Gas boliviano en Brasil costará 40% menos, según reguladora

La reducción se debe al final del período de amortización de las inversiones realizadas en la construcción del gasoducto Brasil-Bolivia, que opera desde 1999.
miércoles, 07 de agosto de 2019 · 00:35

Página Siete /La Paz

En Brasil esperan que el precio del gas natural boliviano cueste un 40% menos que el fijado por contrato vigente hasta este año, debido a que el gasoducto entre Brasil y Bolivia ya fue amortizado, según la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) de Brasil.

El organismo regulador que supervisa las actividades realizadas por las industrias del petróleo, gas natural y biocombustibles en el país,  según  una nota del portal  O Globo, “espera que la renegociación de los contratos de importación de gas natural de Bolivia conduzca a una reducción de al menos un 40% en los precios del combustible”.

Sobre el tema el columnista de Globo, Ancelmo Gois, señaló  que debería ser la primera señal de la reducción en los precios del gas, prometida por el plan del gobierno de Brasil  y así abrir el sector a la competencia.

La ANP hizo una llamada pública a empresas interesadas en contratar gas de Bolivia, prediciendo que el precio del transporte de este gas caerá de   7,50 dólares por millón de BTU (unidad internacional que mide el gas natural) a por lo menos  4,50 dólares. 

La reducción se debe al final del período de amortización de las inversiones realizadas en la construcción del gasoducto Brasil-Bolivia, que comenzó a operar en 1999.

En el nota también menciona que en diciembre próximo Petrobras contratará la compra de 18 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de un total de 30 MMmcd. Con esto, el sector privado podrá negociar con Bolivia la compra de estos volúmenes y compartir el gasoducto con el Estado.

Por lo tanto,  desde la fecha hasta el 6 de noviembre próximo vence el plazo de inscripción de empresas interesadas. 

Según el cronograma, la ANP divulgará el resultado con el nombre de los ganadores y los volúmenes que se contratarán a fines de noviembre.

 El director general de ANP, Décio Oddone, dijo que para octubre se definirá el monto exacto de la tarifa. Y no descartó que incluso pueda ser inferior a  4,50 dólares, según la publicación hecha en el vecino país.

Es el primer movimiento en la reducción de los precios del gas en el país. El precio de envío se reducirá al menos en un 40%.

 Es decir, aquellos que contraten gas de Bolivia tendrán una reducción de tres dólares por millón de BTU  y en el mercado competitivo, por supuesto, se transferirán a los consumidores.

Según el análisis del medio brasileño, abrir el oleoducto a otras compañías creará competidores en un mercado dominado hoy por Petrobras y favorecerá en la caída de los precios del combustible para industrias y generadores de energía.

 Rivaldo Moreira Neto, socio de la consultora Gas Energy, indicó que además de los menores costos de transporte, el aumento en la producción de gas natural Presal también debería hacer bajar el precio del gas de Bolivia.

Este medio consultó a YPFB sobre la posible reducción de precios, pero dijeron que hoy se pronunciarán sobre el tema

El investigador de la Fundación Jubileo  Raúl Velásquez  afirmó que  desde  hace más de un año se advirtió que se venían importantes cambios en la relación comercial con  Brasil y un nuevo contrato seguramente implicará ajustes en cuatro variables (volumen, precio, plazo y comprador).

“Además que el cierre del contrato  supone también varios cambios debido a que luego de diciembre hay un plazo de 12 meses para la reposición de la Energía Pagada y No Retirada (EPNR) por Brasil”, anticipó  Velásquez.

Hugo del  Granado, en una anterior entrevista.
Foto: Archivo / Página Siete

Decisiones del Gobierno de Brasil afectarán a Bolivia, Del Granado

Las decisiones que el Gobierno  de Brasil toma respecto a Petrobras  afectan a Bolivia de manera directa, anticipó el experto en hidrocarburos Hugo del Granado.

Mencionó que por el “Acuerdo de Cesación”, firmado con el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), Petrobras ya no tendrá el control del gasoducto de exportación (GTB, en el que Bolivia tiene el 12% y Petrobras el 51%).

Además que la posición de Petrobras respecto a Bolivia, es reducir el volumen a importar, para el efecto están negociando un nuevo contrato.

 No obstante, Del Granado dio cuenta que las informaciones que brindan las autoridades bolivianas sobre la culminación  del contrato  son  contradictorias e incompletas, tanto de su prolongación como de los volúmenes pendientes.

Por ejemplo, en junio pasado, citó que el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, afirmó que el contrato se extendería hasta el 2028, pero que Bolivia debe entregar volúmenes adicionales hasta el 2026 y habrá otra ampliación hasta el 2036.

 Otra de las observaciones que hizo el analista es que el ministro sostenga que  la ventaja que tiene Bolivia frente a la competencia brasileña, ante la retirada de Petrobras del negocio gasífero, es el gasoducto totalmente amortizado.

“El ministro olvida que los precios del GNL se encuentran por debajo del precio de venta del gas boliviano, lo que anula la ventaja que se tendría de contar con un ducto. Adicionalmente supone que como Bolivia vende el gas a seis dólares el millón de BTU y Petrobras lo revende a 15 dólares el millón de BTU, se tendría la oportunidad de participar de ese margen con mejores ingresos para el país”, resaltó.

 Otro dato que olvida Sánchez es que el Gobierno brasileño está en procura de minimizar ese margen para bajar el precio al consumidor final y no para dárselo a YPFB. “Lo  que deben hacer las autoridades es extremar el ajuste de la cadena de costos para ser competitivo, esto quiere decir, entre otras cosas, eliminar el despilfarro”, consideró.

Punto de vista

Álvaro ríos  Exministro de Hidrocarburos
Son tarifas que tienen que negociar

La ANP  está hablando de los precios del ducto depreciado que tienen en el lado brasileño, que han bajado casi en un dólar por millón de BTU en el transporte debido a su depreciación. Entonces hacen referencia que van a bajar en las tarifas del transporte que se realizan por el gasoducto  Bolivia-Brasil.

En el caso de Bolivia es conveniente que esas tarifas bajen, porque el gas boliviano se hace competitivo para llegar al área de mayor consumo, que es San Pablo, capital de Brasil.

Pero también tenemos que tomar esto con cautela porque el gas que se inyecta en la costa brasileña también goza de este beneficio para transportar gas en sentido inverso.

Entonces esta reducción a la que hace referencia la ANP es del sistema del transporte, entonces  para Bolivia puede ser beneficioso siempre y cuando sepamos tomar los mercados.

Tienen que ir a competir con el precio del GNL que está entre cuatro y cinco dólares el millón de BTU, pero además está el gas del Presal, que comenzó a incrementar su volumen; además en los siguientes meses  ingresarán más producción, con lo cual habrá más competencia.

Las tarifas del transporte pueden afectar en cualquier sentido, porque el ducto es bidireccional. La ANP no  está hablando del precio del gas en frontera, sino de la tarifa del transporte que habrá que negociar.

No impactará en el precio del gas si es que Bolivia consigue clientes cerca a la frontera, le será beneficioso, pero si consigue lejos, ahí se verá afectado.

10
58