BCB reafirma PIB de 4,5%, pese a bajas previsiones de tres entes

En su Informe de Política Monetaria, presentado ayer, el ente emisor revisó a la baja la cifra de inflación acumulada hasta fin de año, que pasó de 4% a 3,5%.
jueves, 08 de agosto de 2019 · 00:04

Manuel Filomeno  /  La Paz

El Banco Central de Bolivia (BCB), en su Informe de Política Monetaria (IPM), reafirmó ayer su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país en 4,5% para 2019, pese a  los cálculos de tres organismos internacionales que pronostican una expansión menor, de máximo un 4%.

Asimismo, el BCB revisó a la baja la tasa de inflación acumulada para este año, de 4% a 3,5%.

“Los resultados del primer semestre de 2019 dan muestra de la acertada implementación de las políticas económicas. Dicha senda de estabilidad y crecimiento se mantendrían durante la segunda mitad de la gestión, estimándose que al cierre del año la inflación alcance una tasa en torno a 3,5%, mientras el crecimiento de la actividad se situaría alrededor del 4,5%”, detalla el IPM.

Sin embargo, de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el crecimiento del país para la presente gestión no superará el 4%.

En abril, el FMI bajó su previsión de crecimiento para Bolivia de 4,2% a 4%, debido al escenario de desaceleración económica mundial, el recrudecimiento de las tensiones comerciales y el aumento de los aranceles entre Estados Unidos y China, y la agudización de la incertidumbre por las políticas de varios países.

Por su parte, el Banco Mundial (BM) disminuyó de 4,3% a 4% su previsión de  crecimiento del PIB boliviano para este año. Sin embargo, el organismo internacional resaltó que el indicador del país se mantendrá como el más alto de América del Sur.

Algo parecido sucedió con la Cepal, que a pesar de destacar el crecimiento de la economía boliviana en el primer trimestre de 2019, situándola junto con República Dominicana como las economías con mayor crecimiento en la región, redujo su previsión de crecimiento para el país de 4,3% a 4%, debido al complejo escenario externo y a una reducción en los ingresos por las exportaciones de gas natural.

De acuerdo con el analista financiero Jaime Dunn, este año Bolivia crecerá un 4%, si se toma en cuenta que la ejecución presupuestaria estatal a junio llegó al 31%, y se le incorporan la reducción de los precios y los volúmenes exportados de gas.

“El BCB mantiene el crecimiento previsto en 4,5% apostando aún más a la  demanda interna, producto de la alta inversión pública. Sin embargo, la ejecución presupuestaria del 31% a junio y la caída de los precios de los hidrocarburos  hacen pensar que el crecimiento estará más cercano al 4%, el cual no deja de ser un crecimiento estadísticamente importante”, indicó.

El experto agregó que es clave ver la manera en la que el país crece, más allá de la sola cifra. 

“Bolivia crece con gasto, deuda y consumo de reservas. Por eso, los déficit fiscal y comercial se mantienen altos y  hacen que este crecimiento sea cada vez más difícil de sostener y, además, muy peligroso. Bolivia ya tiene el déficit fiscal más grande de Latinoamérica (después de Venezuela), mientras que las tasas de crecimiento son cada vez menores desde 2014”, indicó.

Dunn señaló que el PIB boliviano  está muy relacionado al precio de las materias primas, en especial del petróleo, que está a la baja debido a  la guerra comercial entre Estados Unidos y China, lo que ocasionó que el precio del  barril de crudo pierda casi el 20% de su valor en un mes.

Sobre el mismo tema, el expresidente del BCB, Juan Antonio Morales, opinó que debido a las presiones internas y externas, el crecimiento de la economía boliviana se situará alrededor del 3,8% este año, aunque apuntó que hacer pronósticos es  difícil y tiene un alto margen de error.

“La caída de los ingresos por el gas, la presión de los mercados por la guerra comercial y la desaceleración general de la economía mundial van a tener un efecto en el crecimiento del PIB del país, por eso yo estimo que éste rondará el 3,8% en 2019, un crecimiento importante”, apuntó.

Respecto a la inflación, ambos expertos opinaron que la proyección del BCB (3,5%) es acertada y hasta podría ser menor, por la política cambiaria.

 “Muy posiblemente la inflación esté dentro de los parámetros que menciona el BCB, porque internacionalmente  la inflación se mantiene baja, y con el tipo de cambio fijo los precios nacionales tienden a alinearse con los precios internacionales y no están subiendo”, dijo Morales.

 En la misma línea, Dunn acotó que el índice de precios al consumidor (IPC)  a fin de año se situará cerca al 2%, si se toma en cuenta que al primer semestre de 2019 se ubicó en 0,81%. Asimismo, el analista señaló que la baja inflación del país es una señal positiva, ya que la estabilidad de precios reduce la incertidumbre.

Gobierno prevé un PIB de  $us 43.974 MM

  • Previsión Durante su discurso por el 194 aniversario de Bolivia, el presidente Evo Morales calculó el martes que este año el producto interno bruto (PIB) cerrará en 43.974 millones de dólares, la cifra es menor en 947 millones de dólares a la proyectada en el Presupuesto General del Estado 2019. No obstante, no mencionó con cuánto cerrará el crecimiento económico este año.
  • Visión Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ivo Blazicevic, afirmó que el sector  afronta una difícil situación, con una caída del 16% de sus ingresos en el primer trimestre del año. “Es necesario un cambio de visión, ajustar el modelo, mirar el mundo como nuestro mercado en lugar de mirar la demanda interna y dejar de hacer política con los salarios”.

El país mantendrá medidas contracíclicas

El asesor principal del Banco Central de Bolivia (BCB), Raúl Mendoza, anunció ayer que el país mantendrá la aplicación de políticas contracíclicas para frenar los efectos de un contexto internacional adverso y la incertidumbre, la que se acentuó desde hace días con la denominada “guerra de monedas” entre Estados Unidos y China. 

Mendoza señaló que las políticas contracíclicas establecen aplicar medidas contrarias a lo que hacen otros países, como fortalecer su economía interna y acentuar la inversión pública para evitar choques externos, y eso permitió a Bolivia registrar importantes tasas de crecimiento en medio de una caída de precios de las materias primas.

“Las políticas implementadas han permitido contrarrestar estos efectos, por eso le llamamos políticas contracíclicas y han permitido que Bolivia alcance las mayores tasas de crecimiento en precios bajos de las primas caídas”, dijo en el Informe de Política Monetaria-Julio 2019. 

En ese sentido, indicó que ante una elevada incertidumbre que continuará hasta finales de este año, el país mantendrá su estabilidad cambiaria, a diferencia de otras naciones que modificarán sus tipos de cambio para enfrentar la guerra comercial externa. 

Además, señaló que se mantendrá la orientación expansiva para garantizar el sostenimiento de la liquidez de la banca. 

También manifestó que las políticas que adoptará Bolivia, además de sus “colchones financieros”, que representan 23% del Producto Interno Bruto, entre reservas internacionales y otros activos, le permitirán al país hacer frente a una serie de “choques exógenos”, como tensiones comerciales, débil recuperación de las materias primas y cambios en las políticas monetarias.

 

Más de
16
33

Otras Noticias