Un avión de BOA pierde parte de su fuselaje en vuelo

A inicios de agosto, en 24 horas, la aerolínea registró incidentes en dos de sus naves.
domingo, 25 de agosto de 2019 · 00:04

Página Siete/  La Paz 

En pleno vuelo desde Cochabamba hasta Santa Cruz, el viernes,  un avión  de Boliviana de Aviación (BOA)  perdió parte de su fuselaje. Este hecho se suma al menos a 13 que los aviones de la línea aérea del Estado sufren desde 2018.  

Hasta el cierre de edición de este medio, la empresa aérea no se refirió a este nuevo incidente, que fue denunciado por los pasajeros que se encontraban en la aeronave. De acuerdo con Los Tiempos, BOA anunció la llegada de un equipo especializado de Boeing para buscar soluciones a la cadena de hechos  que vienen registrando sus  aviones. 

Según los pasajeros, este último problema se registró el viernes en la noche, en el vuelo 63 que despegó  del aeropuerto Jorge Wilstermann de  Cochabamba con rumbo a Santa Cruz.  A las 11:43, aproximadamente, escucharon un ruido persistente.  “Al aterrizar se nos informó que ese ruido se debía al desprendimiento de una parte del fuselaje”, se lee en correo electrónico dirigido a varias fuentes de BOA, con el subtítulo de “Desprendimiento de fuselaje 3086”.

El mensaje, al que tuvo acceso Los Tiempos, indica  que “no hubo afectación notoria en la aerodinámica” del avión. El incidente se produjo en la nave Boeing 767 30W.  En este último problema no se  reportaron daños personales, pero los afectados  elevaron sus reclamos a través de las redes sociales.

Con éste, BOA suma más de una decena de incidentes  aeronáuticos en lo que va del año. En agosto  suman  tres. En los primeros días del mes, dos aviones tuvieron problemas en menos de 24 horas. Uno presentó desajustes con su  tren de aterrizaje,  en el  aeropuerto de  La Paz; mientras que   otro tuvo  problemas eléctricos cuando carreteaba en el aeropuerto de Miami, EEUU.  “Estábamos empezando a carretear, ya en la operación de despegue, y se escuchó un fuerte ruido y el avión quedó a oscuras y se detuvo. El piloto avisó del problema eléctrico y que un equipo resolvería el problema. Casi una hora después empezó a moverse otra vez y nuevamente se cortó la luz. Quedamos a oscuras y sin aire acondicionado, en el calor de Miami”, contó entonces Jennifer M. a Brújula Digital.

 

 

4
135