese a la coyuntura mundial que mantiene a la baja la expansión de los países vecinos.

Ramos afirmó que desde el Gobierno se trabaja con el objetivo de cumplir la meta de crecimiento del PIB, con la redistribución de los ingresos y la estabilidad de los precios en el mercado.

En ese contexto, mencionó que el sector agropecuario, considerado “la despensa de los bolivianos”, será uno de los motores de la economía nacional, porque su dinamismo permitirá mantener la estabilidad de los precios de la canasta familiar.

En su criterio, la estabilidad cambiaria de la moneda nacional con relación al dólar se mantendrá, ya que la modificación del tipo de cambio puede provocar inestabilidad en el mercado y afectar el poder adquisitivo de los salarios de los trabajadores.

El reporte de abril pasado, que emitieron por separado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), muestra coincidencia al señalar que la economía boliviana cerrará 2019 con una expansión del 4%, un porcentaje que le da el “liderazgo” entre los países de la región y el segundo de América Latina.

En la misma línea, el porcentaje presentado ayer por la Cepal coincide con las previsiones de los otros dos organismos internacionales de economía.

 

 

32
29