Tariquía: cabildo tarijeño exige anular los contratos petroleros

El conflicto se inició a raíz de la promulgación de dos leyes para la exploración y explotación de los campos San Telmo y Astillero.
miércoles, 21 de agosto de 2019 · 00:04

Marcelo Blanco  / La Paz

“ Tariquía no se toca. Tariquía se respeta”, fueron los  gritos de los más de 300 indígenas marchistas, quienes  arribaron ayer a Tarija luego de seis días de caminata. Entre aplausos, cientos de ciudadanos se sumaron para protagonizar un cabildo en la plaza principal  que, entre sus principales puntos,  determinó exigir al Gobierno la anulación de los contratos petroleros, para preservar la reserva natural.

La presidenta del Comité de Defensa del Cantón Chiquiacá, Elizabeth Estrada, tomó la palabra en el cabildo y relató que durante todo el camino recibieron el apoyo de la gente que les proporcionó comida y cobijo. “Debemos estar unidos, nosotros queremos aclarar que esta marcha no es política. Ojalá nuestro Presidente nos escuche porque nosotros somos campesinos, no somos políticos”, aseguró.

Universitarios, profesionales de diferentes ramas, activistas de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDH) de Tarija, senadores y dirigentes deportivos   reforzaron la marcha que   recorrió más de  157 kilómetros de distancia y ayer  ingresó a la ciudad.

Los representantes  exigen la disolución del contrato con la empresa Petrobras con el  argumento de que se vulnera la Carta Magna al no haberse realizado la consulta previa. “Esta marcha es el ejemplo de la mujer de Tariquía, que sin pensar ha dejado su casa por defender la Reserva”, dijo Andrés Aguirre, activista ambiental, en medio de lágrimas.

Otra activista relató brevemente la historia del conflicto: “Desde  2018 se vienen realizando reuniones manipulando a algunos compañeros y a algunas autoridades. Nos engañaron por un plato de comida, haciéndonos firmar con engaños y mentiras, (…) ellos sólo se interesan en saquear nuestras riquezas”, manifestó en una especie de poema de protesta la activista de la comunidad de Chiquiacá, ubicada en la reserva. 

En abril de 2018,  el  presidente Evo Morales promulgó dos leyes para la exploración y explotación de los campos San Telmo y Astillero en Tariquía. Por  temor  a la contaminación, los  comunarios  instalaron bloqueos para evitar el ingreso de funcionarios de YPFB  y Petrobras que pretendían dar inicio a los trabajos.

 

 Resolución  de Tarija

  •  Uno  A dos años de la primera marcha, los comunarios de Tariquía son  obligados a salir otra vez para denunciar  el accionar de las empresas petroleras y el Gobierno.
  • Dos  Denunciar a nivel nacional e internacional la injusticia y violencia vivida en Chiquiacá y en todas las comunidades del interior del área protegida.
  •  Tres Exigimos al Gobierno y a los ministerios de Justicia e Hidrocarburos que respeten nuestros derechos como  organizaciones campesinas.
  •  Cuatro Desconocer al actual  directorio del comité de gestión de la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía por su complicidad con el Gobierno. 
  • Cinco Denunciar al personal del   Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) por incumplimiento de deberes.
  •  Seis Exigimos a las autoridades de Gobierno la anulación de los contratos petroleros y bloques situados al interior de Tariquia.
  • Siete Denunciar el desconocimiento del nuevo plan de manejo y rezonificación del área protegida.
  • Ocho   No permitir, por ningún punto el ingreso de empresas extractivistas, y responsabilizamos a las autoridades  por cualquier acto de violencia.
  •  Nueve Convocar a las autoridades e instituciones del departamento de Tarija a comprometerse en la  lucha  contra las empresas petroleras.

 

7
1