CAO: 60 mil cabezas de ganado fueron afectadas por incendios

“Se vienen tiempos difíciles”, sostuvo Óscar Justiniano. El ministro Cocarico aseguró que el Senasag brindó atención oportuna al ganado vacuno en Roboré .
viernes, 30 de agosto de 2019 · 00:04

Página Siete  /  La Paz

Hasta el 25 de agosto, más de 60.000 cabezas de ganado se vieron afectadas por los incendios en diferentes zonas de Santa Cruz, de acuerdo con estimaciones del primer vicepresidente de la Cámara de la Cámara Agropecuario del Oriente (CAO), Óscar Justiniano.

Según  el ejecutivo de la CAO, para los ganaderos la emergencia recién comienza. Explicó  que en la región  el ganado se ha quedado sin alimento y sin agua y que los predios en los cuales son criadas las reses han quedado destruidos por el fuego.

“Según datos oficiales,  al 25 de agosto había más de 60.000 cabezas de ganado afectadas por los incendios. Dado que para esos animales y esos productores, la emergencia recién empieza, ya que  al tener afectaciones en los campos se les ha quemado la comida, se les ha acabado el agua y fundamentalmente los predios han quedado devastados en todo los que son los perimetrales, los alambres y las divisiones, entre otras cosas”, explicó Justiniano.

El ejecutivo agregó que se vienen meses difíciles para el sector ganadero en Santa Cruz. Por ello –dijo–, actualmente se trabaja en planes de mitigación, que se pondrán en marcha una vez que pase la emergencia  por los fuegos.

“Se vienen tiempos difíciles, para lo cual habrá que hacer las evaluaciones y poner en marcha los planes que se están elaborando en este momento y que se aplicarán una vez pase la emergencia. Ahora tenemos otras cosas de las cuales ocuparnos”, manifestó.

Asimismo indicó que por el momento no se han realizado evaluaciones de la afectación de los incendios a los cultivos de soya, maíz, sorgo, entre otros. Sin embargo, apuntó que estas tierras son poco propensas a ser afectadas por el fuego, ya que están bajo constante vigilancia y los productores cuentan con la maquinaria y los recursos para apagar los incendios.

Ganado fuera de peligro

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó ayer que, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), se brindó atención oportuna al ganado vacuno en el municipio de Roboré. 

Añadió que las reses   están fuera de peligro tras el incendio. “El Senasag ya está trabajando, aquí en Roboré. Los animales están fuera de peligro”, explicó. 

Informó que similar trabajo se realiza en los municipios de Puerto Suárez, San José de Chiquitos y San Ignacio de Velasco, donde se habilitaron subcentros para la atención al ganado vacuno. 

Además, dijo que equipos del Senasag realizan visitas en cada propiedad para ver las necesidades de los  ganaderos. 

“Con ellos estamos interviniendo comunidad por comunidad, propiedad por propiedad para poder desparasitar, para poder reconstituir, darles sal mineral o suero, lo que necesite el animal, para de esa forma salvarlos  y no bajar el nivel de producción que tenemos”, refrendó. 

Por otra parte, Cocarico anunció que en las próximas horas se reunirá con comunarios de Taperas con el objetivo de elaborar un plan de recuperación tras los incendios forestales.

INRA señala que no dotó tierras en la Chiquitania desde 2018

El director de Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Roberto Polo, afirmó el jueves que no se otorgaron tierras en las áreas en las que se registraron los focos de calor en la región de la Chiquitania, en el departamento de Santa Cruz desde 2018. 

“Nosotros desmentimos categóricamente a la población en general que los focos de calor hubieron sido a raíz de los asentamientos. Reitero: no tenemos asentamientos desde 2018 y en la actualidad no se están haciendo asentamientos”, explicó a los medios estatales. 

Subrayó que no se otorgaron tierras en la Chiquitania, porque son áreas fiscales no disponibles. Lamentó que algunos sectores pretendan politizar el incendio que se registró en esa región del país, tomando en cuenta que es una zona boscosa, donde no se emitieron  autorizaciones. 

“Nos llama la atención cómo están politizando el tema, ya que la información clasificada que se tiene como Estado claramente muestra que en estas áreas no ha habido asentamientos y no es producto de ese tema el incendio”, insistió.

 Sin embargo, de acuerdo con varias denuncias presentadas por  diversas  colonias y comunidades  en Santa Cruz, el INRA habría dotado de  forma irregular o fuera de norma al menos un millón de hectáreas en Roboré, San Rafael y San Miguel, entre otros municipios, según consta   en varias denuncias realizadas por colonias y comunidades, señaló el abogado  Mauricio Rojas Orellano, quien representa a varios de los afectados. 

Por otra parte, informó que el INRA coadyuvará con la pausa ecológica, que instruyó el presidente Evo Morales, como parte de las acciones del Gobierno para atender la emergencia. 

“El INRA para precautelar estos aspectos ha determinado desde un inicio que no se va a hacer ningún trabajo en el sector, se ha suspendido todo, se ha instruido a la Unidad de Catastro, a nivel nacional, que no se va a permitir la mutación, la transferencia de bienes en el lugar, ni nada por el estilo”, refrendó.
 

Justiniano dice  que el decreto  de quemas  es para el  Beni

El primer vicepresidente de la Cámara de la Cámara Agropecuario del Oriente (CAO), Óscar Justiniano, afirmó ayer que el Decreto Supremo 3973, aprobado el 9 de julio pasado, beneficia a las tierras de Beni, donde sólo hay pastizales.

“El  decreto  (3973) es cabalmente para las tierras de Beni, el cual es un departamento que ha sido sometido al no  tener en su territorio más que pasto”, afirmó.

 En su criterio, esta situación no puede continuar en un sector económico como es la  ganadería,  la cual se prevé que sea un pilar fundamental para generar ingresos, mismos que necesita el país para su crecimiento. 

“Por eso, cuando se habla de expansión productiva en Beni, se trata de pasar  de tener una pastura a poder complementar ésta  con cultivos”, consideró Justiniano.

 Aunque también aclaró que esta situación no  conlleva  tumbar montes, porque en Beni hay pampas, que son diferentes a las de Santa Cruz, donde se hacen labores  y, por el tipo de suelo que hay, les  permite  tener un mejor rendimiento.

 Por otro lado, mencionó que desde hace tiempo su sector trabaja para tener marcos normativos, de los cuales son respetuosos.

El presidente de la Confederación de Ganaderos de Bolivia, Ciro Pereyra, pidió  al presidente Evo Morales no derogar las normas “cuestionadas” como el Decreto Supremo 3973 y la Ley 741, porque de lo contrario se matará a la “gallina de los huevos de oro”.

“Presidente, las normas cuestionadas  están bien pensadas y bien elaboradas (…) y no deben derogarse”, demandó Pereyra.

 El decreto 3973  legaliza las “quemas controladas” en  Beni y Santa Cruz. Mientras que la 741, de septiembre de 2015, autoriza y amplía el desmonte de 5 a 20 hectáreas en pequeñas propiedades.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

1
15